Sanidad

La Junta espera que los tribunales no tumben el nuevo toque de queda al caer el sol

15 enero, 2021 13:19

El vicepresidente de la Junta, Francisco Igea, anunció este viernes las nuevas medidas que entrarán en vigor desde este sábado en Castilla y León para frenar la acusada curva vertical que está dejando récords de contagios en la comunidad y varias provincias. 

Ante estos hechos, anunció, como la principal medida, el toque de queda a las 20 horas, adelantándolo dos horas con respecto a la actual. A ellas se suman un máximo de 25 personas en los lugares de culto, reuniones sociales de un máximo de cuatro personas y el confinamiento provincial desde este mismo sábado a las 20 horas. 

Sin embargo, la medida que suscita más polémica es el adelanto del toque de queda. De hecho, este mismo jueves, la propia Junta de Castilla y León anunciaba, a través del propio Igea y la consejera de Sanidad, Verónica Casado, que habían pedido un adelanto del toque de queda al Gobierno, ya que el actual estado de alarma no se lo permitía. 

Pese a ello, el vicepresidente ha sorprendido con el anuncio que, con todo, tendrá que ser ratificado por la Justicia. Según dijo, los servicios jurídicos de la Junta han asegurado que es correcto ya que en la actual prórroga del Decreto de Estado de Alarma se permite limitar la movilidad durante el periodo nocturno, y a las 20 horas ya es de noche. "Lo que dice el Decreto es que la movilidad se puede limitar durante el horario nocturno. Y el horario nocturno comienza a las 20 horas", aseguró Igea. 

En el horizonte de anteponer la limitación de la movilidad a las 20 horas se encuentra, precisamente, que la "actividad se traslade a los domicilios" para así limitar el contacto social lo máximo posible dañando lo mínimo posible a la economía. "Mantener terrazas con las medidas de seguridad creemos que no entraña mucho más riesgo", afirmó. 

Por eso ha sido así la decisión final, a la espera de la justicia, y no limitar el horario de los comercios no esenciales. "Tendríamos que mirar cuáles eran esenciales o no. Hay mayor riesgo jurídico y afecta menos a lo epidemiológico". 

De hecho, y ante las aseveraciones del Gobierno en las que afirma que no es posible, la Junta mantiene su decisión al amparo del artículo 10 del Decreto que dice que la autoridad competente en cada comunidad podrá en su ámbito territorial, a la vista de la evolución de los indicadores sanitarios, epidemiológicos, sociales, económicos y de movilidad "modular, flexibilizar y suspender" la aplicación de las medidas previstas en los artículos 5, 6, 7 y 8.

Es el artículo 5 el que regula la limitación de la libertad de circulación de las personas en horario nocturno.

Asimismo, desde el Gobierno autonómico se ha asegurado que se ha informado y comunicado al Ministerio de Sanidad antes de su entrada en vigor de las medidas que se han acordado este viernes, que suponen adelantar el toque de queda a las 20 horas y reducir las reuniones a cuatro personas, así como limitar a un tercio el aforo en los lugares de culto.