Sanidad Por el contrario, en Andalucía la tasa se sitúa en las 329,27 pruebas por cada mil habitantes, la más baja.Asimismo, las comunidades autónomas realizaron 514.489 PCR y 287.578 test de antígenos.

Castilla y León realiza 37.698 pruebas diagnósticas de COVID-19 en la última semana, un 3% más

11 enero, 2021 18:51

Castilla y León llevó a cabo un total de 37.698 pruebas para detectar el COVID-19 entre el 1 y el 7 de enero, lo que supone un tres por ciento más, al contabilizar 19.245 PCR y 18.453 test de antígenos de segunda generación. Estas últimas son las que se han disparado, pues la semana precedente habían superado ligeramente las 11.000. Ello se debe a los varios cribados masivos que se están desarrollando en la Comunidad para detectar casos asintomáticos en zonas con alta incidencia.

De esta forma, la tasa se pruebas diagnósticas se sitúa en 532,42 casos por 1.000 habitantes, frente a los 516 de una semana atrás. También es superior a la media nacional, donde se registran 498,74, según los datos facilitados por el Ministerio de Sanidad.

La tasa más alta corresponde a Navarra, con 826,48 pruebas, por delante de País Vasco (792,9), La Rioja (737,9, Asturias (715,9), Cataluña (617,7) y Madrid (604). Por el contrario, en Andalucía la tasa se sitúa en las 329,27 pruebas por cada mil habitantes, la más baja.

Asimismo, las comunidades autónomas realizaron 514.489 PCR y 287.578 test de antígenos. Por tanto, hicieron un total de 802.067 pruebas diagnósticas en este periodo, lo que supone un aumento del cuatro por ciento.

Igualmente, desde el inicio de la pandemia, las comunidades autónomas han notificado al Ministerio de Sanidad que hasta el 7 de enero han llevado a cabo un total de 23,49 millones de pruebas diagnósticas, de las que 1,27 millones corresponden a Castilla y León.

Además, Sanidad efectuó desde el comienzo de la pandemia en la Comunidad, 461.368 test rápidos AC y 48.729 de otras pruebas, de un total para España de 2.822.249 y 2.462.185. La última semana se efectuaron en la Comunidad 176 test rápidos y 1.044 de otros tipos, sin variación reseñable los primeros, y con un crecimiento del dos por ciento los segundos.

La tasa de test rápidos se sitúa en la Comunidad en 192,01 por cada mil habitantes; y de otros test en 20,28, frente a tasas nacionales de 59,92 y 52,28, respectivamente.