Sociedad

"Es la obligación del delegado del Gobierno decidir si prohíbe las manifestaciones del 8-M en Castilla y León"

4 marzo, 2021 12:53

Tras conocer esta mañana que la Delegación del Gobierno de Madrid  prohibirá todas las manifestaciones del 8-M y a la espera de si siguen esta postura otras comunidades autónomas, el vicepresidente de la Junta de Castilla y León, Francisco Igea, ha reiterado que “no es bueno que se produzcan actos multitudinarios”, pero que esta atribución le corresponde al delegado del Gobierno en la Comunidad.

Así, Igea ha insistido en que el informe de la autoridad sanitaria remitido para estas concentraciones es el mismo que para otros actos sin distinción de “credo, color ni confesión”. También ha apuntado que en dicho informe se remite al apoyo absoluto a las declaraciones públicas de la ministra de Sanidad, Carolina Darias, quien recomendaba evitar este tipo de manifestaciones.

El vicepresidente ha señalado que el decreto del estado de alarma “no nos permite hacer ciertas cosas”, por lo que es la obligación del delegado del Gobierno, Javier Izquierdo, tomar dicha decisión como ha ocurrido en Madrid, desde la Junta de Castilla y León “no podemos decidir a este respecto”, ha subrayado. 

Aunque no ha querido posicionarse sobre si prohibiría las manifestaciones en caso de que dependiera de su decisión, sí que ha matizado que en su mano está recomendar que no se produzcan manifestaciones ni actos multitudinarios, porque "no es un tiempo para hacer actos multitunarios del tipo que sean".