Sociedad

Alerta sobre los efectos "devastadores" que atraviesa la actividad económica

5 febrero, 2021 14:58

La Cámara de Comercio, Industria y Servicios de Valladolid, en su función de velar por los intereses socio-económicos de la provincia, advierte de la necesidad de establecer una estrategia conjunta entre la comunidad empresarial y las autoridades competentes para corregir los efectos devastadores que esta arrastra desde que comenzara la pandemia.



Así, la corporación lamenta que las actuales restricciones impacten directamente en la facturación de sectores clave para la economía, como lo es el comercio, más aún teniendo en cuenta que este se encuentra inmerso en la campaña de rebajas de arranque de año. En este sentido, la institución recuerda que la cifra de comercios dados de baja a lo largo de 2020 se ha situado en un 13%, lo que evidencia el consiguiente aumento del desempleo en todas las provincias de la región y, en particular, Valladolid, con una destrucción de 34.000 puestos de trabajo en el último trimestre. Igualmente, cabe destacar el desplome en la venta de vehículos, con un descenso de más del 50% respecto a enero de 2020.

Desde la corporación cameral recuerdan el formidable esfuerzo realizado por el conjunto de los establecimientos en términos de reorganización de sus espacios, bajo estricto cumplimiento de las restricciones de aforo, sin olvidar las inversiones realizadas para asegurar la limpieza e higienización constante. El resultado de ello pone de manifiesto la seguridad de este sector, indistintamente de su formato o superficie, tanto para clientes como para sus propios empleados.



Por todo ello, si bien la Cámara de Comercio valora positivamente las ayudas anunciadas por las diferentes administraciones, insiste en que el ritmo actual de cierre de empresas solo se puede frenar aplicando medidas sanitarias que no perjudiquen de forma irreparable a la actividad empresarial y, por tanto, económica y social de la provincia.



La entidad cameral vela por la preservación y supervivencia de la economía de mercado y por el mantenimiento presente y futuro del empleo. Por todo ello, la Cámara de Comercio ofrece su entera colaboración a administraciones competentes para analizar y evaluar las medidas más adecuadas que, al tiempo que contribuyan a frenar la pandemia, no penalicen la actividad de ninguno de los sectores de la provincia.