Sociedad El Colegio de Enfermería de Valladolid muestra su repulsa ante conductas que permiten acceder a la vacunación sin estar en el turno establecido, conociendo que los profesionales de primera línea siguen sin estar vacunados por falta de dosis

El Colegio de Enfermería de Valladolid alza la voz y muestra su repulsa ante "cualquier persona que acceda a la vacunación sin ser su turno establecido"

1 febrero, 2021 12:46

Desde el Colegio de Enfermería de Valladolid han mostrado su "repulsa ante la actuación de cualquier persona que acceda a la vacunación sin ser su turno establecido en la Estrategia de Vacunación y llamamos a la responsabilidad profesional e individual de los ciudadanos y de todos los sanitarios y no sanitarios, y que conociendo que los profesionales de primera línea no están vacunados por falta de dosis, acepten vacunarse en el lugar que no les corresponde", han manifestado en un comunicado recogido por NoticiasCyL Valladolid.

El Colegio de Enfermería de Valladolid hace un llamamiento a la responsabilidad individual y profesional para hacer un buen uso de las vacunas y recuerda a las enfermeras el Código deontológico de la Profesión “si la Administración no ha sido capaz de controlar que esto no suceda, nuestro Código Deontológico nos obliga a ser responsables” señala Silvia Sáez presidenta del Colegio.

“De todos es conocido la escasez de vacunas en el momento actual, que hacen imposible que todos

las enfermeras/os de primera línea estén vacunados, sin olvidarnos por supuesto de las

compañeras/os que trabajan en primera línea y no pertenecen a Sacyl, sino al ámbito privado, donde

aún no ha llegado ni la primera dosis,” agrega la presidenta del Colegio de Enfermería de Valladolid.

Desde este Colegio no vamos a cesar en nuestro empeño de reivindicar ante la Administración su

obligación de proteger a todas las enfermeras/os, como venimos haciendo desde marzo, queremos

recordar que las enfermeras/os de la actual Junta de Gobierno del Colegio de Valladolid no estamos

liberadas/os y somos profesionales en activo trabajando en primera línea como el resto de

enfermeras/os, por lo que no somos ajenos a la realidad y el sufrimiento que estamos viviendo