Sociedad

Entra en vigor el toque de queda a las 20 horas en Castilla y León sin un dispositivo especial para su control

16 enero, 2021 20:55

Los acuerdos aprobados este viernes por el presidente de la Junta, Alfonso Fernández Mañueco, que establecen nuevas medidas de contención del coronavirus en la Comunidad para frenar la curva de contagios de la 'tercera ola', han entrado en vigor a las 20.00 horas de este sábado 16 de enero.

Las nuevas medidas aprobadas establecen la limitación de la libertad de circulación de las personas en horario nocturno entre las 20.00 y las 6.00 horas. Durante este tramo horario las personas únicamente podrán circular por las vías o espacios de usos público para la realización de las actividades autorizadas previstas en el Real Decreto 926/2020 sobre el estado de alarma.

Entre ellas, se recogen supuestos tales como la adquisición de medicamentos, productos sanitarios y otros bienes de primera necesidad; la asistencia a centros, servicios y establecimientos sanitarios y a centros de atención veterinaria por motivos de urgencia; el de obligaciones laborales, profesionales, empresariales, institucionales o legales; el retorno al lugar de residencia habitual tras realizar algunas de las actividades previstas en este apartado o la asistencia y cuidado a mayores, menores, dependientes, personas con discapacidad o personas especialmente vulnerables, así como la asistencia a la actividad lectiva presencial de los centros docentes.

Asimismo, ha entrado en vigor la limitación de la entrada y salida de personas del territorio de cada una de las provincias de Castilla y León, salvo para todos aquellos desplazamientos, adecuadamente justificados, que se produzcan por alguno de los motivos exceptuados.

En tercer lugar, se limita también la permanencia de grupos de personas en espacios públicos y privados a un número máximo de cuatro personas, salvo que se trate de convivientes, lo que se espera reduzca de manera muy significativa la movilidad e interacción social. Esta medida no afecta a la confluencia de personas en instalaciones y establecimientos abiertos al público que cuenten con un régimen específico de medidas de prevención y control aprobado por la autoridad sanitaria, ni tampoco a las actividades laborales e institucionales.

En este sentido, también se reducirá en toda Castilla y León el aforo para las reuniones, celebraciones y encuentros religiosos, de manera que no se supere un tercio de su aforo, con un máximo de 25 personas.

Estas medidas que entran en vigor este sábado se evaluarán cada 15 días para garantizar su adecuación a la evolución de indicadores.

Por su parte, las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado velarán desde este sábado por el cumplimiento de las nuevas restricciones sanitarias aunque, según han indicado fuentes de la Delegación del Gobierno a Europa Press, lo harán sin establecer ningún dispositivo especial para su control, sino que funcionará con los turnos y patrullas habituales.