Sociedad

La hostelería no abrirá hasta que la incidencia baje de 400 contagios a los 14 días: ¿cómo de cerca están las provincias?

24 noviembre, 2020 00:00

Las reuniones de este lunes entre los hosteleros, grandes superficies comerciales, centros deportivos y la Junta, que se convocaron para dar "certidumbre" sobre cuándo podrán volver a abrir, de momento parece haber hecho todo lo contrario. 

A pesar de las intenciones del vicepresidente de la Junta, Francisco Igea, de que estas reuniones tuvieran un carácter esperanzador y constructivo para estos sectores, a la salida la mayoría se mostraron contrariados. Es el caso de la hostelería, por ejemplo, que en una nota de prensa avanzaban que los resultados no eran satisfactorios, aunque avisaron de que no había ningún acuerdo en concreto. 

Sin embargo, poco después, el presidente de la Confederación de Hosteleros de Castilla y León, Ángel Blasco, anunció a Europa Press que los bares y restaurantes continuarían cerrados hasta después del puente de la Constitución y de la Inmaculada y que posteriormente se estudiaría relajar las medidas estableciendo cierres perimetrales por "provincias o zonas" y permitiendo la apertura de las terrazas de los establecimientos. 

Acto seguido, el vicepresidente, Francisco Igea, anunciaba algo diferente, pero no tanto. Afirmó que los establecimientos podrán abrir a partir del 4 de diciembre, aunque siempre que la incidencia a los 14 días fuera inferior a 400 contagios por 100.000 habitantes, algo de lo que están lejos la mayoría de provincias. 

Incidencias por provincias

Según los datos consolidados que la Junta de Castilla y León ofrece a través de su Portal de Transparencia, y que son números con cinco días de retraso (para considerarlos consolidados), solo Segovia podría abrir, ya que cuenta con 380.

Tras ella se encuentra Ávila, con una incidencia de 527, todavía lejos, aunque en la última semana ha conseguido rebajar en 200 los casos por lo que de seguir la misma tendencia sí podría. Además, hasta el 4 de diciembre todavía restan diez días y la incidencia a siete días es de 202, por lo que sí parece que puede conseguirlo. 

Salamanca, mientras, cuenta con una incidencia de 579 casos con una rebaja en una semana de 215, lo que también le permitiría abrir sus bares y restaurantes. En su caso, la incidencia a los siete días es de 225 por lo que también puede estar cerca de ello. 

Soria es la cuarta en esta clasificación, ya con 786 y una tendencia que comienza a bajar ahora. No en vano, la incidencia a siete días es de 367, lo que le dejaría todavía por encima de 700 la próxima semana. 

León cuenta con 821 a 14 días y 346 a siete días por lo que la tendencia es buena. Sin embargo, en la última semana, el descenso ha sido de apenas 45 casos, lejos de los 400 que necesita en diez días. 

En Palencia tienen 857, que se rebaja a 444 a siete días en una tendencia demasiado estable. De hecho, apenas ha descendido en 20 en la última semana, lejos de tener esperanzas de poder abrir el 4. 

Zamora, con 897 a 14 días y 402 a siete, tiene mejores pronósticos que las anteriores gracias a un descenso de más de 100 en la última semana, aunque todavía lejos de los números que necesita. 

Igual le ocurre a Valladolid, con una incidencia de 954 en dos semanas y de 442 en una y apenas una rebaja de 62 en la última. 

Mientras, Burgos es la que más lejos está. Con medidas más restrictivas que nadie en la capital, cuenta con 1.342 contagios a los 14 días y de 608 a los siete y todavía en el proceso de intentar hacer descender la curva.