Sociedad La asociación animalista Libera! en Castilla y León ha considerado que la subvención de 326.000 euros concedida nominativamente a la Fundación Toro de Lidia supone un gravísimo agravio a las subvenciones concedidas al resto de sectores, familias y empresas en régimen de concesión directa mediante presentación de proyecto o justificación y por orden de presentación.

Libera! considera la subvención a la Fundación Toro de Lidia un "gravísimo agravio" para el resto de sectores

12 septiembre, 2020 14:16

La asociación animalista Libera! en Castilla y León ha considerado que la subvención de 326.000 euros concedida nominativamente a la Fundación Toro de Lidia supone un gravísimo agravio a las subvenciones concedidas al resto de sectores, familias y empresas en régimen de concesión directa mediante presentación de proyecto o justificación y por orden de presentación.

Todo ello, lamenta Libera! en un comunicado, "ocurre en plena pandemia, cuando la mayoría de los sectores del tejido laboral, familiar, solidario, cultural y empresarial languidecen por efecto de la Covid-19, a lo que hay que añadir la carencia sanitaria de la comunidad, cuando falta personal cualificado y reactivos para determinar los resultados de las pruebas PCR en ciudades como Salamanca".

Asimismo, la asociación animalista ha recordado que solicitó ayudas directas para protectoras de animales y clínicas veterinarias debidamente registradas, que en plena pandemia continuaban trabajando para intentar dar cobertura al abandono y el maltrato animal, una responsabilidad que, a su juicio, la Junta "elude".

En este sentido, Libera! señala que el abandono de animales se ha disparado en la Comunidad tras el final del estado de alarma "sin que la Junta haya movido un dedo para paliar este desastre, pero sí ha subvencionado al sector de las ganaderías de lidia con 1.1000.000 euros".

Por último, los animalistas recuerdan que en cualquier caso, "no podrán formar parte del público en las actividades violentas que ponga en marcha la Junta, los menores de 18 años debido a la recomendación de la ONU de prohibir la participación activa y pasiva de los menores en los eventos taurinos, pues de no ser así, la Junta estaría contraviniendo un Tratado Internacional ratificado por España".