Zamora

Desvelan que la concesionaria del parking Reyes Católicos de Zamora planea un recorte del 50% de la plantilla

11 mayo, 2021 17:32

La portavoz del Partido Popular en el Ayuntamiento de Zamora, Mayte Martín Pozo, ha denunciado este martes la "falta de compromiso" del equipo de gobierno del Consistorio de la capital, encabezado por Francisco Guarido, para con los trabajadores del aparcamiento subterráneo ubicado en la avenida de los Reyes Católicos de la capital.

"Hoy mismo nos han confirmado algo que ya los trabajadores venían vaticinando desde hace varias semanas y es que se producirá una reducción de más del 50% de la plantilla de este parking, tal y como ha dado a conocer a los trabajadores la propia concesionaria municipal, alegando a una falta de rendimiento económico", ha explicado la portavoz del Partido Popular. "¿Es así como defiende Guarido el empleo en las concesionarias municipales? ¿Es este el compromiso de la izquierda con los trabajadores?", se ha preguntado Martín Pozo quien ha afirmado que "Guarido sólo defiende a los trabajadores de boquilla y que nunca está cuando éstos lo necesitan de verdad. ¿Qué tiene que decir ahora al alcalde ante aquel compromiso público que expresó en 2015 de mantener el empleo público? Lo que le pedimos es que tome cartas en al asunto y, si es preciso, que baje el cánon anual de este parking para mantener a estos empleados en sus puestos de trabajo".

Según se ha incidido desde las filas populares, "es muy grave que esto pueda suceder y no entendemos el motivo por el que el Ayuntamiento ha permitido que se llegue a esta situación. Si lo sabía y no ha hecho nada, mal; pero si no lo sabía y no se ha enterado de lo que estaba sucediendo, peor; porque han mostrado, de nuevo, que el gobierno de la ciudad les queda excesivamente grande. Y es muy triste que la inacción de Guarido su equipo de gobierno haya llevado a esta situación a los trabajadores".

Así, la portavoz popular ha recordado que "en el año 2015 Francisco Guarido firmó, fotografía mediante (¡cómo no!), un pacto por la estabilidad en el empleo en el que garantizaba, o eso decía, el mantenimiento de todos los puestos de trabajo dependientes de las concesionarias municipales. Ya sabemos que Guarido y la verdad no se llevan demasiado bien y así lo ha demostrado desde que es alcalde, pero no puede dejar en la estacada a los trabajadores que conforman la plantilla de este aparcamiento. ¿De qué sirve que Guarido firme algo que luego es incapaz de cumplir? Ya le sucedió en el anterior mandato con los cursos de natación en el que los empleados hubieron de recurrir a la vía judicial para mantener sus puestos de trabajo. He ahí el verdadero compromiso de Guarido y de la izquierda radical de Zamora con el empleo: sólo pose, sólo fotografías. Cuando vienen mal dadas, prefieren mirar para otro lado". Así, Martín Pozo ha reclamado que "se convoque la mesa de seguimiento del pacto por la estabilidad por el empleo porque se está viendo, en este caso concreto, que no se está sirviendo para nada y que lo firmado se ha quedado en agua de borrajas. ¿Dónde está la Unión General de Trabajadores (UGT)? Parece que está más preocupada por hacerse fotos con el PSOE que preocupándose por los derechos de los trabajadores zamoranos".

Los populares, además, han señalado que, actualmente, "hay más de 370 usuarios abonados a ese parking que, al quedarse sin vigilancia, puede que abandonen su presencia en el mismo. No es lo mismo dejar un coche en un lugar en el que hay personas vigilándolo, que otro en el que únicamente se realizará esa vigilancia a través de cámaras. Consideramos que, además de un problema laboral, se va a generar un auténtico problema de seguridad para los usuarios del aparcamiento subterráneo, tanto para los habituales, como para los ocasionales. La concesionaria municipal tiene previsto sustituir la presencia de vigilantes de manera presencial durante las noches y durante los fines de semana en este parking por cámaras", ha explicado la portavoz popular".

Finalmente, los populares han recordado que una situación similar ya se produjo en el año 2015 cuando una denuncia pública realizada por este partido "permitió que se mantuvieran los puestos de trabajo, a pesar de que Guarido no se había enterado de lo que estaba sucediendo en esta concesión municipal. Se trata, por tanto, de un asunto que ha de resolverse con voluntad política. La pelota está ahora en el tejado del alcalde y sobre su conciencia recaerá un posible despido de parte de la plantilla de este aparcamiento".