Zamora Este hombre ha relatado a Noticiascyl Zamora, un problema, al parecer habitual a las puertas de este centro escolar y que tiene que ver con la regulación del tráfico y el aglutinamiento de personas en muy poco espacio de tiempo.Debido a la situación sanitaria actual, los padres del Gonzalo de Berceo deben esperar en la calle, a la puerta del patio, la salida de sus hijos.

Una bronca entre un padre y un agente por la salida del colegio Gonzalo de Berceo sin control del tráfico

22 septiembre, 2020 16:44

Un padre zamorano ha querido denunciar la situación vivida hoy a la salida de los alumnos del colegio Gonzalo de Berceo de Zamora capital y que involucra a la Policía Municipal de Zamora. Este hombre ha relatado a Noticiascyl Zamora, un problema, al parecer habitual a las puertas de este centro escolar y que tiene que ver con la regulación del tráfico y el aglutinamiento de personas en muy poco espacio de tiempo.

Debido a la situación sanitaria actual, los padres del Gonzalo de Berceo deben esperar en la calle, a la puerta del patio, la salida de sus hijos. Este zamorano explica que, aunque el colegio ha organizado una salida escalonada de los alumnos, "eso no evita que los niños se comporten como lo que son y salga a veces en tropel desoyendo a sus profesoras". 

Algo que de por sí ya supone un problema a la hora de mantener la distancia de seguridad en estos días, pero que ya era un problema con anterioridad, puesto que, aunque justo a la salida tienen un paso de peatones, "eso no evita ciertas situaciones de peligro con los coche que por ahí circulan, teniendo que ponerse los padres y profesores en mitad de la calzada para evitar que pasen los coches mientras pasan los niños". Ante este peligro vial, este padre compara su situación con la de otros colegios de la capital, donde "a la hora de la salida hay un Policía gestionando el tráfico". 

Pero su reclamación no termina aquí. Y es que, según explica a este periódico, hoy un agente de la Policía Muncipal de Zamora sí acudía a la salidad de los escolares, pero, "se ha dedicado a colocarse en la calle Sor Dositea de Andrés, anexa al colegio, para evitar que los coches estacionasen indebidamente durante los cinco minutos que tardarían en recoger a sus hijos". Una actuación que el propio padre a ha recriminado al agente de forma enérgica, y que ha tenido como resultado, siempre según la versión de este hombre, que el agente "me ha estado más de diez minutos recriminando el hecho de que le dijera cual era su labor e identificándome para ponerme una multa por falta de respeto".