Zamora

Más de 600 niños zamoranos han participado en las jornadas sobre Infancia y Movilidad

30 octubre, 2019 19:59

Posiblemente una de las conclusiones más contundentes que arrojan las jornadas sobre Infancia y Movilidad es que "debemos escuchar más a los niños". Ellos han demostrado a través de los distintos actos en los que han participado, que son conscientes de los problemas relacionados con la movilidad con los que se enfrentan  en el entorno de los colegios y también en el resto de la ciudad. Son además problemas generalmente coincidentes  para el conjunto de los centros de enseñanza, los niños los identifican claramente y aportan también sus posibles soluciones.

Con la presentación de las conclusiones, esta mañana ha tenido lugar el acto de clausura de las jornadas sobre Infancia y Movilidad en Zamora "Qué Ciudad Queremos", que se han desarrollado desde el pasado día 3 de octubre en La Alhóndiga, promovidas por el Ayuntamiento de Zamora en colaboración con la DGT , la Dirección Provincial de Educación y el AMPA del colegio Arias Gonzalo. Unas jornadas en las que, según reconoció la concejala de Cultura y Educación, Mª Eugenia Cabezas, "los niños se han expresado claramente y ahora nos toca a los demás comenzar el trabajo para hacer de Zamora una ciudad más amable y para todos".

Las jornadas sobre Infancia y Movilidad han tenido como propósito la participación e implicación de los escolares para detectar los problemas, mejorar la accesibilidad y determinar "qué ciudad queremos" para el futuro. Por eso más de 600 niños y niñas han plasmado sus opiniones y propuestas en un mural de multicolor de "posits" que se convierten en una fuente de información incalculable para saber "qué es lo que piensan y cómo hacer un modelo de ciudad diferente".

Las actividades tuvieron su prolegómeno en la denominada "ruta de la serpiente" con el colegio Arias Gonzalo par que los niños puedan ir solos al colegio. En este proceso ya se detectaron algunos problemas como la falta de algunos pasos de peatones, la inseguridad en otros que estaban permanentemente en ámbar, los aparcamientos en doble fila, o la existencia de un contenedor que entorpecía en tránsito de las personas. Posteriormente se inauguró en la Alhóndiga la exposición "Caperucita camina sola" y el espacio Tonucci; ha habido sesiones cuentacuentos, una conferencia del jefe de la Policía Municipal de Pontevedra sobre el modelo de de aquella ciudad gallega, reconocida por su política de movilidad a nivel internacional, y se han desarrollado un total de 29 talleres en los que han participado más de 600 alumnos de 21 de los 23 colegios de la capital.

Del conjunto de estos talleres se ha detectado que 18 colegios sufren problemas de ruidos ocasionados por el tráfico,  en otros 18 se acusan falta de pasos de peatones, en 17 detectan una circulación a altas velocidades en las inmediaciones, y el otros siete

casos consideran que se producen conflictos ente el peatón y las bicicletas o los patinetes. Y como soluciones propones más pasos de peatonales, peatonalizaciones o limitación de la velocidad a  30, más carriles bici o aparcamientos disuasorios. Y en cuanto a los obstáculos con los que habitualmente se encuentran los niños en sus desplazamientos escolares señalas la estrechez de las aceras y los coches mal aparcados, el doble final o subidos a las aceras.

Según señaló el coordinador de los talleres, con estas jornadas se ha dado el primer paso "y ahora está en nosotros actual y poner las soluciones". Por eso tanto la representante de la AMPA del Arias Gonzalo, como desde la Dirección Provincial de Educación hacen una invitación al resto de centros de la ciudad para que se unan a la experiencia del Arias Gonzalo y se comience a trabajar en conjunto para mejorar la situación, que es muy común a la mayoría de los colegios. Para la concejala de Cultura y Educación los niños y niñas han demostrado en estas jornadas que "la ciudad también es suya" y por eso es muy positiva su participación y que contribuyan a cuidarla en el futuro.