Zamora

El ‘Patio de Recreo’ y talleres de Nutrición e Inteligencia Emocional llegan a los institutos zamoranos

28 octubre, 2019 14:50

Motivar a los jóvenes para que exterioricen sus preocupaciones y ayudarles a expresar libremente sus emociones son objetivos fundamentales de las actividades Patio de Recreo y los talleres sobre Nutrición e Inteligencia Emocional, que pone en marcha la Concejalía de Juventud en distintos institutos de la capital, cuyo programa ha sido presentado hoy en el Ayuntamiento por el concejal de Juventud, Sergio López, junto con la nutricionista Paz Pérez, la psicóloga Milagros Rueda, que impartirán los talleres, y Cándido de Castro y Eleonere Bisson que promueven Patio de Recreo.

Según manifestó el concejal de Juventud las actividades se desarrollarán en horario no lectivo para no interferir en el curso y porque "el recreo es sagrado", y lo que se pretende es complementar la formación lectiva de los alumnos con otro tipo de información muy necesaria en "una etapa de la vida en la que los jóvenes experimentan cambios importantes". Por una parte, el Patio de Recreo ofrece talleres de teatro participativo y escritura creativa con el objetivo de crear un espacio de expresión entre los jóvenes canalizado a través del teatro y del arte; y por otro lado los talleres de Nutrición e Inteligencia Emocional abordan algunos de los problemas que afectan profundamente los algunos jóvenes en una etapa fundamental de sus vidas como es la preadolescencia.

El Patio de Recreo es una actividad pedagógica en formato teatral no convencional que ya va por su octava edición, dirigida a jóvenes y adolescentes de 1º y 2º de bachiller. El propósito, según explicó Cándido de Castro, es entrar en los institutos y provocar a los jóvenes para que hablen de sus cosas y se adentren en territorios de los que habitualmente no son capaces de hablar en público. Y ello se consigue con la disculpa del teatro y sus herramientas, "actuando nosotros como provocadores”. A través de estas actividades de escritura y de teatro se incita a los jóvenes para que dejen aflorar sus pensamientos e ideas, los transformen en escritura a través del papel y les den volumen por medio de la representación teatral, abordando los diversos temas que les preocupan y que en la mayoría de los casos nos son capaces o no se atreven a transmitir. En este sentido Cándido de Castro señaló que uno de los handicaps con los que se encuentran hoy, y que no se producía hace años, en el teléfono móvil, por lo que uno de los propósitos de la actividad es "cortarles ese cordón umbilical que les une con el móvil para que ellos puedan hablar y expresarse sin ningún tipo de trabas ni condicionantes". Eleonore Bisson destaca además la importancia del trabajo en grupo porque les ayuda a desinhibirse a apoyarse los unos a los otros.

Igualmente, los talleres sobre Nutrición e Inteligencia emocional contribuyen a aflorar muchas de las carencias y problemas de conocimiento real a las que se enfrentan los jóvenes en una edad en la que experimentan cambios físicos y emocionales fundamentales para su desarrollo futuro. Así, respecto a los problemas alimenticios Paz Pérez manifestó que es preocupante el alto grado de obesidad infantil a causa de una incorrecta alimentación, al tiempo que se muestra sorprendida de que todavía hoy haya muchos niños y jóvenes que van a clase sin desayunar.

A este respecto la psicóloga Milagros Rueda manifestó que eso denota que muchos padres no saben realmente lo que hacen ni lo que les preocupa a sus hijos y dijo que en algunas cuestiones incluso los propios profesores se sorprenden de determinadas inquietudes y preocupaciones que se transmiten a través de estos talleres y que los propios docentes desconocen. Según Rueda la realidad es que los jóvenes piden a gritos ser escuchados y que en la comunicación con sus hijos "las familias se han quedado muy atrás". Entre los asuntos que se tratan habitualmente en los talleres de inteligencia emocional destaca la situación de las relaciones sentimentales, el sexo y la violencia de género, aspectos en los que es alarmante la prevalencia de sentimientos machistas y la carencia de una educación sobre sexualidad, suplida por los estereotipos de la pornografía en internet.