Zamora

Cipriano García: “La clave para salir de esta situación es creer que se puede”

29 septiembre, 2019 00:07

Después de más de dos décadas celebrando los premios de la Fundación Caja Rural, el director general de la entidad, Cipriano García se ha mostrado emocionado y agradecido en la gala ante el apoyo “año tras año” con una asistencia multitudinaria.

García ha recordado que estos premios sirven para reconocer públicamente la labor de “tantas mujeres y hombres que han llenado y llenan, con letras de oro", la historia de Zamora y suponen “el engrandecimiento de los valores máximos de un pueblo: el de Zamora; que quiere resaltar el buen hacer de muchos de nuestros conciudadanos a título individual o de sus organizaciones”

Citando a la escritora Isabel Allende, Cipriano García ha compartido con los presentes su mensaje de optimismo y esperanza que desea en nombre de Caja Rural: “Memoria selectiva para recordar lo bueno, prudencia lógica para no arruinar el presente, y optimismo desafiante para encarar el futuro…” resaltando que “optimismo y esperanza porque solo desde una actitud proactiva y positiva, se pueden hacer realidad las ilusiones y proyectos que nos propongamos”.

El director general ha vuelto a hacer hincapié, al igual que en la edición anterior, en el mensaje de “esperanza e ilusión”, pues “las ideas e ilusiones que esta Caja Rural tiene, se apoyan también en Orense, León y Valladolid, donde son cada día más las incorporaciones a este modelo cooperativo financiero, de cercanía y servicio. Estamos convencidos de lo que hacemos, y por lo tanto, de que ésta es la senda correcta para enfrentarnos a los retos del presente y futuro”, ha incidido.

El compromiso de Caja Rural también ha quedado patente durante su discurso, pues como ha explicado "siempre hemos estado aquí, en los momentos de bonanza y en los de dificultad, porque somos parte inherente de esta sociedad y de esta tierra”, mientras ha hecho alusión al balance de la entidad en 2018 en el que, entre otras cosas, el volumen de negocio aumentó el 7,5% hasta alcanzar los 3.361 millones de euros.

Pero no ha querido olvidarse de las preocupaciones de la sociedad zamorana, como el tejido laboral ya que “somos de aquí y queremos que nuestra gente se desarrolle y trabaje en nuestra tierra. Somos más que una entidad bancaria, somos un motor socioeconómico imprescindible de anclaje social”.

Hoy está en boga la España Vaciada, pero en la opinión del director general de Caja Rural, en poco tiempo "se provocará otro problema social" y es que si no se acomete un plan impulsando la labor de las entidades financieras que permanecen en sus territorios, “se provocará un desierto financiero, que como siempre, afectará a las zonas más debilitadas”.

“Nosotros estamos ofreciendo a la sociedad los mismos avances tecnológicos y de productos que la gran banca, pero además, tenemos la sensibilidad y humanidad de mantener todas nuestras oficinas y puntos de atención al cliente abiertas, aunque algunas de ellas, no sean rentables económicamente”, ha manifestado.

Por todo esto, ha solicitado a los poderes públicos una urgente puesta en marcha de políticas de apoyo con las empresas y entidades comprometidas con el mundo rural y sus gentes. “Una política de incentivos y reducciones fiscales a esta España vaciada, que, sin duda, necesita un trato especial y urgente”.

Echando la vista atrás, Cipriano García considera que "algunas cosas han cambiado" desde hace un año gracias a Zamora10, agradeciendo el compromiso de Alfonso Fernández Mañueco para desbloquear e impulsar proyectos estratégicos para Zamora. “Juntos, con vuestra fuerza y nuestro trabajo incansable, seguro que podemos cambiar la tendencia de la despoblación, en un esperanzador futuro que todos los castellanos y leoneses merecemos, y en particular, presidente, esta noble y humilde tierra zamorana”, recordando que gracias a la Junta y la colaboración de las instituciones locales, la Escuela Internacional de Industrias Lácteas, “es ya una realidad”, así como el apoyo de la USAL para la homologación y puesta en marcha del máster en Dirección de Industrias Lácteas, y el impulso al proyecto de cursos de español para estudiantes extranjeros que se acometerá próximamente en Zamora.

Para el director, estos son los claros ejemplos de que “hemos demostrado que unidos, sin partidismos y con respeto e ilusión, se pueden conseguir metas. “Tenemos mucho que construir en esta nueva etapa de renovadas ilusiones, con un firme compromiso y el convencimiento de nuestras instituciones provinciales a quienes agradecemos, públicamente, su comprensión y apoyo. Tenemos una enorme oportunidad, y juntos todos, no podemos desaprovecharla. Debemos proponer, como ya estamos haciendo, proyectos concretos, y exigir su ejecución sin trabas administrativas que los entorpezcan”.

“Proyectos como Monte la Reina, la conexión de la autovía con Portugal, la banda ancha en todo el territorio, la marca Zamora, la oficina de inversiones, los cursos de español para extranjeros, la ampliación del polígono industrial de Benavente, nuestros espacios del medio natural en la provincia, los proyectos de dinamización turística, nuestro sector agroalimentario, nuestra cultura y patrimonio…” son algunas de las cuestiones de lo que queda por realizar.

Así, Cipriano García ha concluido su intervención dando la clave para salir de la situación actual de la provincia: “Creer que se puede, unirnos todos y trabajar con ahínco y esmero” y "para todos los que así pensáis, vayan con toda la humildad y cariño estas palabras de aliento e ilusión, en la esperanza de compartir un futuro en nuestra tierra de un digno y merecido bienestar”.

NOTICIAS RELACIONADAS: