Zamora

‘Benito Pellitero’ presenta nuevas solicitudes para cumplir la Memoria Histórica

20 febrero, 2018 15:12

La Asociación “Benito Pellitero” ha presentado en el registro del consistorio zamorano cuatro solicitudes al objeto de que se vaya completando el acervo documental para el cumplimiento de la Ley de Memoria Histórica.

En esta ocasión, se demanda al Ayuntamiento de Zamora la derogación del nombramiento de hijo adoptivo de Manuel Pamplona y Blasco, gobernador civil que fue de esta provincia, y que fue aprobado en el pleno municipal celebrado el 22 de mayo de 1944; la derogación del nombramiento de hijo predilecto de Luis Rodríguez de Miguel, ministro de la vivienda en la etapa final del régimen franquista; y la derogación del nombramiento de hijo adoptivo de Eusebio Rodríguez Fernández-Vila, gobernador civil que fue de esta provincia, ambos nombramientos de 1946.

El último escrito presentado tiene un carácter informativo y es referente a tres personas de las comprendidas en la relación de cuarenta y tres depurados para los que se aprobó el reconocimiento personal a los servidores púbicos referidos cesados, con un reconocimiento general como reparación moral y recuperación de su memoria personal y familiar.

Aun reconociendo el cese efectivo de estos tres trabajadores: Félix Temprano González, vigilante de arbitrios sobre carnes y vino; Manuel Herrero Ferreira, bombero; y José Diego Campo, bombero, desde la asociación señalan que no es menos cierto que, con posterioridad, a estos trabajadores se les reconoció su derecho a incorporarse a sus respectivos puestos de trabajo.

Así, consideran que estos tres casos deben ser analizados y estudiados, pues al reconocérsele en su momento el derecho de admisión que habían solicitado, tal vez no quepa su inclusión en la lista anteriormente citada de las cuarenta y tres personas depuradas. A este respecto, la Asociación “Benito Pellitero” facilita la información obtenida, fruto de su trabajo de investigación, y no se pronuncia en uno u otro sentido.

Con los escritos presentados dan por concluida nuestra aportación informativa para el cumplimiento de la Ley de Memoria Histórica, y lo hacen con una afirmación y un interrogante: “No están todos los que son y ¿son todos los que están?”.