Valladolid

La Diputación de Valladolid denuncia un "nuevo olvido" de los pueblos de la provincia por parte del Gobierno de Sánchez

28 mayo, 2021 14:41

El Equipo de Gobierno de la Diputación de Valladolid muestra su profundo malestar por el olvido de los pueblos de la provincia en la visita que ha realizado hoy a Valladolid el Secretario de Estado para la Unión Europea para, entre otras cuestiones, analizar el desarrollo de los Fondos Europeos de Recuperación.

El secretario de estado, Juan González-Barba, sí ha tenido tiempo para reunirse con el alcalde de Valladolid, Óscar Puente, o con el presidente de las Cortes, Luis Fuentes, pero no ha encontrado hueco en su agenda para mantener una reunión de trabajo con el presidente de la Diputación de Valladolid ni con los municipios de la provincia, pese a que la Institución provincial ha reclamado por carta una reunión de trabajo al Gobierno de Sánchez para analizar el desarrollo de los Fondos Europeos de Recuperación.

Desde el Equipo de Gobierno de la Diputación de Valladolid entendemos que el desarrollo de dichos Fondos debe extenderse a todo el ámbito provincial, pero, una vez más el Gobierno de Sánchez se olvida de las zonas rurales.

De la crisis en la que nos ha sumido la pandemia y la actuación del Gobierno de Sánchez no podremos salir si no se cuenta con los ayuntamientos y las diputaciones, que somos, y lo venimos demostrado durante toda la pandemia, las administraciones más cercanas a los ciudadanos.

Esta decisión de hoy se suma a las trabas opuestas el pasado miércoles, en la reunión mantenida por el presidente de la Diputación, Conrado Íscar, con el Secretario de Estado de Telecomunicaciones, que rechazó avalar un compromiso para agilizar el desarrollo de las telecomunicaciones en la provincia, pese a ofrecer fondos y un plan detallado de actuación.

El Equipo de Gobierno de la Diputación de Valladolid va a seguir insistiendo en trabajar por hacer de la provincia de Valladolid una tierra llena de oportunidades, por lo que seguiremos exigiendo al Gobierno de España que asuma sus competencias y que lleve a cabo un reparto justo de los Fondos Europeos de Recuperación, teniendo en cuenta a las administraciones locales, ya que pueden ser el último tren para garantizar políticas de desarrollo rural que eviten el abandono de nuestros pueblos.