Valladolid

El perrito Rufus se instala en Castronuño para concienciar de la necesidad de recoger los excrementos caninos

19 mayo, 2021 08:51

Los ediles del equipo de gobierno municipal de Castronuño, Enrique Seoane, Milagros Ferrín y Rosana de Castro, han presentado la nueva campaña municipal de convivencia y limpieza vial dirigida a los propietarios de perros. Una campaña que cuenta con la instalación de cinco siluetas de divón del perrito Rufus que pasarán a formar parte del mobiliario urbano del municipio.

Rufus es el nombre que los niños y niñas del CRA Florida del Duero han elegido para este simpático perrito que desde hoy recordará a los propietarios de animales de compañía la importancia de cumplir algunas conductas básicas de civismo en pro de la convivencia y la salud de todos. Consiste en una silueta de divón en la que el perrito Rufus está sentado, a tamaño natural, junto a un cartel en el que se puede leer: “Tu mascota, tu responsabilidad”. Llévame con correa - Recoge mis excrementos.

En total son cinco siluetas las que se han instalado en diversos puntos del municipio, tres en el Parque de la Muela, una en la Plaza de los Versos y otra en el camino de Los Infiernicos, junto al Área Recreativa del Frontón.

A partir de hoy, las siluetas de Rufus serán un recordatorio perenne de la necesidad de que las calles y parques del municipio estén libres de excrementos de animales y de la conveniencia de que los perros estén bajo el control de sus dueños en sus paseos por el casco urbano.

La campaña contará además con un cartel que se colocará en diversos lugares del municipio y se compartirá por las redes sociales municipales. En él se recuerda que hay cosas que los perros no pueden hacer sin la ayuda de sus amos. En ese sentido recuerda que “un pueblo limpio es un lugar saludable”, haciendo una llamada a la responsabilidad para que Castronuño lo sea.

Además, en colaboración con el colegio del municipio, se llevará a cabo un concurso de dibujo en el que los niños tendrán que colorear una imagen de Rufus.

Con esta singular actuación el ayuntamiento crea un nuevo y vistoso elemento urbanístico que embellecerá el paisaje de las calles y parques, a la par que sensibilizará de la necesidad de poner solución a los problemas de seguridad y salud pública que puedan ocasionar los malos hábitos de algunos propietarios de perros.