Valladolid

El CBC Valladolid visita Oviedo con Barnes como aliciente

17 febrero, 2018 11:44

El CBC Valladolid afronta este sábado una nueva jornada en LEB Oro visitando al Unión Financiera Baloncesto Oviedo con el debut de su último fichaje, Lamont Barnes como gran aliciente. La cita es este sábado a partir de las 20:30 horas, en el Polideportivo Municipal de Pumarín ante un rival duro que se halla quinto clasificado con un total de catorce victorias, a pesar de que ha caído en sus dos últimos enfrentamientos.

No será empresa fácil para las ardillas, pero tras el parón provocado por la Copa Princesa, la dinámica negativa ha pasado a la historia y las buenas sensaciones han vuelto a reinar en el Polideportivo Pisuerga. Tras tres derrotas consecutivas y cuatro en las últimas cinco jornadas, el Carramimbre consiguió la victoria ante un Leyma Coruña que llegaba lanzado.

Esto unido a la llegada de un viejo conocido como Lamont Barnes, propicia que las ilusiones se vean renovadas en Valladolid. La afición se ha vuelto a enganchar al equipo y tratará de apoyar en la distancia para lograr la duodécima de la temporada. Quien podrá colaborar de forma directa será, precisamente, el pívot estadounidense. Lamont Barnes, que ha jugado las últimas tres temporadas en el Quesos Cerrato Palencia llega para aportar experiencia y sabiduría a un equipo que a veces peca de falta de experiencia por su juventud. El fichaje que llevaba Paco García reclamando varias semanas ya está en Pisuerga y sin duda se trata de un jugador de quilates que aportará buenos minutos para las ardillas en la pintura. Un complemento de lujo y un maestro en la pintura para Jito Kok y Cristian Uta, que seguirá teniendo minutos.

La llegada de Lamont sirve, además de para aumentar la calidad en la rotación carmesí, para suplir la baja de Jito Kok que se producirá en la próxima ventana FIBA del 19 al 27 de febrero. Algo que alivia y mucho a staff técnico de Paco García, que de no haber contado con la llegada del norteamericano se habría visto obligado a realizar malabares para encajar las piezas en la pintura como ya sucediera en el partido de la primera vuelta ante Actel Força Lleida.

Un rival complicado

En el otro lado de la cancha, las ardillas tendrán a un Unión Financiera Baloncesto Oviedo quinto clasificado pero que ha caído en sus dos últimos encuentros. Ambos han sido fuera de casa ante Sáenz Horeca Araberri y Rio Termal Ourense. Por tanto, los hombre de Carles Marco han entrado en una pequeña dinámica negativa pero de la que no se puede fiar el conjunto carmesí.

El equipo ovetense es un conjunto muy regular y está llamado a ser uno de los principales favoritos para ocupar un puesto de playoff. Además, cuentan con uno de los mejores jugadores de la categoría: Oliver Arteaga (tercer jugador más valorado de la liga), quien junto con Fabio Santana, Mouhammed Barro o Romaric Belemene suponen una seria amenaza para cualquier rival de esta LEB Oro. Están acusando la baja de larga duración de Fran Cárdenas pero mantiene intacto su estilo de juego, de clara vocación ofensiva.

“Oviedo es uno de los grandes, pero vamos con muchas ganas”

Paco García compareció en la previa antes de medirse al conjunto ovetense y analizó a su próximo rival: “Han tenido un golpe muy fuerte con la lesión de Fran Cárdenas, pero construido para estar arriba, con un tiro exterior brutal con Víctor Pérez, Belemene de Unicaja, Geks y un referente interior como Arteaga… es uno de los grandes y aquí les fuimos ganando hasta por 28 y se pusieron a 4 pero ganamos un partido de prestigio”, ha afirmado el técnico. “Es difícil ganar allí pero hay que jugarlo, estar muy metidos desde el primer momento y conseguir una victoria que valdría su peso en oro”.

El preparador vallisoletano también habló de la nueva incorporación: “Lamont es una opción que la vimos con muy buenos ojos desde el primer momento y en apenas horas se cerró el acuerdo. Sin duda estábamos convencidos de que era el jugador que mejor encajaba para completar la plantilla”, ha reconocido Paco García sobre el pívot que, en palabras del propio técnico, va a jugar “desde ya”.