Salamanca Estos últimos son competencia de la  Confederación Hidrográfica del Duero.Si hacemos una suma de los datos municipales y de las estimaciones en materia de arbolado del resto de zonas, deducimos una media realmente sugestiva, como es que hay cerca de un árbol por cada habitante e la ciudad, teniendo en cuenta que el número personas empadronadas en el término municipal de Salamanca en el año 2020 ascendía exactgamente a 146.810 personas.Más plantacionesA  lo largo del año 2020 se plantaron 460 árboles en la capital, de los que 300 eran nuevos y 160 de reposicion.La previsión de plantaciones para el presente ejercicio es que se planten, al menos, 824 árboles más (221 nuevos y 603 de reposición).

La capital salmantina presume de verde y conquista el reto de contar con un árbol por cada habitante

16 julio, 2021 11:01

La fisonomía de la capital del Tormes está experimentando una sustancial transformación en los últimos meses y se verá potenciada en las anualidades venideras a través de la ambiciosa estrategia Savia. El Ayuntamiento quiere que el futuro de la ciudad sea cuanto más verde posible y está oteando ese esperanzador horizonte con la puesta en marcha del plan de infraestructura verde Savia, una ambiciosa estrategia de la ciudad de Salamanca para afrontar el futuro, un proyecto que aúna dos de las principales señas de identidad de la ciudad, como son la cultura y la naturaleza, todo ello con el loable objetivo de situarla a la vanguardia de la defensa del medio ambiente y el desarrollo urbano sostenible.

Hasta que Savia se desarrolle, lo cierto es que la capital charra ya puede presumir de verde. La marabunta de datos que manjean los técnicos del Ayuntamiento sobre esta sensibilidad por las zonas verdes y el medio ambiente así lo atestiguan.

Buena prueba de todo lo anterior es que Salamanca dispone actualmente de 450 zonas verdes repartidas por los diferentes barrios de la ciudad. En total, a finales de 2020 (último inventario oficial a falta de actualizar el que ya se está realizando de 2021), había en la capital un total de 2.498.980,66 metros cuadrados, de los que 790.932.40 metros cuadrados corresponden a parques forestales como Lazarillo y Juan Tenorio, entre otros, y 1.708.048 metros cuadrados se sitúan en zonas urbanas. El Ayuntamiento destaca que esta cifra representa más de 10.991 metros cuadrados que en el ño 2019, aunque, en realida, este  incremento es muy superior, porque por ejemplo este año se han habilitado 100.000 metros cuadrados correspondientes al nuevo parque de los huertos urbanos que se ha inaugurado en la zona de Salas Bajas, que habría que sumar a esa cifra.

Incrementos llamativos

La superficie de zonas verdes por habitante se sitúa actualmente en 17,23 metros cuadrados, aumentando notablemente desde los cerca de 15 que se contabilizaba en 2019, tal como se recoge en un informe confeccuionado por la Federación Española de Municipios y Provincias. Todo ello quiere decir que Salamanca está por encima de la media nacional, que queda situada en torno a 13 metros cuadrados por habitante de zonas verdes.

Pero hay todavías más datos que incitan al optimismo y a que Salamanca se haya declarado una urbe absolutamente incondicional y entusiasta de la apuesta verde y medioamvbientalista. En este sentido, llama la atención de forma especialmente positiva que el Ayuntamiento tienga inventariados cerca de 90.000 árboles. Sin embargo, la cifra real es mucho mayor, dado que en citado inventario no está incluido todo el arbolado de los campus universitarios, de los patios privados y de los que se localizan en las ribertas dfel tío Tormes. Estos últimos son competencia de la  Confederación Hidrográfica del Duero.

Si hacemos una suma de los datos municipales y de las estimaciones en materia de arbolado del resto de zonas, deducimos una media realmente sugestiva, como es que hay cerca de un árbol por cada habitante e la ciudad, teniendo en cuenta que el número personas empadronadas en el término municipal de Salamanca en el año 2020 ascendía exactgamente a 146.810 personas.

Más plantaciones

A  lo largo del año 2020 se plantaron 460 árboles en la capital, de los que 300 eran nuevos y 160 de reposicion.

La previsión de plantaciones para el presente ejercicio es que se planten, al menos, 824 árboles más (221 nuevos y 603 de reposición). En concreto los de reposición se ubican dentro de un plan de adecentamiento de los alcorques en todos los barrios de la ciudad, atendiendo a las peticiones que han formulado las diferentes asociaciones vecinales.

¿Y cuántos árboles se plantarán durante los próximos años? Se espera continuar, resalta el Ayuntamiento, con la participación en el programa de olmos resistentes a la grafiosis durante los próximos años para incrementar la masa arbolada de las ediciones anteriores y contribuir a la creación de minibosques urbanos como el Bosque de los Sanitarios o el Jardín de Roberto Frailem, este último situado en el barrio de Ciudad Jardín. Además, en el proyecto LIFE Vía de la Plata se prevén más de 4.500 árboles y más de 100.000 arbustos hasta finales de 2023 a lo largo de casi 7 kilómetros de recorrido.

Los nuevos retos

Y también, mirando al futuro inmediato, hay que volver a mencionar el papel fundamental que desempeñará la estrategia verde Savia. un ambicioso proyecto de ciudad que generará una simbiosis con otro gran valor de Salamanca: su patrimonio histórico. Un total de 276 actuaciones que se llevarán a cabo a lo largo de algo más de una década y que incluyen medidas como la recuperación de espacios degradados, plantación de árboles, la ampliación de zonas verdes para conectar corredores, y la creación de viveros  y cltuvos ecológicoss.

Savia aspira a potenciar el medio natural de la ciudad, protegiendo y aumentando la diversidad en todo su término municipal y comunicando entre sí los espacios naturales para mejorar el estado y el funcionamiento de los diferentes ecosistemas existentes en Salamanca. Una red verde con ecosistemas ricos que conllevará, además, un impacto positivo en la salud de sus habitanres y en la economía local, con aire y agua limpios, polinización, almacenamiento de carbono, defensa frente a inundaciones, así como la apertura a nuevas actividades económicas.