Salamanca

La Fundación Salamanca Ciudad de Cultura, una 'empresa' pública marcada por la falta de transparencia desde sus inicios

11 julio, 2021 10:00

La Fundación Salamanca Ciudad de Cultura y Saberes, constituida el 15 de diciembre de 2011 por el Ayuntamiento de Salamanca, como entidad “sin fin lucrativo”, ha presentado en las últimas fechas, concretamente el  7 de junio de 2021, su Memoria Anual 2020 y las Cuentas Anuales, a las que ha tenido acceso El Español-NoticiasCyl, se refleja la falta de transparencia que viene sucediéndose desde su creación.

Son muchas las voces, no solo políticas, las consultadas por este diario que consideran a la Fundación como "una empresa pública destinada exclusivamente a la contratación". La principal fuente de ingresos (como refleja el documento adjunto), procede del Ayuntamiento de Salamanca, que aporta 6.098.270 euros, más otros 263.716 euros a modo de subvención capital, y sin embargo, la gestión se sale fuera del control municipal.

El presupuesto total para el ejercicio 2020 –año de pandemia y con disminución significativa de actividades tanto culturales, musicales como en educación- ascendió a 7.011.567 euros, del que se ejecutaron 6.533.219 euros, lo que arroja un saldo favorable de 478.348 euros. Y la duda surge en qué se va a invertir ese importante cantidad de ahorro.

Los bienes comprendidos en las existencias, al cierre del ejercicio, el valor de las mismas asciende a 18.584,70 euros, siendo las mismas (300) por valor de 165.821,69 euros, mientras que el deterioro de valor (390) fue de -147.239,99 euros, lo que supone una devaluación en un ejercicio de casi el 90%.

En esta falta de transparencia se incluye el informe de auditoría que realiza Valentín Gallego, Auditores y Consultores –quien fue diputado delegado de Empleo y Desarrollo Rural, al salir elegido como concejal del PP en Parada de Arriba en la legislatura 1999-2003, siendo presidente de la misma, el actual presidente de la Junta de Castilla y León, Alfonso Fernández Mañueco.  El mismo consta como “borrador sujeto a modificaciones”, pero no se tiene constancia, a fecha actual, del informe definitivo. El mismo informa que la Fundación tiene registrados como inmovilizado material los inmuebles que gestiona cedidos por Patrono principal –el Ayuntamiento de Salamanca-, por un importe de 16.545.504 euros, con cesión gratuita y por tiempo indefinido. Siendo fechado este informe en 'Salamanca, X de junio de 2021'.

En el apartado de usuarios y otros deudores, existe en el saldo final una suma de 418.999 euros, a favor de la Fundación, cantidad en la que se encuentra una deuda de 52.660 euros de patrocinadores. Pero sigue sin conocerse quiénes son los deudores, como también los 44.305 euros que adeudan “usuarios de las actividades fundacionales”.

En cuanto al efectivo y otros activos líquidos, la Fundación Ciudad de Cultura y Saberes, cuyo patronato lo preside el alcalde del Ayuntamiento de Salamanca, con cesión de funciones en la concejala de Educación, Cultura y Festejos, María Victoria Bermejo, quien según ha podido constatar este diario, “sus relaciones con el alcalde no son todo lo buenas que se deseara” e incluso se comenta de "apenas dirigirse la palabra", asciende a 543.983 euros, depositados en bancos y que, a día de hoy, tampoco se conoce cuál será el destino de esa importante cifra.

En el apartado de gastos llama la atención la cantidad de becarios que financia la Fundación en el área de Educación (Saberes). Muchos de las empresas beneficiadas, nada tienen que ver con el sector cultural, como son las de cereales y piensos, mobiliario agrícola, gestorías, medios de comunicación como sufragar un becario a Tribuna Contenidos Digitales. Pero la mayor cifra se la lleva la USAL, 897.086 euros en ayudas monetarias para “atracción y retención de talento”.

En este mismo apartado, en cuanto a aprovisionamiento, los trabajos realizados por otras empresas ascienden a 2.467.080 euros, cifra que supera el presupuesto, cuando los gastos de personal ascienden a 1.256.971 euros. En la actualidad, son 27 las personas con contrato indefinido y a tiempo completo, y luego existen otras 17 personas con contrato temporal pertenecientes a una bolsa de trabajo, cuando según las cifras anteriores, la masa importante de los trabajos realizados están externalizados.

La guardería ‘El Montalvo’, cerrada hace año y medio porque no había niños

El pasado 25 de junio, en una propuesta del director gerente de la Fundación Salamanca Ciudad de Cultura y Saberes, José Luis Barba, acuerda resolver el convenio suscrito el 27 de mayo de 2011 con la Asociación de Empresarios del Polígono Industrial El Montalvo sobre la cesión para su gestión y mantenimiento y explotación de la Escuela Infantil Municipal El Montalvo, ubicada en el Montalvo II.  El centro ha estado gestionado hasta este momento por la Asociación de Empresarios del Polígono y  cuenta con 61 plazas para niños de cuatro meses a tres años.

Por tanto, este inmueble revertirá al Consistorio salmantino para pasar a formar parte de las Escuelas Infantiles Municipales. Se da la circunstancia de que la falta de viabilidad de esta Escuela Infantil se debe a que no había niños para atender. Por lo que el centro ha estado cerrado más de un año y medio.

Aunque el convenio resuelto es de 2011, todo se antecede al 10 de marzo de 2006, cuando se suscribió el primero para desarrollar el programa ‘Juntos’ de la Junta de Castilla y León. Por cierto, el 7 de febrero de 2011 la Consejería de Familia e Igualdad de Oportunidades hacía entrega del centro infantil al Ayuntamiento de Salamanca, que lo resuelve con los empresarios en mayo del mismo del año. Con fecha 5 de julio de 2018 la Fundación Salamanca Ciudad de Cultura y Saberes aprobó por mayoría la prórroga del mencionado convenio con la Asociación de Empresarios.

Con fecha 25 de febrero, la Asociación de Empresarios registra en el Ayuntamiento de Salamanca un escrito solicitando la resolución del convenio de colaboración, alegando que “la explotación de dicha escuela siempre ha sido deficitaria para las diversas empresas adjudicatarias de la explotación. Es decir, los empresarios también externalizaron la gestión de la Escuela Infantil.  De por medio quedan rescisiones de contratos con las empresas adjudicatarias por “incumplimientos injustificados del contrato”.

La oposición socialista pide un Consejo de Cultura de la Ciudad



La situación actual de gestión y “falta de transparencia”, denunciada por la oposición socialista, lleva a que este grupo político pida “urgente” la creación de un Consejo de Cultura de la Ciudad de Salamanca. Conviene recordar que ya Podemos, en la anterior legislatura, había puesto el ojo en el centro del huracán, como era la gestión de la Fundación Salamanca Ciudad de Cultura y Saberes que, de manera constante, había solicitado su disolución y que todo su funcionamiento pasara directamente al Ayuntamiento de Salamanca para que “se pudiera controlar en el pleno”, cuestión que en estos momentos es imposible al tener la entidad de Fundación, aunque sus patronos, presididos por el alcalde, sean los concejales de los grupos políticos, o personas nombras por los propios partidos, como Pilar Fernández Labrador, nombrada por el PP.

El Español-Noticiascyl ha podido constatar que a la Fundación llegan muchas propuestas de grupos y artistas locales, “que deberían ser valoradas por la propia entidad, pero se desconoce quién realiza esas valoraciones y, además, muchas no tienen respuesta”. Además, estos mismos artistas, compañías y colectivos aseguran que “siempre llaman a los mismos, como un círculo vicioso”.

Por este motivo, el Grupo Socialista, en moción presentada al pleno municipal el 28 de julio de 2020, pidió crear el Consejo Municipal de Cultura del Ayuntamiento de Salamanca, como principal órgano de carácter consultivo de participación ciudadana para la definición de las políticas culturales que se diseñen en la ciudad: programación, debates, seguimiento, evaluación y rendición de cuentas. Así como convocar a las personas, grupos u organizaciones que conforman la comunidad cultural del municipio de Salamanca, en diferentes disciplinas, aprovechando y potenciando su creatividad y talento para constituir el Consejo Municipal de Cultura. Una moción que fue rechazada por los votos en contra de PP y Cs.

Llama la atención que en la actualidad, el Ayuntamiento de Salamanca cuenta con seis Consejos Municipales sectoriales, sin embargo no existe ninguno que se encargue específicamente de canalizar y potenciar la vida cultural de la ciudad. Carece de un espacio de participación de la ciudadanía, artistas, creadores, gestores y organizadores culturales. Si bien es cierto que se ha desarrollado una importante actividad cultural, eso, en ningún momento, se ha sometido a evaluación de ningún órgano con participación del sector para contrastar la calidad o el éxito en lo programado y ejecutado. No se ha contado con la participación de los agentes culturales ni con la ciudadanía salmantina, lo que ha puesto en evidencia la falta de transparencia en la gestión de las políticas culturales.