Salamanca

El PSOE pide a la Junta ayudas directas a la hostelería tras una reunión con el sector en Salamanca

11 noviembre, 2020 21:26

El PSOE llevará a la Cortes una iniciativa en la que reclamará a la Junta “ayudas directas” para la hostelería, al igual que para otros sectores afectados por la pandemia y el cierre directo de la actividad, y lamenta que, “una vez más”, el ejecutivo regional de Alfonso Fernández Mañueco “esté llegando tarde y no dé la talla a la hora de solucionar problemas y dar respuesta a las necesidades del sector turístico”.

Así se lo ha transmitido el coordinador de Fomento del Grupo Socialistas en las Cortes de Castilla y León a los representantes del sector hostelero de Salamanca en la reunión mantenida junto al secretario general del PSOE de Salamanca, Fernando Pablos, y el portavoz en el Ayuntamiento, José Luis Mateos, donde han dando a conocer las propuestas que en materia de ayudas llevarán los socialistas a las Cámara autonómica.

Ángel Fernández ha recriminado, en una comparecencia ante los medios posterior a la reunión, que la Junta haya dejado “en la estacada” a un sector que representa el 10% del PIB en nuestra Comunidad, y del que viven, ha dicho el parlamentario socialista, “alrededor de 120.000 familias, más de 7.000 de ellas en Salamanca”, y ha pedido articular una serie de ayudas “para que puedan seguir viviendo.

Las ayudas anunciadas hasta ahora por la Junta, ha añadido el parlamentario socialista, no cubren ni al 75% del sector turístico porque dejan fuera “a bares a cafeterías y cualquier empresa de más de cinco trabajadores, y lo que es peor, en la actualidad no se han pagado la totalidad de esas ayudas”.

Por si esto fuera poco, ha denunciado el coordinador autonómico de Fomento del PSOE en la Junta, “ningún trabajador de Castilla y León ha cobrado un solo euro del complemento autonómico de los ERTEs, y si hay un sector donde los ERTEs son necesarios ese es el hostelero, el del comercio y el de los centros deportivos”,

Mientras el Gobierno de España lleva aportados más de mil millones de euros a Castilla y León, ha apuntado Hernández, para hacer frente a los ERTEs, el gobierno regional, a día de hoy, “no ha puesto ni un solo euro en el turismo, en el comercio, en la hostelería, nada, ninguna empresa ni ningún trabajador ha recibido un solo euro de la Junta”.

En base a esto, han explicado los socialistas, el PSOE llevará a la Cortes una iniciativa, que se debatirá el próximo miércoles, para poner en marcha medidas urgentes y un Plan de choque para el sector de la hostelería con tres aspectos fundamentales o líneas fundamentales.

La primera, una línea de ayudas para los gastos fijos de los establecimientos hosteleros como la electricidad, el agua, el gas y otros suministros, los alquileres o el mantenimiento de instrumental o gastos de seguros o gestorías, por poner solo unos ejemplos, por un importe no inferior a 40 millones de euros “y que no dejen o excluyan absolutamente a nadie”.

La segunda línea es el impulso y la aprobación de un Decreto- Ley, antes de que acabe este mes, para aligerar la carga en los alquileres, “el 90% de los gastos que tienen los establecimientos de hostelería es el de los alquileres y es fundamental aliviar esa carga”.

La tercera medida propuesta por los socialistas es el “cheque-resistencia” dirigido a autónomos y pequeñas y medianas empresas de hasta nueve trabajadores, a las que se les asignará un cheque por importe que va desde los 150 euros hasta los 300 semanales por el cierre de su negocio y dependiendo del número de empleados.

Para finalizar, los dirigentes socialistas han hecho referencia también a la propuesta de incluir en las vías que tiene abierta la Junta con el sector, la creación de un canal de comunicación directo con el sector de la hostelería para que, “cuando se tengan que tomar medidas, realizar convocatorias de ayudas, sean consensuadas y concertadas con los miembros del propio sector, que son los que mejor conocen las necesidades y no que, como ha pasado hasta ahora, se enteren a toro pasado”.

Estas son las bases, “el tronco fundamental” se concluye desde el PSOE, para salvar la hostelería de la Comunidad y la hostelería de Salamanca, “una de las provincias donde el peso de este sector es mayor que en otras de Castilla y León al contar con un porcentaje de establecimientos en relación con el número de habitantes muy superior al resto”.