Salamanca

"El presupuesto del Ayuntamiento es obsoleto y carece de planificación"

19 marzo, 2018 10:15

El pleno del Ayuntamiento de Salamanca ha aprobado recientemente de manera inicial los presupuestos municipales de 2018 tras el acuerdo alcanzado entre Partido Popular y Ciudadanos. Son casi 154 millones de euros, seis más que el año pasado, con 19 millones de euros de inversión directa para importantes proyectos. Las cuentas salieron adelante pese al voto en contra de Ganemos, cuya portavoz, Virginia Carrera, explica los motivos en una entrevista con NOTICIASCYL como continuación a la publicada del concejal de Hacienda, Fernando Rodríguez, del portavoz del Grupo Socialista, José Luis Mateos, y del portavoz de Ciudadanos, Alejandro González.

- ¿Por qué Ganemos rechaza el presupuesto del Ayuntamiento de Salamanca para 2018?

- Porque es un presupuesto obsoleto, que nace para no cumplirse y que tiene que ver con la falta de planificación a la que nos tiene acostumbrados el equipo de gobierno. Para Ganemos Salamanca un buen presupuesto tiene que tener planificación e interés por consensuar, porque desde el primer momento salen viciados porque el Partido Popular junto con su comparsa Ciudadanos no tienen interés en llegar a ningún tipo de acuerdo con el resto de grupos, y somos los únicos que presentamos enmiendas con propuestas presupuestadas. No es el presupuesto de Ganemos, no es el presupuesto que representa los intereses generales.

- El concejal de Hacienda, Fernando Rodríguez, argumenta que Ganemos propone siempre un aumento del gasto pero cuando se aprueban las ordenanzas fiscales propone un descenso de los ingresos. ¿Cómo cuadra entonces esto?

- Nosotros planteamos reducir sobre todo los impuestos a determinados grupos sociales y el IBI de esta ciudad es el segundo más caro después de León, pero no estamos planteando que haya menos gasto social. Lo que hay es un despilfarro por parte de este ayuntamiento, nos hemos cansado de denunciar los seis millones y medio de Eulen, el millón cuatrocientos mil de La Aldehuela, los seiscientos mil de la plaza de Los Bandos, los de Garrido, podríamos hablar, hablar y hablar de diferentes situaciones que han hecho que en este ayuntamiento la visión que siete es el despilfarro, la falta de planificación y la no consecución de los intereses generales. Nosotros hemos hablados de derechos sociales, de vivienda, de que la gente quiere quedarse en esta ciudad y de que hay otra manera de hacer política. Llevamos muchos años de bipartidismo, sobre todo de gobierno del Partido Popular, un partido que tiene serias dificultades para demostrar su honorabilidad. Y el señor alcalde no está Salamanca, su cabeza está ya en Castilla y León. Eso es una realidad, no lo dice Ganemos. Somos el único grupo que ha presentado propuestas reales de enmiendas a los presupuestos, fruto del consenso con asociaciones de vecinos, de asambleas informativas todos los meses, para denunciar el urbanismo de salón. Otra cosa es que haya gente que no le guste o que no le importe que le roben, y que la comparsa de Ciudadanos no haya hecho más que seguidismo.

- Ciudadanos y PSOE aseguran que Ganemos solo hace oposición pura y dura, oponerse por sistema a todo.

- Es un planteamiento bastante limitado y entiendo que es lo que tienen que decir. Los hechos lo demuestran, somos el único grupo que a todos los proyectos ha presentado propuestas concretas. Otros no pueden decir lo mismo. Y en segundo lugar, los únicos que en el presupuesto hacemos alegaciones con propuestas concretas. Si luego otros quieren decir que sólo criticamos, pues no voy a entrar a debatir eso. Somos el grupo de la oposición real y realista al Partido Popular. Somos el único grupo que ha realizado propuestas al tercer Plan de Igualdad, esto hay que decirlo alto y claro. Hemos venido aquí a abrir puertas y levantar alfombras, es a lo que hemos venido aquí y lo que estamos haciendo, abrir ventanas.

- En 2019 se prevé que quieran venir más a levantar alfombras y abrir ventanas. El secretario general de Podemos, Pablo Iglesias, ha dicho que concurrirán a las elecciones municipales y que cualquier coalición debe mantener la marca morada. ¿Habrá entonces Podemos por un lado y Ganemos por otro, Podemos-Ganemos, y cómo encajar a Izquierda Unida y Equo?

- Ganemos Salamanca nace desde los intereses de la ciudadanía, que recogimos firmas para poder presentarnos a las elecciones, que conseguimos que hubiera una candidatura de izquierdas unitaria y el planteamiento del grupo municipal es que hasta 2019 estamos aquí. Nosotros tenemos muy claro que nuestro papel sigue siendo, pase lo que pase en los diferentes grupos políticos, el de hacer propuestas y oposición hasta que termine la legislatura. El debate no se abrirá en este grupo municipal y este ayuntamiento, lo abrirá la sociedad, la gente que viene participando habitualmente en Ganemos Salamanca. Lo decidirá la gente. Nuestras preocupaciones son otras.

- ¿Cuáles?

- Hay que centrarse en los problemas de la gente. El fundamental es que no se queda porque no hay posibilidad de emplearlos. Segundo, tienen serias dificultades para acceder a una vivienda. Tercero, hay una red de recursos sociales que están siendo insuficientes. Eso significa centros de acción social colapsados por falta de personal, problemática de desahucios… Y también la participación ciudadana, que las propuestas de la gente se canalicen, y la transparencia. Al final es recursos públicos y equipamientos, el poder vivir con calidad.

“Somos el único grupo que ha presentado propuestas reales de enmiendas a los presupuestos”

- ¿Qué propone Ganemos para atajar estos problemas?

- Tres grandes bloques de propuestas: derechos sociales, vivienda y transparencia. Con muchas medidas y muchas enmiendas. Por ejemplo, más inversión para empleo, por ejemplo hay una serie de limitaciones en el empleo público que nos impone Montoro, pero hay una serie de bazas, de posibilidades, que hay que trabajar y estudiar. En la vivienda, es una oportunidad para general alquiler social, porque podemos y además es nuestra obligación política. También está la rehabilitación, porque tenemos barrios hechos una pena, que tendrían que ser regenerados, porque existe falta de accesibilidad y de eficiencia energética. Los barrios son zonas de convivencia y queremos que todos tengan el mismo trato, por ejemplo bibliotecas en los barrios al otro lado del Tormes. Pero si a la gente durante muchos años y años no le has dejado participar y estás ofreciendo una imagen exclusivamente de cerramiento, lo que hay que hacer es abrirles las puertas. Por eso es fundamental la transparencia.

Junto a ello hay que reformular proyectos como Zaldesa y Mercasalamanca, que son agujeros sin fondo, metemos dinero y no llegamos a nada. Por inercia y por falta de planificación. A lo mejor señores, que son casi todos menos algunas mujeres, hay que revisar qué modelo tenemos. Y en ordenanzas fiscales pedimos que se rebaje el IBI, y que en Salamanca se diga que se han congelado los impuestos es una mentira, cuando lo que ha habido son revisiones todos los años. El Partido Popular, con Ciudadanos, están generando una gestión municipal que nace para no cumplirse. Ellos hablan, venden, pero nunca cumplen. Por ejemplo, consideramos que el órgano soberano que representa a los salmantinos es el pleno del Ayuntamiento, pero en tres años hay mociones tras mociones que se aprueban pero quedan en el cajón del alcalde. El Partido Popular no cree en la democracia y además incumplen la Constitución, pero luego se les llena la boca de celebrar la Constitución Española, lo que nos demuestran con sus políticas diarias es que son los más antiespañoles del mundo. Menos celebrar y más trabajar en el día a día.

- De eso, del día a día, dependen los servicios municipales, que ocupan una importante parte del presupuesto del Ayuntamiento.

- Servicios en empresas como Aceinsa, a la que Intervención dice que no tiene una situación muy legal a lo que tendría que ser la contratación pública. Menos mal que llega una nueva ley que va a garantizar, esperemos, que haya más transparencia y menos amiguismo. Nosotros consideramos fundamental la calidad de los servicios municipales y en cuanto sea posible se tienen que recuperar, hay que remunicipalizarlos. Ha pasado en Valladolid y otros muchos ayuntamientos, no es una cuestión que nos resulte alejada. El alcalde dice que van a invertir en aumentar la calidad de los servicios públicos, pero luego la falta de control nos ha costado a todos seis millones de euros con el caso piscinas. Si realmente tienen interés, mayor y fiscalización y control de los contratos que se firman. No puede ser que la falta de compromiso o de ausencia profesional, diría que la ausencia de mantenimiento, nos cueste seis millones y medio de euros que sale de nuestras nóminas, y no sale de los bolsillos del equipo de gobierno. O por ejemplo, el contrato de conserjería, los trabajadores tienen condiciones laborales irrisorias, con jornadas tan parciales que ni siquiera llegaban al salario mínimo, y al Partido Popular ni le ha importado. También está el coste del urbanismo a capricho, sumando mucho dinero. Eso es el despilfarro y que no hay interés por los servicios municipales. Y ahora está el contrato de mantenimiento de parques y jardines, 44 millones de euros para seis años, que se dice pronto. Por qué no puede desglosarse para que haya más oportunidades para más empresas de la ciudad, por qué sólo se le da a una de unas características determinadas, por qué no a empresas más familiares y cooperativas, hay otros dos pliegos donde sí se hace. Si se quiere se puede. Querer es poder y se dejan pasar oportunidades. Y cuando alguien se deja pasar oportunidades, o es que está muy ciego en su camino por el desierto o no tiene interés de que las cosas cambien. Eso supone que muchas personas en nuestra ciudad no tengan oportunidades, sobre todo laborales.

- Respecto al empleo, antes comentó que hay bazas que no se estaban aprovechando. ¿Cuáles?

- El empleo se gestiona desde la oficina de promoción económica, que no está integrada en la gestión municipal, está externalizada y supone una forma de gestión más opaca, y tiene un presupuesto elevado, 3,5 millones de euros. El empleo en esta ciudad tiene que ver con las decisiones que se toman en esa oficina. Hay una pata fundamental que se está desarrollando, el emprendimiento, es necesario, pero no todo en este mundo va a ser emprender, no todo el mundo va a ser autónomo. Y luego todo son convenios, todo se externaliza, el último incluso con una empresa que después subcontrata. ¿Pero el control dónde está? Nosotros queremos un modelo de empleo que no sólo se puede vincular a la construcción con el vial del nuevo hospital o la reforma de la estación de autobuses, porque eso es trabajo temporal, no lo olvidemos, estacional además, y se ha demostrado en España que es una burbuja. Tenemos una universidad, hay que mirarla más, a sus recién titulados. Además hay mucho emprendimiento que rápido se acompaña pero luego se suelta. Tiene que haber no paternalismo, sino seguimiento. Y qué pasa con las personas cualificadas, necesitamos atraer empresas y ahí está la universidad, sólo se han hecho dos programas acompañados de becas. Esa no es la fórmula laboral. Y tenemos personas no cualificadas que tienen derecho a emplearse, ahí está el plan para rehabilitar barrios, vamos a generar desde un auxiliar administrativo hasta un encofrador, pero con permanencia. Y luego está el empleo público, durante muchos años las vacantes no se han cubierto, eso es una cuestión de voluntad política. Nosotros planteamos potenciarla.

“El Partido Popular no cree en la democracia y además incumplen la Constitución; son los más antiespañoles”

- El empleo está muy vinculado a las inversiones municipales. ¿Qué opina Ganemos respecto a las que se realizarán esta año?

- Si se llegan a hacer, porque el año pasado se ha liquidado con superávit, pero porque solo se ha ejecutado el 45% de lo presupuestado. Es una falta de responsabilidad, lo que han hecho es no gastar en inversión. Esperemos que ocurra con el Tormes+, tenemos ganas de que empiece a funcionar para ver todo lo que conseguimos para la ciudad, porque ahí nos obliga la Unión Europea a ejecutar las propuestas de la gente. O el gasto social se hace sólo seguimiento de lo que hay, sin planificación, siendo necesarios gastos plurianuales, marcándose objetivos de tres a cuatro años.

- Otra parte importante del presupuesto es el Octavo Centenario de la Universidad. ¿Es suficiente el dinero que se destina y las actividades que se financian?

- Esta partida está vinculada mucho a la oferta cultural y artística. No nos parece mal, pero que tenga también una repercusión en artistas locales, no sólo que venga Bob Dylan. No todo el mundo puede pagar por este concierto, pero mucha gente sí puede acceder a las propuestas de artistas locales, gratuita en muchos casos. Ahora se tiene en cuenta a la universidad, a la que se ha tenido poco cariño por parte del Partido Popular legislatura tras legislatura.

- Y, finalmente, el pago de la deuda es otro de los capítulos destacados en el presupuesto municipal. ¿Habría que pagar más para terminar con ella, o menos para destinar ese dinero a otras partidas?

- Deuda que ha generado el Partido Popular. No es una cuestión de pagar o no, está ahí y hay que pagarla. Queremos que el superávit se destine a la rehabilitación de vivienda, a la renovación de tuberías, con lo que ya dijo el defensor del pueblo de lo que suponía el fibrocemento para la salud.

- En resumen, el presupuesto del Ayuntamiento de Salamanca para 2018 es…

- Obsoleto, con falta de planificación, sigue la línea del despilfarro y nace para no cumplirse. Pero por la experiencia que tenemos aquí podemos decir esto, porque es lo que ocurrió en 2017.