León

La Oficina de Consumo tramita 2.740 expedientes en 2017

1 marzo, 2018 17:16

El vicepresidente de la Diputación, Francisco Castañón, y el diputado de Consumo, José Miguel Nieto, ha presentado durante esta mañana el balance de las actuaciones que se han llevado a cabo desde la Oficina de Consumo Provincial.

La actividad de la Oficina de Consumo, explicó Castañón, se centra en la atención a consultas y la tramitación de reclamaciones, una tarea que se complementa con los programas de formación de los consumidores, así como con otras iniciativas que buscan optimizar los recursos disponibles para la defensa de sus derechos. “En definitiva, el trabajo de la Oficina de Consumo desarrolla, en todas aquellas localidades de nuestra provincia que no disponen de Oficina Municipal de Información al Consumidor”.

Por otro lado, añadió que “dentro de este servicio se encuentra nuestra adhesión al RACE, la Red de Agentes de Comercio Interior de Castilla y León, a través de un convenio con la Junta de Castilla y León”. Una Red, cuya función principal es la de recabar información con el objetivo de asesorar y apoyar al comercio en la toma de decisiones que puedan influir en la política relacionadas con este sector, a través de la formación especializada. “Su finalidad es aportar nuevas fórmulas para impulsar la economía, en especial en las zonas rurales, actuando sobre la actividad comercial, un factor clave para el crecimiento económico y el asentamiento de población, un objetivo, para nosotros, prioritario”.

Según señaló el diputado de Consumo, a lo largo del año pasado se han tramitado un total de 2.740 expedientes, 24 más que en 2016, procedentes de 169 municipios de la provincia. De ellos, 1.667 corresponden a consultas y 1.063 son reclamaciones. La Oficina de Consumo tiene su sede central en San Cayetano, desde donde se lleva a cabo la tramitación de las reclamaciones, la atención al público de forma presencial y también a distancia. Además, cada semana, se acude a los puntos de atención al público de La Bañeza, Ponferrada y Bembibre. En la sede central se han recogido el 60% de los expedientes, el 17 % en Ponferrada, el 13% en Bembibre y el 10 % en La Bañeza.

José Miguel Nieto explicó también que el desarrollo de las tecnologías de la información y la comunicación dan oportunidad a la Diputación de ofrecer a los leoneses, sea cual sea su lugar de residencia, la posibilidad de disponer en sus propias casas de una `delegación´ de la Oficina, ya que el teléfono, o el ordenador, se convierten en el vehículo que traslada a los asesores a la propia casa del consumidor de manera sencilla, inmediata y cercana. “Así, el objetivo fundamental que perseguimos es el de prestar un servicio más asequible, eficaz y cómodo, sin perder calidad”.

Los leoneses de toda la provincia aprecian y utilizan estas iniciativas. En el último año, el 60% de los expedientes se plantearon por algún medio de comunicación a distancia, siendo el teléfono la vía preferida para formular consultas, y el correo postal y electrónico para las reclamaciones.

Aunque durante los últimos años se ha notado una tendencia a la baja, las telecomunicaciones vuelven a ser las protagonistas de las preocupaciones de los consumidores de la provincia, acaparando el 27% de los expedientes tramitados. Este sector aumentaba cada año y alcanzó su máximo en 2015 con 1.623 expedientes.

El dato más significativo del balance de este año en cuanto a la distribución de expedientes por sectores es el enorme incremento en los correspondientes a Banca, que en los últimos años había ido adquiriendo mayor protagonismo pero que, en 2017, con un 21 % de los expedientes, se convirtió en una de las principales preocupaciones de los consumidores.

De las reclamaciones del sector bancario tramitadas en el año 2017, el 45% se trasladaron en segunda instancia al Servicio de Reclamaciones del Banco de España, gran parte de ellas correspondientes a gastos de constitución de hipoteca, el 23% se resolvieron satisfactoriamente para el consumidor con la consiguiente recuperación económica que ascendió a 72.000 euros. En el 32% restante de los expedientes tramitados, tras la mediación se archivaron sin éxito, bien porque el consumidor decidió no continuar su reclamación mediante la intervención del Banco de España, o bien por tratarse de reclamaciones de cláusulas suelo que, tras no alcanzar un acuerdo por esta vía, únicamente queda abierta la vía judicial.

Los problemas derivados de las compras, realizadas tanto a través de tiendas físicas como en Internet han llevado al sector del Comercio a la tercera posición de la lista, lo que supone el 10 % de los expedientes tramitados. Los seguros, con un 6,9 %, la electricidad, sector al que corresponde el 6,6 % y la compra y reparación de automóviles, que motivaron el 5,6 %, completan la relación de sectores cuyos expedientes sobrepasan el 5 % del total de los tramitados.

Tras la mediación de la Oficina de Consumo en las reclamaciones tramitadas, el 43% fueron resueltas de forma positiva, con la consiguiente devolución de la cantidad reclamada, indemnización económica, o cualquier otra satisfacción solicitada por el consumidor. En algunas de ellas, el resultado obtenido no se puede cuantificar económicamente, pero en el caso de aquellos en que sí es posible esta cuantificación, ya sea por devolución de importes o cancelación de deudas, la intervención de la Oficina de Consumo ha supuesto la recuperación para los usuarios de nuestra Oficina, en conjunto, de un montante económico de 135.000 euros.