León

Diputación devuelve a sus diputados el dinero retenido en 2012

4 agosto, 2017 16:08

Encubierto en el punto tercero del orden del día que se refiere a una modificación de créditos, el Pleno extraordinario de la Diputación aprobaba esta mañana por unanimidad devolver a los diputados provinciales del año 2012 el dinero correspondiente a la reducción de sus retribuciones, acordado en aquel entonces por el Ministerio de Hacienda. En total, ahora Diputación debe ingresar a aquellos diputados 64.852,25 euros. Entre los beneficiados se encuentra la difunta presidenta Isabel Carrasco, o el ex presidente y ex diputado imputado por la Púnica, Marcos Martínez, y diputados actualmente en activo como Joaquín Llamas, Matías Llorente, Raúl Valcarce o Emilio Orejas entre otros. Este asunto no suscitó ningún debate y ni siquiera se mencionó expresamente. Fue aprobado por unanimidad.

JUNTAS VECINALES

El asunto que motivó la convocatoria urgente del Pleno y la interrupción de las vacaciones veraniegas de los señores diputados fue la convocatoria del Plan de Obras de Juntas Vecinales, por un importe  superior a los 1,2 millones de euros, que beneficiarán este año  a  349 juntas vecinales, todas ellas con más de 70 vecinos; el resto de juntas vecinales se podrán acoger al plan de 2018.

Los grupos de la oposición, especialmente el diputado de UPL, Matías Llorente, fueron muy críticos con el equipo de gobierno por la tardanza en tramitar este tipo de convocatorias, ya que, con el verano  de por medio, las obras no podrán adjudicarse hasta el otoño y su realización podrá prolongarse hasta el año 2018. En este sentido, se criticó que no se hayan solucionado los problemas históricos de orden burocrático por los que, por ejemplo, obras de planes de 2016 aún no se hayan licitado.

Llorente criticó que el portavoz del PP, Francisco Castañón, hubiese calificado de “día de fiesta” la jornada de hoy por el acuerdo sobre el plan de juntas vecinales. Llorente echó un jarro de agua fría a los populares al poner en evidencia el enorme retraso que acumula la ejecución de este tipo de obras, bien sea por falta de eficacia de la propia Diputación, por la falta de empresas que concurren a estas licitaciones o por la burocracia municipal. PSOE, Ciudadanos e Izquierda Unida coincidieron en resaltar la tardanza administrativa de estos planes, lo que les resta eficacia.

Cortó el debate el propio presidente, Martínez Majo, quien prometió agilizar el proceso de estos planes de obras y resaltó a modo de justificación que en verano no se pueden hacer obras en los pueblos, porque hay mucha gente y se puso él mismo como ejemplo en Valencia de Don Juan, donde los vecinos protestaron por la realización de una serie de obras en el mes de junio.

REFERÉNDUM CATALÁN

La moción en contra del referéndum ilegal en Cataluña y a favor del respeto de la legalidad y de la Constitución española, casi termina en esperpento al enredarse los partidos constitucionalistas, PP, Ciudadanos, PSOE y UPL, en tratar de poner en evidencia al diputado de Izquierda Unida, Miguel Flecha, el único que votó en contra, aunque él mismo se lió al calificar de “ilegal” el referéndum que, al mismo tiempo, justificaba.

El diputado de Coalición del Bierzo llegó a manifestar su asombro de que un concejal de Garrafe de Torío, por el diputado de IU, apoyase las tesis catalanistas. “Se enteran en Cataluña y se vienen arriba”, dijo el berciano.

Matías Llorente aseguró que el referéndum tenía como objetivo tapar la corrupción del 3% de la Generalitat catalana y, desde el PSOE, se insistió en que la solución es una reforma consensuada de la Constitución para dar paso a una Estado federal. El diputado de Ciudadanos,  Juan Carlos Fernández, destacó la españolidad y la coherencia de su partido.

OBRAS DE PAJARES

La unanimidad fue total, sin embargo, en el último punto del orden del día del Pleno. Otra moción, esta vez para exigir a las administraciones públicas pertinentes y a la empresa Adif soluciones al desvío de importantes caudales hídricos del norte de la provincia leonesa hacia  Asturias con motivo de las obras inacabables de la variante ferroviaria de Pajares.

Todos los grupos estuvieron de acuerdo en manifestar el desastre natural, ecológico y humano que supone que manantiales, fuentes y riachuelos que hace años vertían en León, ahora lo hagan en Asturias, con el perjuicio ambiental, económico y poblacional que este desastre supone. Llorente, siempre el diputado más crítico y combativo, echó en cara que una obra de tal envergadura, con un presupuesto superior a los 3.200 millones de euros, no haya contado con un eficaz informe geológico e hídrico. Llorente calificó de “chapuza” esta obra, que el PP reiteró, a pesar de todo, que era necesaria.

Ciudadanos insistió en considerar la obra de “faraónica” y “chapucera” y acusó a sus responsables de dejación de responsabilidades por no haber elaborado un informe geológico.

Finalmente, el Pleno aprobó un incremento salarial del 1% para toda la plantilla de la Diputación.