Región La consejera de Familia e Igualdad de Oportunidades, Isabel Blanco, afirmó hoy que 4.969 mayores de 8.088 contagiados de las residencias fueron derivados a los hospitales por COVId-19 y tildó de “percepción” lo recogido en el informe del Procurador del Común, Tomás Quintana, presentado en las Cortes.En el pleno de las Cortes, ofreció estos datos en su respuesta a la procuradora socialista, Nuria Rubio, quien preguntó si considera la Junta de Castilla y León que el informe presentado por el Procurador del Común sobre la gestión de las residencias está elaborado con “falta de rigor”.Desde el respeto al trabajo del alto comisionado, manifestó la consejera que el informe puede ser “base de discrepancia y sujeto a criticas y opiniones” y leyó un párrafo del mismo para referirse a una “percepción”.“Lo que ha sucedido es que han menospreciado y han faltado el respeto al Procurador del Común y a las familias”, censuró la socialista, quien también leyó otro párrafo del informe en el que se relatan “unas conclusiones escalofriantes” con residentes a los que se denegó el trasladó y pudo ser causa de su muerte.Rubio manifestó que “fallecieron en soledad, agonía y deshidratados” y confió en que se cree la comisión de investigación de la gestión en las residencias para que se conozca lo ocurrido, por lo que Blanco criticó que pretendan hacer un “uso torticero” de la misma.

La consejera de Familia aclara que 4.969 mayores de 8.088 contagiados de las residencias se derivaron a los hospitales

25 mayo, 2021 18:51

La consejera de Familia e Igualdad de Oportunidades, Isabel Blanco, afirmó hoy que 4.969 mayores de 8.088 contagiados de las residencias fueron derivados a los hospitales por COVId-19 y tildó de “percepción” lo recogido en el informe del Procurador del Común, Tomás Quintana, presentado en las Cortes.

En el pleno de las Cortes, ofreció estos datos en su respuesta a la procuradora socialista, Nuria Rubio, quien preguntó si considera la Junta de Castilla y León que el informe presentado por el Procurador del Común sobre la gestión de las residencias está elaborado con “falta de rigor”.

Desde el respeto al trabajo del alto comisionado, manifestó la consejera que el informe puede ser “base de discrepancia y sujeto a criticas y opiniones” y leyó un párrafo del mismo para referirse a una “percepción”.

“Lo que ha sucedido es que han menospreciado y han faltado el respeto al Procurador del Común y a las familias”, censuró la socialista, quien también leyó otro párrafo del informe en el que se relatan “unas conclusiones escalofriantes” con residentes a los que se denegó el trasladó y pudo ser causa de su muerte.

Rubio manifestó que “fallecieron en soledad, agonía y deshidratados” y confió en que se cree la comisión de investigación de la gestión en las residencias para que se conozca lo ocurrido, por lo que Blanco criticó que pretendan hacer un “uso torticero” de la misma. “No van a poder ocultar su nefasta gestión”, advirtió Rubio.