Región

Los conductores kamikazes, drogados y borrachos se multiplican

28 mayo, 2018 18:15

La Policía Local ha denunciado a un conductor de 20 años de edad, J.C.H.L., que circuló de modo temerario por varias calles de la ciudad. Este joven, al volante de un turismo Seat León, fue observado por una patrulla de la Policía Local cuando circulaba a gran velocidad por los paseos de Canalejas y San Antonio, acelerando y derrapando fuertemente con grave peligro de perder el control del vehículo y con riesgo para los demás usuarios de la vía.

Inmediatamente la patrulla policial inició una persecución hasta el Alto de Rollo, donde el vehículo infractor fue finalmente interceptado. J.C.H.L. fue sometido a un test de drogas y dio positivo por cannabis, siendo denunciado tanto por esta circunstancia como por conducción negligente.

Además se le incautó una navaja de grandes dimensiones, por lo que también fue denunciado por infracción a la ley de Seguridad Ciudadana. Por último se le intervinieron dos aerosoles de pintura con el fin de prevenir la comisión de posibles actos vandálicos, así como una pastilla de hachís.

Una hora antes, a la una de la madrugada, la Policía Local había denunciado a un conductor negligente y sin carné, de 41 años de edad, R.E.M.M., cuando circulaba de modo extraño, con cambios indebidos de carril y sin respetar la prioridad de paso de otros vehículos, por el túnel de la Televisión.

Ante los evidentes síntomas de intoxicación etílica que presentaba, fue sometido a la prueba de detección correspondiente y dio positivo, siendo denunciado tanto por esta circunstancia como por conducción negligente, y por carecer además del permiso de conducción de la clase B. El vehículo, un Renault Laguna, fue inmovilizado y retirado por la grúa municipal.

Conductores hablando por el teléfono móvil

Por otro lado, la campaña especial sobre el control del uso del teléfono móvil y de otros dispositivos susceptibles de provocar distracciones al volante, llevada a cabo en la ciudad de Salamanca por la Policía Local entre los pasados días 14 y 18 de mayo, se ha saldado con 26 sanciones a otros tantos conductores que hacían uso de aquellos durante la conducción.

Esta campaña se ha realizado en colaboración con la Dirección General de Tráfico y en cumplimiento de la programación de las campañas y operaciones de Vigilancia y Control para el año 2018, sin perjuicio de la vigilancia normal que se realiza durante todo el año.

Durante las fechas indicadas, la Unidad de Circulación de la Policía Local ha supervisado el paso de 4.054 vehículos. Los 26 conductores sancionados tienen que hacer frente a una multa de 200 euros así como a una propuesta de retirada de tres puntos del carné de conducir. Tres de las 26 infracciones lo fueron por el uso de de navegadores u otro tipo de pantallas informáticas.

Todas estas operaciones de control de la Policía Local se han realizado en puntos donde no se obstaculizaba la circulación del resto de los usuarios de las vías urbanas, variando las horas y los días de los controles al objeto de llegar a los diferentes sectores de conductores y de concienciarlos sobre la peligrosidad inherente a las conductas mencionadas. A tal fin, además de los sancionados, otros conductores fueron informados “in situ” por los agentes policiales sobre los riesgos de mantener conductas desentendidas o despreocupadas al volante.

Las distracciones durante la conducción constituyen una de las principales causas de los accidentes de tráfico y aparecen como factor concurrente en más de un tercio de los accidentes que se producen en zona urbana, por lo que resulta necesario desarrollar y reforzar las actividades de prevención, vigilancia y, en su caso, denuncia de estas actitudes antirreglamentarias. Particularmente, el uso inadecuado del teléfono incrementa considerablemente el riesgo de accidente vial, no solo por el empleo incorrecto o deficiente de las manos, sino precisamente por la distracción o despiste del conductor.