Región

Iguales, veinte años contra la homofobia y la discriminación

20 mayo, 2018 09:33

El pasado jueves, 17 de mayo, se conmemoró el Día Internacional contra la Homofobia y la Transfobia. Desde hace más de veinte años hay un colectivo, Iguales, que en Salamanca lucha no sólo contra esta lacra, sino también contra la discriminación y la incomprensión, como garante de la diversidad de género y sexual. Hoy es el protagonista de nuestra serie dominical sobre las asociaciones de la provincia charra.

A través del correo electrónico iguales@felgtb.org y del teléfono 678080942 atiende al colectivo LGTB+, es decir, lesbianas, gays, transexuales, bisexuales y otras realidades como asexuales y pansexuales, dentro de una amplia diversidad de género y sexual. “Estamos presentes en distintos canales para atender cualquier necesidad”, explica Enrique Blanca, presidente de Iguales en Salamanca, que agrupa a unas treinta personas en la actualidad.

El colectivo se reúne al menos una vez al mes en asamblea, en la Casa de los Estudiantes del campus universitario Miguel de Unamuno, para preparar las actividades a desarrollar, ya sean informativas o reivindicativas, con campañas en la calle, charlas en centros escolares o conferencias abiertas al público en general. Al mismo tiempo, participa en las concentraciones y manifestaciones que tienen lugar para luchar contra la homofobia y reclamar la igualdad de derechos.

Pero Iguales también presta una labor de asesoramiento al colectivo LGTB+, pues cuenta con psicólogos y trabajadores sociales para atender a aquellas personas aún con dudas sobre su sexualidad o sobre dar el paso para hacer pública su orientación, “incluso vienen padres a preguntarnos por determinadas actitudes de sus hijos”. También asesora a quienes han sido víctimas de alguna agresión verbal o física para presentar la correspondiente denuncia, pues “sólo el 10% de las agresiones termina en denuncia, por miedo o porque se deja pasar”.

En Salamanca este colectivo percibe dos realidades, la de la propia ciudad y una más concreta en el entorno universitario, pero considera que ambas, cada una a un ritmo distinto, es más aperturista, “aparecemos en lugares impensables hasta hace poco tiempo, pero sigue habiendo mucho camino por recorrer, tenemos gente armarizada, población transexual que no encuentra trabajo o muchas agresiones verbales”. Por eso Enrique Blanca considera necesario salir a la calle para reivindicar.

Principalmente la aprobación de una Ley de Igualdad por parte de la Junta de Castilla y León, actualmente paralizada a expensas de que se apruebe una ley nacional. “Pero muchas competencias son de las comunidades autónomas, como las operaciones de género”, de ahí la necesidad de poner en marcha la ley. Más sensibilizadas están otras instituciones como Ayuntamiento de Salamanca y Diputación, que aprobaron una moción de apoyo al colectivo LGTB+ y están poniendo en marcha un plan estratégico. “Si se sigue esa dirección estamos en el camino correcto, hemos logrado los primeros frutos”.