Región

Vuelve la ‘marea blanca’ a Salamanca contra la gestión sanitaria

25 marzo, 2018 08:34

Las calles de Salamanca han vuelto a registrar este sábado una ‘marea blanca’ contra la gestión de la Consejería de Sanidad de la Junta de Castilla y León. Tras la celebrada el pasado 20 de enero en Valladolid con presencia de miles de personas de toda la Comunidad Autónoma, se planteaba una específica en la capital charra por ser la que más lista de espera tiene. Tuvo lugar desde el hospital Virgen de la Vega hasta la Gerencia de Salud en la avenida de Mirat.

La Plataforma de Salamanca para la Defensa de la Sanidad Pública, tras reunirse con diversos partidos políticos, sindicatos y asociaciones, acordó salir a la calle para denunciar el recorte de personal mientras no desciende la lista de espera y los pacientes sin atender mientras se derivan cientos de miles de euros hacia la sanidad privada.

Por poner algunos ejemplos, se denuncia que se ha reducido la plantilla de cirujanos mientras aumenta la lista de espera para una intervención quirúrgica, que hay 28.000 pacientes sin ser atendidos mientras aumenta la lista de espera para consultas, y mientras todo esto sucede, se destinan 700.000 euros de la Junta de Castilla y León para operaciones en hospitales privados, pudiendo emplearse ese dinero en contratar a más trabajadores con los que reducir la listas de espera.

La última gota que ha colmado el vaso de la paciencia ha sido la modificación de la plantilla orgánica del Hospital Universitario de Salamanca mediante una resolución de la Gerencia Regional de Salud. Aunque se haya cumplido la exigencia normativa para esta modificación, la negociación en la Mesa Sectorial y que la modificación de plantilla hace que el balance final sea aparentemente neutro, pues se dan de baja 15 plazas y se crean otras 15, "de forma efectiva se pierden plazas ya que las 9 creadas de urgencias ya existían y lo que se hace es regularizar la situación".

"Argumentar que se han suprimido plazas que no estaban cubiertas, además de no ser totalmente cierto, implicaría una doble negligencia: no cubrir las vacantes, y luego suprimirlas. En otros hospitales de la Comunidad, sin problemas tan acuciantes como en éste, se ha producido un saldo positivo, es decir se han creado plazas netas", denuncian los manifestantes.

Argumentos para la manifestación

A juicio de la plataforma ciudadana, la solución no está en concertar con la sanidad privada. “Exigimos la cobertura de las plantillas al 100%, la apertura de las camas cerradas de forma arbitraria o con justificaciones de difícil explicación y si fuera necesario para paliar la situación actual, utilizar el dinero (previsto para conciertos con la privada) para contratar el personal necesario para hacer ese trabajo. Por las tardes hay consultas y quirófanos vacíos en todos los hospitales”, añaden.

Según sus promotores, las dependencias y los servicios del hospital salmantino han pasado de ser “el buque insignia” de la Sanidad de Castilla y León a asemejarse a “una canoa”. Esto, tal y como han continuado, ha supuesto que 33.577 salmantinos estén esperando para ser atendidos, que haya 28.484 pacientes pendientes de primera consulta o de especialistas y que 5.093 pacientes se encuentren una media de cuatro meses para ser intervenidos quirúrgicamente.

Y, aunque “no es una guerra” con las plataformas del resto de provincias, tal y como han insistido durante un encuentro con los medios para presentar la ‘Marea Blanca’, los promotores salmantinos han puesto como ejemplo que mientras la plantilla aumenta en Valladolid con 63 plazas médicas y en León con 39, la subida en Salamanca ha sido de dos profesionales.

Asimismo, en esta misma línea, los portavoces en rueda de prensa – Diego Cuesta, Regina Moreiro y María Ángeles Salinero- han destacado que a cada médico de endoscopias de Salamanca le corresponde 4.000 pacientes más que a Valladolid, y que en Valladolid hay 30 médicos de digestivo frente a los 16 que hay en Salamanca.

https://www.youtube.com/watch?v=jAfwXj-qvKY

Reivindicaciones de los convocantes de la manifestación

-Acabar con los recortes recuperando al menos el presupuesto sanitario del año 2010.

-Recuperar el empleo perdido y acabar con los contratos basura, las interinidades indefinidas y los puestos comodín.

-Que no se cierren plantas y camas hospitalarias.

-Un modelo de sanidad cien por cien pública.

-Implementar programas de prevención y promoción de la salud.

-Acercar la atención especializada y hospitalaria a los núcleos rurales.

-Restituir el derecho a recibir asistencia sanitaria de personas que residan en España.

-Nombramiento de gerentes atendiendo a su perfil profesional, no político, e introducir medidas de transparencia de la gestión económica.

-Cumplimiento riguroso de la ley de incompatibilidades del personal sanitario.

-Poner en funcionamiento cauces eficaces de participación social y profesional en todos los niveles del sistema sanitario.