Región

Crónicas camperas y de herraderos en el Páramo de la Parrilla

17 marzo, 2018 21:19

Ora nieve, ora lluvia, ora sol; pero siempre el frío perenne en estos parajes. Menos mal que había varias lumbres…y buenos manjares a la parrilla que manejaron con soltura Manolo Sarmentero y el “Rubio de Tudela”, además de un excelente guiso de callos con garbanzos elaborado por Alfonso González, el empresario de Simancas, en comanda con Pepe Mayoral, ganadero de bravo de Castronuño. Y buen tinto ribereño…

Todo ello como aperitivo de una mañana de herradero en “Quinta de Tierz”; una acogedora finca que alberga el hierro “Toros de Tierz”, cuyo representante es el abogado y crítico taurino César Mata. Familiares y amigos se dieron cita un año más para presenciar -y ayudar- en las tareas del marcaje de las reses que quedarán identificadas de por vida; una de las faenas camperas más importantes de la ganadería brava. Mata y Mayoral disponiendo los hierros a las indicaciones del facultativo.

Mientras unos comen y beben a placer, otros se dedican al trabajo que conlleva esta labor ganadera. Los amigos y familiares del ganadero ayudan en las tareas de chiqueros, corraletas, corredero y mueco para que los animales puedan ser herrados y vacunados. Tarea esta última, además del registro oficial, que siempre hace el facultativo veterinario de la asociación que corresponda el hierro

En esta ocasión es la Asociación de Ganaderías de Lidia con el veterinario y ganadero Julián Escudero como facultativo de la Zona Noroeste. Y Escudero, ya asiduo en “Quinta de Tierz”, tuvo ayudante en la persona de la joven Rebeca Mata que, en último de carrera, hizo prácticas con los becerros de su tío César. Otro hermano de Rebeca, Francisco, es un gran aficionado y también colabora en las tareas camperas, e incluso se pone delante muleta en mano cuando llega la ocasión.

Ambos son hijos de Ricardo Mata, profesor de Derecho de la UVA. También saludamos al resto de hermanos del ganadero: Raquel-Ingeniero en la JCYL- y José María, médico traumatólogo con residencia en Alcañiz. Y un montón de amigos taurinos y conocidos del anfitrión como el portillano y caballista Angel Capellán, los alcaldes de Cuéllar, Tordesillas y Montemayor de Pililla;  la periodista de El Norte de Castilla Lorena Sancho y el responsable de comunicación de la Federación Taurina de Valladolid, Jesús López Garañeda; siempre acompañado por el gráfico medinense José Fermín Rodríguez, al que sorprendimos apretando el “gatillo” de su cámara entre la humareda.

Y no podían faltar toreros de Valladolid como Joselillo; el novillero Ricardo Maldonado y los becerristas José Manuel Serrano, Daniel Martín y Alejandro González. Lástima que el ruedo de la coqueta placita de tientas se encontrara embarrado, ya que el colofón era haber soltado algunas vacas para tienta. También saludamos al buen aficionado práctico Felipe Romero que vino acompañado de su hija mayor. Y otros muchos que me dejaré en el tintero del olvido.

En definitiva una mañana campera y taurina cien por cien donde volvimos a disfrutar con el herradero de diez machos y hembras; algunos de ellos en la forma secular: a mano y en el suelo. Una forma más de conocer el mundo del toro. Hasta otro año.

Fotos: Fermín Rodríguez