Región

Arranca el X Certamen de tentaderos “Ciudad de los almirantes”

10 marzo, 2018 23:54

A pesar de la lluvia caída durante la noche, y el albero del coso del Carmen encharcado, arrancó la primera jornada del X Certamen de Tentaderos “Ciudad de los Almirantes” con la inscripción récord de 48 aspirantes a novilleros inscritos. Y dicen que el toreo va a menos...

En este certamen de Medina de Rioseco la primera visita de los aspirantes a novilleros es al consistorio para oficializar la inscripción. Allí esperaba el primer edil, David Esteban, para dar la bienvenida a los aspirantes a la gloria y desearles suerte. Posteriormente los miembros de la organización, encabezados  por Justo Berrocal, procedieron a la formalización y sorteo del tentadero ante numerosos aficionados y familiares que llenaron el salón de plenos.

Los aspirantes, la mayoría de escuelas taurinas, llegaron desde Segovia (3), Guadalajara (10), Toledo (13), Venta de Baños (2), Zaragoza (2), Vitoria (1), Valladolid (2), Alcázar de San Juan (4), Tomelloso (1), Arganda del Rey (1), Medina del Campo (1), Chinchón (1), Navas del Rey (2), Valdemoro (2), Madrid (2) y Palencia (1). Entre los inscritos figuran dos féminas.

En el tendido, junto a mi amigo Chuchi, saludamos al diestro Alberto Aguilar que desde hace unos meses coordina la escuela taurina de Navas del Rey. El torero madrileño prepara su retirada de los ruedos debido a una lesión en el nervio ciático como consecuencia de una grave cogida. Su última actuación será en la próxima feria de San Isidro.  También saludamos a los subalternos David Adalid y Juan Cantora.

En las mismas dependencias del ayuntamiento se cambiaron las ropas de paisano por las de corto y la comitiva se trasladó al coso Del Carmen para proceder al tentadero donde se lidiaron seis becerras de Toros de Brazuelas; un hierro de origen domeqc y de reciente creación cuyas cabezas pastan en una finca de los aledaños de Alcazarén.

Las becerras, bien presentadas y lustrosas, fueron manejables, aunque flojas. Algunas mansearon en exceso; aunque también condicionó el estado del piso. De ponerlas en suerte al jaco de Rafa Agudo se encargaron Ricardo Maldonado y el navarrés Juan Pérez Marciel. En los cerrojos de toriles el subalterno Villanubla.

Todos los inscritos pudieron dar varias series a las seis becerras en tandas de a ocho por vaca. En la última comenzó a llover y enseguida se dio por finalizado este primer tentadero que tendrá su continuidad el próximo sábado en la ganadería vallisoletana de El Raso de Portillo (Boecillo), si el tiempo no lo impide...

Fotografías: FERMÍN RODRÍGUEZ.