Región

"En Vegalatrave llevan semanas intentando quemar"

12 septiembre, 2017 02:45

Otro fin de semana fatídico para los montes de Zamora. Diez incendios han cercado la provincia, ocho de ellos provocados, tal y como hoy ha informado el delegado territorial de la Junta de Castilla y León, Alberto Castro, todos ellos "con la intención de hacer daño". El más grave, el de Vegalatrave, donde "llevan semanas intentando quemar", que según las primeras estimaciones podría saldarse con 600 hectáreas calcinadas. Un incendio en el que hubo empeño, ya que se declaró un fuego por la noche, cuando los medios aéreos no pueden actuar por la falta de luz, y otro por la mañana, a buena distancia del primero. La jornada del sábado, además, se complicó con otro incendio en Palazuelo, donde ya van tres fuego reiterativos, también provocado, con el saldo de 25 hectáreas quemadas, y otro más en Trabazos, con cuatro focos diferentes.

De los dos incendios que no fueron provocados, uno se originó por una negligencia, el de Asturianos, debido a la chispa de una radial, y el de Ribadelado en una zona de turbera donde el fuego estaba latente y se había reavivado.

"Vemos incendios que se originan especialmente por la noche, cuando no se puede trabajar con medios áreos, con alta sequía y fuerte viento, que complican la extinción. La Junta llega pronto y apaga el incendio, pero cuando hay fuerte viento, varios focos y por la noche, las consecuencias son muy graves".

En los ya extinguidos incendios de Fermoselle, serán finalmente 3.000 las hectáreas perdidas, en este verano "bastante difícil, que está poniendo a prueba el operativo de la Junta de Castilla y León, que está funcionando". Y es que la cuenta asciende ya a más de 500 incendios, la mayor parte provocoados por "desaprensivos que de forma sistemática están quemando con mechas, con intención de hacer daño".

La Guardia Civil vigila, pero es difícil dar con los pirómanos, "porque es gente que conoce su tierra y que conoce el monte". Por ello, Castro reitera una vez más el llamamiento a la colaboración ciudadana. En estos municipios son pocos habitantes, y cualquier sospecha o duda debe ser transmitida a la Guardia Civil para que investiguen. "Hay que focalizar los incendios en quienes los provocan".