Región

Casi notable para el sistema sanitario de la Comunidad

27 febrero, 2017 15:57

A pesar de las listas de espera y de los “colapsos” denunciados por los partidos de la oposición en las Cortes de Castilla y León, los ciudadanos de la Comunidad han sido generosos y han dado un 6,91 a su sistema sanitario, una nota que está por encima de la media del país que se sitúa en 6,55, según el último Barómetro Sanitario elaborado por el Ministerio de Sanidad y el Centro de Investigaciones Sociológicas  (CIS).

Según este Barómetro, un 48 por ciento de los castellanos y leoneses considera que el sistema sanitario funciona bien, aunque son necesarios algunos cambios y un 21,2 por ciento cree que, en general, el sistema sanitario funciona bastante bien, según los datos del Barómetro recogidos por Europa Press.

Frente a estos, un 26 por ciento considera que el sistema sanitario necesita "cambios fundamentales", aunque algunas cosas funcionan y sólo un 2,9 por ciento cree que está tan mal que se necesita "rehacerlo completamente".

Los encuestados apuestan por la sanidad pública, tanto en Atención Primaria, a la que acudirían en un 80,2 por ciento de los casos frente a un 12,8 que iría al privado, como en Especializada, aunque aquí el porcentaje se reduce hasta el 64,6 por ciento que optaría por el sistema público frente al 21,4 que lo haría por el privado. Sin embargo, en el caso de tener que ingresar en un hospital, el 83,1 por ciento se decanta por lo público, al igual que en el caso de las urgencias, con un 81,9 por ciento.

Por las distintas áreas, en cuanto a satisfacción se refiere, las consultas de Atención Primaria obtienen una puntuación de 7,39, mientras que las de Especializada llegan a 6,94 y las urgencias hospitalarias a un 6,41, mientras que ingreso y asistencia en hospitales públicos obtienen 7,15 puntos.

Los ciudadanos de Castilla y León valoran con 7,9 el trato recibido del personal sanitario y con un 7,17 el tiempo dedicado por el médico a cada enfermo, a los que transmiten una gran confianza y seguridad, ya que este aspecto obtienen 7,75.

Los castellanoleoneses otorgan un 7,55 al conocimiento del historial y seguimiento de los problemas de salud de cada usuario y un 7,68 a la información recibida sobre su problema de salud. Los consejos se valoran con un 7,51 y el tiempo de espera desde que se pide cita obtiene un 6,9, una puntuación que baja a 5,55 en el tiempo que se tarda en hacer las pruebas diagnósticas. Por lo que se refiera a la atención prestada por el personal de enfermería, los ciudadanos dan a este aspecto un 7,87.

Tiempo de ingreso

En el caso de la atención hospitalaria, la nota más insatisfactoria de los castellanoleoneses va dirigida al tiempo que se tarda para un ingreso no urgente, que obtiene una nota de un 3,93, aunque los cuidados y atención por parte del personal médico se valoran con un 7,55 (un 7,68 en el caso del personal de enfermería).

Mientras el número de personas que comparten habitación no llega al 6 (5,94), el equipamiento y los medios tecnológicos existentes en los hospitales se perciben bien, con un 7,88. La información sobre la evolución del problema de salud obtiene 7,23 puntos y los consejos médicos 7,15.

En el Barómetro también se pregunta por la percepción que tienen los ciudadanos sobre el uso de los servicios sanitarios. A este respecto, un 44,6 por ciento considera que con cierta frecuencia se utilizan innecesariamente, mientras que un 24,3 por ciento cree que incluso existe mucho abuso. Por su parte, un 22,9 por ciento lo considera adecuado.

Por otro lado, los encuestados también expresan su percepción sobre la evolución de las listas de espera, que un 74 por ciento considera que está igual o peor (un 37,6 por ciento en el primer caso y un 36,4 en el segundo), mientras que sólo un 8,9 por ciento cree que han mejorado.

En comparación con los últimos cinco años, un 75 por ciento considera que la Atención Primaria sigue igual o ha empeorado (un 53,7 y un 21,9 por ciento, respectivamente) y un 19,5 por ciento que ha mejorado.

También con respecto al último lustro, el 43,4 por ciento de los encuestados cree que siguen igual, un 34,7 por ciento que este área ha empeorado y un 14,5 por ciento percibe una mejoría.

Por lo que se refiere a la atención hospitalaria, el 47 por ciento cree que sigue igual, un 26,5 por ciento ha empeorado y un 18,3 por ciento cree que ha mejorado.