Economía

Grupo Cajamar aumenta su resultado hasta los 57,1 millones de euros y eleva su solvencia

La buena evolución del negocio junto a las operaciones extraordinarias realizadas en el primer semestre permiten aumentar provisiones y coberturas, así como continuar reduciendo el activo irregular e incrementar la solvencia

5 agosto, 2021 15:38

Grupo Cooperativo Cajamar mantiene una estrategia prudente, en el contexto económico y social de la covid-19, y en el primer semestre del año ha destinado la mayor parte de los ingresos obtenidos por la buena evolución del negocio y los resultados de operaciones financieras (ROF) a fortalecer coberturas, provisiones y al saneamiento del activo irregular, reforzando con ello la solvencia del Grupo. Concretamente ha destinado a reforzar coberturas de activos financieros y no financieros  454,5 millones de euros, un 86,5 % más que en el mismo periodo de 2020. Gracias a ello, la tasa de morsosidad disminuye hasta el 4,15 %, por debajo de la media sectorial, al tiempo que la tasa de cobertura de la morosidad asciende y se sitúa en el 72,3 %, anotando 16,6 puntos porcentuales más que en el mismo periodo del año anterior.

Esta gestión prudente le pemite obtener unas ganancias antes de impuestos de 94,8 millones y elevar su resultado consolidado neto hasta los 57,1 millones de euros, un 213,2 % más que en el mismo periodo del año anterior.

El margen de intereses aumenta significativamente un 20,8 % por los ingresos generados con la financiación concedida a empresas y familias, y el ahorro de los gastos por intereses, lo que, unido al buen comportamiento de los resultados de las empresas participadas y de los ingresos por operaciones financieras,  eleva el margen bruto hasta los 943 millones de euros, un 53,6 % superior al mismo semestre del año anterior.

Asimismo, la ratio de eficiencia mejora como consecuencia de los resultados de operaciones financieras hasta el 29,9 % y la ratio de eficiencia sin los resultados de operaciones financieras también evoluciona positivamente y se sitúa en el 59,7 % por el comportamiento positivo del margen bruto y la reducción de un 1,6 % de losgastos de administración.

Crecimiento del negocio

La buena evolución del negocio repercute en el incremento interanual del 6,9 % de los activos totales hasta los 56.380 millones de euros y en el crecimiento del volumen total de negocio gestionado, un 7 % más, que alcanza los 91.733 millones de euros.

Los recursos gestionados minoristas crecen un 13,8 %, respecto al mismo periodo del año anterior, hasta los 43.236 millones de euros, a lo que contribuyen el aumento en un 19,3 % de los depósitos a la vista y en un 37,7 % de los fondos de inversión.

El crédito a la clientela sano minorista se incrementa un 7,7 %, hasta los 32.981 millones de euros, con un crecimiento del 6 % de financiación concedida al sector agroalimentario y a las empresas respecto al mismo periodo del año anterior.

Como agente financiero de la economía real, Grupo Cajamar pone a disposición de sus clientes todo tipo de soluciones financieras y flexibilidad de pago para aquellos que puedan llegar a tener dificultades transitorias como consecuencia de la pandemia. Así, ha concedido moratorias por importe de 1.030 millones de euros, de las que solo quedan vigentes 170 millones y de las cuales solo un 0,5 % son dudosas. Respecto a los préstamos con garantía ICO, el saldo vivo asciende a 1.906 millones de euros, de los que un 70,7 % se ha destinado a pequeñas y medianas empresas y un 8,8  % a familias. Así, los créditos con garantía pública suponen el 5,5 % del crédito minorista bruto.

Como resultado de la actividad comercial desarrollada, Grupo Cooperativo Cajamar mantiene la novena posición del ranking por volumen de negocio de las entidades significativas españolas y la octava por margen bruto.

Además, sigue ampliando su oferta de productos y servicios de valor a sus más de 3,5 millones de clientes, y avanzando en su estrategia de digitalización, que se refleja en sus más de 997.000 clientes digitales -un 13,9 % más que el año anterior- de los que 799.000 son usuarios de banca móvil -un 26,7 % superior al mismo periodo del año anterior-.

Todo ello gracias al buen hacer de sus5.332 profesionales, a través de sus 908 oficinas, tras la apertura en el primer trimestre de este año de una nueva oficina en Vigo (Pontevedra), 148 agencias, 1.552 cajeros y a sus canales de banca digital, app y banca móvil.

Mejora del balance

Grupo Cooperativo Cajamar continúa saneando su balance, habiendo destinado gran parte de sus ingresos al fortalecimiento de la tasa de cobertura de la morosidad hasta el 72,3 %, 16,6 puntos porcentuales más que en el mismo semestre del año anterior, y a la tasa de cobertura del activo irregular, que se eleva hasta el 65,4 %, incluidas las quitas producidas en el proceso de adjudicación, con una mejora de 10,6 p.p. en la variación interanual.

Asimismo, prosigue la gestión de los riesgos dudosos totales, que anota una reducción del 18 % respecto al mismo periodo de 2020 –327 millones de euros menos-, lo que conlleva una nueva caída en 1,2 p.p. de la tasa de morosidad, que se sitúa en el 4,15 %, por debajo la media del sector.

El volumen de los activos adjudicados netos desciende de nuevo, anotando una disminución interanual del 24,3 %, sin contabilizar todavía el acuerdo de venta de la cartera Jaguar, cuyo valor bruto contable asciende a 581 millones de euros, al tiempo que la tasa de cobertura de los activos adjudicados, incluidas las quitas producidas en el proceso de adjudicación, mejora y crece hasta el 61,7 %.

Más solvencia y liquidez

El coeficiente de solvencia registra un incremento significativo de 1,4 puntos y se sitúa en el 16 %, destacando la alta calidad de los recursos propios computables; al tiempo que la ratio CET1 phased in se sitúa en el 13,6 %, y la fully loadeden el 12,9 %, cumpliendo holgadamente los requerimientos regulatorios, y más aún después de las medidas establecidas por el BCE a raíz de la covid-19, registrando un exceso en el cumplimiento de requerimientos phased in de 1.595 millones de CET1, 1.231 millones de T1 y 1.346 millones de exceso en solvencia.

Los inversores institucionales nacionales e internacionales siguen mostrando su confianza en la positiva evolución de BCC-Grupo Cajamar. Así, en el segundo trimestre de este año realizó una emisión de deuda subordinada por un importe de 600 millones de euros, al 5,25 % y un plazo hasta noviembre de 2031, en la que la demanda superó los 1.800 millones de euros, 3,6 veces más que el importe emitido. Con esta operación, ha reforzado la estructura de capital, amplia su base inversora y su financiación, concretamente, el capital de segunda categoría, Tier 2, y sigue contruyendo los requisitos del MREL fijados por el supervisor para el 1 de enero de 2025.

Por otro lado, los depósitos de clientes continúan creciendo, lo que favorece una nueva mejora de la ratio Loan To Deposits (LTD), que se sitúa en el 86,6 %, inferior en 4,4 p.p. a la anotada en el mismo periodo del año anterior.

Grupo Cooperativo Cajamar mantiene un confortable nivel de financiación mayorista y una cómoda posición de liquidez con un volumen de activos líquidos disponibles de 12.255 millones de euros, incluyendo tanto activos líquidos de alta calidad (HQLA) como otros activos líquidos descontables y depósitos en bancos centrales. Además, el Grupo cuenta con una capacidad de emisión adicional de 3.629 millones de euros de cédulas.

Todo ello se refleja en el cumplimiento holgado de los límites exigidos por la Autoridad Bancaria Europea, con una ratio de cobertura de liquidez (LCR) del 227,8 % y una ratio de financiación estable neta (NSFR) del 133 %.

Referente del sector agro

Cajamar mantiene su condición de entidad de referencia para el sector agroalimentario,  elevando su cuota de mercado hasta el 15,2 % en el sector primario (agricultura, pesca y ganadería). Su conocimiento sobre este sector le permite disponer de una amplia y especializada oferta de productos y servicios, así como proporcionar asesoramiento técnico especializado y transferencia de conocimiento a empresas, cooperativas y productores.

En el primer trimestre de este año destaca la puesta en marcha de Plataforma Tierra, www.plataformatierra.es, iniciativa promovida por el Grupo Cajamar para contribuir a la transformación y digitalización del sector agroalimentario, y con la que pretende facilitar y acelerar la generación de nuevas soluciones para sus socios y clientes. Asimismo este mes de julio ha firmado un convenio de colaboración con el Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación para el desarrollo de actuaciones que mejoren la competitividad, financiación y gestión de la información del sector agrario, pesquero y agroalimentario español; además de proveer líneas financieras para proyectos sufragados con fondos europeos, fomentar una mayor contratación de seguros agrarios y apoyar a las organizaciones asociativas y profesionales del sector.

A su vez, Cajamar continúa promoviendo la innovación y sostenibilidad del  sector agroalimentario  mediante investigaciones, estudios y ensayos en sus centros experimentales de Almería y Valencia, que han recibido 48 visitas profesionales en el primer semestre de este año, a pesar de las restricciones motivadas por la pandemia. Asimismo, ha organizado 62 cursos y encuentros virtuales para su comunidad ADN Agro a las que se han inscrito 6.255 asistentes.

En el primer semestre también ha presentado sus nuevas publicaciones dedicadas al sector, como  ‘Enoturismo sostenible e innovador. Modelos de éxito alrededor del mundo’, ‘Observatorio sobre el sector agroalimentario español en el contexto europeo. Informe 2020’, ‘Observatorio sobre el sector agroalimentario de las regiones españolas. Informe 2019’ y ‘Análisis de las exportaciones agroalimentarias. Año 2020’, además de los habituales informes de conyuntura sobre distintos mercados.

De otra parte, el pasado mes de junio presentó el volumen 34 de la colección de estudios Mediterráneo Económico con el título ‘El futuro de las pensiones en España’, coordinada por catedrático de Fundamentos del Análisis Económico en la Universidad Complutense de Madrid y subdirector de Fedea,José Ignacio Conde-Ruiz.



Asimismo, el mes de julio ha resuelto la primera convocatoria de Cajamar Innova, la incubadora de empresas de alta tecnología especializadas en innovación tecnológica y gestión sostenible del agua, habiendo seleccionado a 12 de las 26 empresas que han participado,  a las que acomnpañará en el desarrollo de sus proyectos e innovaciones tecnológicas en torno al uso y gestión del agua al objeto de contribuir a afrontar con éxito un futuro más eficiente y sostenible.

Modelo de banca cooperativa

En el primer semestre de este año Grupo Cooperativo Cajamar se ha integrado en el Consejo Empresarial Español para el Desarrollo Sostenible, que se ha convertido en referencia del liderazgo empresarial en sostenibilidad en España, generando una respuesta estratégica conjunta ante los importantes retos existentes en materia ambiental, social y de buen gobierno. Y asimismo se ha adherido a la iniciativa CEO por la diversidad, alianza que impulsa la innovacion en estrategias de diversidad, equidad e inclusión.

A su vez, se ha posicionado a la cabeza del sector en la gestión de riesgos medioambientales, sociales y de gobierno corporativo, de acuerdo con el informe Rating de riesgo ASG Sustainalytics; y se ha adherido también a los Objetivos Basados en la Ciencia (SBTi), alineados con el Acuerdo de París y su compromiso de alcanzar 0 emisiones netas en 2050.

Además, Grupo Cooperativo Cajamar se ha situado entre las empresas líderes en la gestión del cambio climático, conforme a la calificación otorgada por Carbon Disclosure Project (CDP), que ha reconocido su compromiso por promover y desarrollar acciones relacionadas con los retos y oportunidades asociados a una economía baja en carbono. CDP ha valorado especialmente que el Grupo Cajamar haya puesto en marcha  iniciativas financieras para la medición y gestión de los riesgos derivados del cambio climático, su impacto en la cartera crediticia, así como otras orientadas a la transparencia y gestión de la huella de carbono, dando respuesta a las nuevas exigencias tanto metodológicas de calificación como de divulgación.