Deportes

El Ponce Valladolid estudiará medidas legales tras ser descalificado de la final infantil por un brote de Covid

26 mayo, 2021 17:28

El Ponce Valladolid Club Baloncesto ha pedido el aplazamiento de la final a cuatro infantil tras ser descalificado por no poder desplazarse ayer a jugar su partido contra el Maristas Palencia por un brote de Covid en su plantilla que afecta a varias jugadoras del equipo infantil autonómico que juega en Liga Especial.

Con el aplazamiento de la final, “los logros y méritos se dirimen en la pista siguiendo principios éticos como manifiesta la Federación”, asegura la junta directiva del Ponce Valladolid en un comunicado. Además, asegura que por “respeto” al club, a su trayectoria, al esfuerzo de las jugadoras y técnicos y familias, se estudiará tomar las medidas legales oportunas para defender sus “legítimos intereses”.

Como explican en el citado documento, tras dar traslado del positivo en Covid de varias jugadoras y suspender de “inmediato” la actividad deportiva, la Federación informó que en la mañana de este martes con Maristas Palencia se disputaría ese mismo días el cruce a las 19.30 horas en su campo de juego, instando a que todos los miembros de la expedición deberían pasar un test de antígeno antes de la celebración del partido, como así, aseguran, se iba a realizar por parte del equipo.

A las dos de la tarde se recibió un documento por parte de la Federación donde se instaba a realizar una declaración jurada en la que se indicara que el Ponce se hacía responsables de que ningún miembro de la expedición hubiese tenido contacto con las personas que habían dado positivo. No se concretaba ningún plazo temporal. Sin embargo, a las 18 horas y vía WhatsApp, se recibió una segunda propuesta de declaración donde se concretaba que ningún miembro de la expedición había estado en contacto con ningún de las personas confinadas antes de las setenta y dos horas previas a la confirmación del positivo. Dado que esa condición hacía imposible que la mayoría de las jugadoras pudieran participar en ese partido y ante las circunstancias y el tiempo del que se disponía, el club tomó la decisión de no jugar dicho encuentro ante la imposibilidad de presentar a al equipo al cruce con Maristas.

El Ponce considera que no se aplica el protocolo de mayo de 2021 de la FBCYL, en el que no se concreta ningún plazo temporal necesario de ausencia de contacto previo con los confinados. Afirman que las decisiones de las autoridades sanitarias son el referente que se toma en dicho protocolo y se deben seguir estrictamente sus indicaciones, por lo que entienden que no se pueden exigir requisitos adicionales a los que contempla el protocolo de la Federación.