Cultura Libros que se pueden canjear hasta el 30 de junio en el Teatro Liceo y las bibliotecas municipales de La Vega y Torrente Ballester.

La imaginación vuela en Salamanca con el reparto de libros

20 febrero, 2021 10:38

Continúa el reparto de libros por el programa de fomento de la lectura que ha puesto en marcha recientemente el Ayuntamiento de Salamanca. Un programa que busca, además, apoyar a uno de los sectores afectados por la crisis económica derivada del coronavirus, el de las librerías locales.

El Ayuntamiento ha adquirido un total de 2.868 libros a las veintiséis librerías locales que se han adherido a esta iniciativa: Librería Pablos, Nueva Plaza Universitaria, Quercus, Víctor Jara, Villamayor 47, El Carmen, La Nave, Letras Corsarias, Rivas, Melibea, Beneítez, Castilla, La Galatea, Leomanía, Campus, Mundus Libri, Ratio Legis, Shogun, Los Robles, Musarañas, La Caraba, La Latina, Yuste, Crespo, Ghandi y Títere.

Libros que se pueden canjear hasta el 30 de junio en el Teatro Liceo y las bibliotecas municipales de La Vega y Torrente Ballester. El Liceo está abierto de lunes a viernes, de 9’00 a 14’00 horas; la Torrente Ballester de 9’30 a 14’30 y de 16’00 a 19’00 horas, de lunes a viernes y de 9’30 a 14’00 horas los sábados; y la Vega, de 11’00 a 14’00 horas y de 17’00 a 19’00 horas, de lunes a viernes.

Para obtener el bono canjeable, los usuarios tienen que efectuar un gasto superior a 25 euros en alguna de estas librerías.

Los libros adquiridos por el Ayuntamiento incluyen literatura infantil, juvenil, ficción y no ficción. Hasta el momento se han repartido más de 700 y entre los títulos más demandados se encuentran las novelas de Juan Gómez Jurado (“Reina Roja”, “Loba Negra” y “Rey Blanco”), el último Premio Planeta “Aquitania”, “El enigma de la habitación 622” de Joël Dicker, “Un océano para llegar a ti” de Sandra Barneda, “Las campanas de Santiago” de Isabel San Sebastián o la trilogía de Carmen Mola (”La novia gitana”, “La red púrpura” y “La Nena”).

Este programa puesto en marcha por el Ayuntamiento tiene el doble objetivo de apoyar al sector de las librerías locales y, al mismo tiempo, beneficiar a todos los salmantinos, ya que reciben un libro de manera gratuita. Una forma de promover el fomento de la lectura.