Televisión

'Desnúdame', un paso más para una TV sin tabús y barreras

El morbo queda relegado a un segundo plano gracias al tono íntimo del formato de Magnolia TV.

15 enero, 2017 23:35

La llegada a España del formato Gran Hermano en el año 2000 introdujo en la televisión de nuestro país un “boom” por los formatos de telerrealidad pese a que este género fuera un viejo conocido de la televisión de nuestro país.

El público español es curioso por naturaleza y las cadenas parecen haberlo captado. Es por ello que estas siguen ofreciendo este tipo de espacios a un espectador que, lejos de haberse cansado de este género, sigue brindándole su apoyo.

La telerrealidad ha seguido evolucionando hacia los gustos y preferencias de una audiencia que, de vez en cuando, muestra signos de cansancio y exige nuevos retos y contextos.

Dentro de este marco nace Adán y Eva en 2015, proporcionando a este tipo de formatos un nuevo y transgresor giro de tuerca que no dejó indiferente a nadie al presentar a los protagonistas del espacio completamente desnudos, mostrando sus genitales sin píxeles o censura de ningún tipo.

Como ya lo fue Gran Hermano hace 17 años, la audiencia española fue testigo de un hito sin precedentes, de algo que podría ser catalogado como un nuevo "boom" sociológico. ¿Podemos hablar de un antes y un después en la creación y emisión de los formatos de telerealidad tras este Adán y Eva? Sin duda, sí. Desnúdame lo demuestra y lo vuelve a poner a prueba.

El nuevo formato de Magnolia TV, que llega este domingo, 15 de enero, a la parrilla de DKISS en una nueva apuesta del canal por la producción propia tiene una premisa clara: se trata de un experimento en el que una pareja de desconocidos se encuentra aislada durante 30 minutos con la única compañía de una cama y una pantalla en la que se van proyectando órdenes y diversas imágenes de la vida de ambos para dar pie a que se conozcan.

Como ya pasaba con el formato producido por Warner Bros ITVP España, el morbo de la audiencia por enfrentarse a una pareja de desconocidos interactuando en ropa interior queda relegado a un segundo plano y es naturalizado por el espectador al inmiscuirse en el ambiente íntimo de la cita que propone Desnúdame.

Con un corte internacional, respetando el formato internacional en el que se basa, el dating show de la cadena de KISS MEDIA consigue romper el tópico de citas a ciegas impuesto por formatos como First Dates al obligar a sus participantes a comenzar la casa por el tejado iniciando un encuentro por el que debería ser el final de una cita: en la cama y en ropa interior

Sin caer en lo zafio o lo vulgar, línea que sí que llegó a sobrepasar Adan y Eva, el nuevo espacio de DKISS derriba tabús y barreras dando un paso adelante en un género que, como demuestra la producción de Magnolia TV, está aún lejos de sufrir un gatillazo.