Bluper REPORTAJE

Cuando ser transexual en un dating show era un secreto turbio: el caso de Miriam Rivera que acabó en tragedia

Fue la protagonista del reality ‘There’s something about Miriam’ en 2004; apareció ahorcada en extrañas circunstancias 15 años después.

Miriam Rivera protagonizó el dating 'There's something about miriam' en 2004

Miriam Rivera protagonizó el dating 'There's something about miriam' en 2004

Mike Medianoche
Publicada 22 enero 2023 08:00h

El programa La isla de las tentaciones, que arranca este lunes su sexta edición, ha incluido este año, por primera vez, a una mujer trans entre sus solteras. Se trata de Keyla Suárez, natural de Las Palmas de Gran Canaria, que a sus 27 años ha conseguido un interesante currículo profesional que incluso le llevó a participar en el certamen de Miss Universo España. Keyla es una joven que defiende con ahínco los derechos LGTBIQ+ en sus redes sociales, y que aportará visibilidad dentro del dating show de Telecinco. Ella no oculta su condición de persona trans, y, de hecho, en su descripción en Instagram se define comoactriz, modelo y activista trans”.

Así, la historia de los dating shows de nuestro país escribe un nuevo capítulo en lo referido a diversidad, y se aleja de épocas en las que la transexualidad era algo que debía esconderse. O que se presentaba, de la forma más desacertada y morbosa, como un turbio secreto que podía incluso provocar la risa de los pretendientes.

Esto sucedió, de forma literal, en el dating show There’s something about Miriam, Algo pasa con Miriam, que se grabó en Ibiza en 2003 y que se emitió en Reino Unido en el canal Sky One en 2004. En él, seis solteros (un óptico, un estudiante, un chef, un soldado, un instructor de ski y un exguardaespaldas) debían conquistar a una soltera mejicana, Miriam Rivera. Sin embargo, en la gran final se producía un giro, pues Miriam revelaba que era una mujer transexual, que no se había sometido a una reasignación sexual. Eso provocó la cara de incredulidad del chico por el que se había decantado, y con el que debía disfrutar, como premio, de un viaje en barco con 10.000 libras para gastar. Algunos solteros se rieron de la situación, pues se habían besado y tocado con ella. Tom Rooke, el soltero que eligió Miriam, inicialmente aceptó el dinero del premio y el viaje, pero luego lo rechazó, una vez se apagaron las cámaras.

[Cómo ha tratado la transexualidad las series españolas: de ‘Farmacia de Guardia’ a ‘Cuéntame’]

Y es que la risa duró poco. Los seis solteros decidieron denunciar al programa al sentirse engañados. Alegaron conspiración para cometer agresión sexual, difamación, incumplimiento de contrato y daño psicológico y emocional. Tampoco ayudó la forma de tratar la transexualidad de Miriam, quien llegó a decirle a los chicos en la gran final, literalmente, que no es una mujer. Esta situación de litigios provocó que el programa retrasase su emisión, y que los participantes recibieran una indemnización que no se hizo pública.

Hace 20 años que sucedió aquello, y nos demuestra un buen retrato de la sociedad. La transexualidad de Miriam era algo que se podía ocultar como elemento de sorpresa, que esperaba provocar reacciones entre sus pretendientes, evidentemente, no positivas. ¿Recuerdan aquella escena de Ace Ventura en la que Jim Carrey se acuesta con una mujer transexual y luego vomita dos veces y gasta un tubo entero de pasta de dientes para borrar todo rastro de su encuentro? Quizá anhelaban algo así, pues quedaba claro que el programa no pretendía celebrar la diversidad, sino provocar el horror de sus participantes al saber que la mujer de sus sueños no tenía la anatomía que ellos habían dado por sentada.

[‘Cuarto Milenio’ se tiñe de transfobia al hablar del “contagio” y la “moda cultural” de ser transexual]

Miriam Rivera, sin embargo, consiguió convertirse en una celebridad temporal gracias a este dating show, que se emitió en Australia o Reino Unido. En el país oceánico incluso concursó en la versión Celebrity de Gran Hermano, pero poco a poco su estrella se apagó.

En febrero de 2019 apareció ahorcada en su casa de Sonora, México, en extrañas circunstancias. En la mañana del 5 de febrero llamó a su esposo, Daniel Cuervo, que vivía en Nueva York, para decirle que estaba enferma y vomitaba sangre. Fue al hospital, y al salir, le llamó de nuevo; fue la última vez que hablaron. Él insiste en que fue asesinada, y denunció que no le practicaron un examen médico y sus restos fueron incinerados, lo que impedía futuras investigaciones. Además, asegura que recibió amenazas al querer organizarle un funeral en el país natal de Miriam, tal como reveló a un medio australiano. “No vuelvas a México o te mataremos también”, le habrían dicho por teléfono.

[Arantxa Castilla-La Mancha ('Drag Race España') se presenta como “una chica abiertamente trans”]

La transexualidad de los participantes de los dating shows siguió siendo un elemento de sorpresa en años venideros y en otros países. En Mujeres y hombres y viceversa, Cristini Couto le reveló a su tronista José Luis que era una chica trans, y él de forma automática quiso dejar de conocerla porque se sentía “engañado no, engañadísimo”, porque no le habían dado la opción de elegir. En el plató la tónica general fue sentir compasión por Cristini, pero apoyar a José Luis.

En 2016, Amor Romeira participó en la versión portuguesa de Secret Story (Casa dos Segredos), y tenía como secreto el ser trans. En la versión española del concurso, en su versión con famosos, el torero Canales Rivera reveló que había perdido la virginidad con una persona trans, como si también fuese algo turbio.

Con la incorporación de Keyla, los dating shows están dando un paso importante en la visibilidad de las personas trans. Porque ser trans no es algo que haya que vender como un secreto ni un giro de acontecimientos. Como dijo a BLUPER Nicole Delgado, ganadora de Insiders “es que ser transexual es una característica más de la mujer. Pero se le tiene fobia a la transexualidad. Transexual es tránsito de un sexo a otro. Fin. No tengo tres ojos, no me salen tentáculos. Normalicemos de una maldita vez”.

Archivado en La isla de las tentaciones, LGTBI, Televisión, Transexuales, Transexualidad