Blog del suscriptor

"La clase política se reparte el Poder Judicial, Alianza Cívica los pone contra las cuerdas"

Logo de Alianza Cívica.

Logo de Alianza Cívica.

  1. Blog del suscriptor
  2. Opinión

“Hoy en un día de fuertes turbulencias políticas con la noticia del pacto de quienes quieren repartirse desde el poder legislativo el judicial, un partido emergente de la sociedad civil, nada pequeño y muy valiente, publica su punto programático de una Ley de Responsabilidades Políticas y Electorales, presente en el ADN de Alianza Cívica. Algo imprescindible que nadie se atreve a hacer porque ataría de pies y manos las prebendas de la clase política y los juegos que ejercen sobre la ciudadanía, consiguiendo con ello que por vez primera el voto de cada español fuese no solamente sagrado, también libre.

Esta Ley de Responsabilidades políticas, con una interesante y viable ejecución presupuestaria y jurídica haría que nuestra democracia fuese solidificada de un modo comparable al resto de propuestas de reformas electorales, políticas, autonómicas y del Consejo General del Poder Judicial que llevan en su sección de compromisos de Regeneración Democrática en la primera de sus ocho secciones de compromisos programáticos.

Merece la pena leerlos e imaginar la cara de los que habitan hoy nuestras cortes e instituciones viéndose enfrentados con gente que viene de la Sociedad Civil, con Técnicos que saben cómo realizar esas reformas y con la valentía de quien se enfrenta a Goliat sabiéndose David, sabiendo también que va a ganar una partida, antes o después, ya que su lucha es justa.

Imaginar también las caras de muchos cuando vean a grandes asesores y estrategas políticos y empresarios reuniéndose con la presidenta y la directiva de Alianza Cívica porque ven su opción como una esperanza para la regeneración democrática, económica y social de este país.

La mía es de admiración cuando sé que sus fichajes son los ciudadanos de a pie.

Autor anónimo

Este texto anónimo está recorriendo hoy los teléfonos, los emails y tocando los corazones con ilusión de todos aquellos que una vez creímos en trabajar por una España Mejor, algunos desde casa otros, como en mi caso en UPYD, otros en otros partidos pero muchos de nosotros decepcionados y hundidos con cómo tratan los políticos tradicionales este país.

Aire fresco y esperanza para España en forma de partido político real lleno de gente que nunca se dedicó a la política. Esperanza.