Opinión

¿Hemos perdido el Norte o hemos perdido el Centro?

  1. Opinión
  2. Blog del suscriptor

Cuando un nivel refleja mal de forma evidente el resultado de una medición, cuando una brújula no indica el Norte, cuando unos binoculares dan una imagen borrosa, cuando evidentemente algo no refleja la realidad, es que tal vez el punto de observación, el punto de ajuste no es el correcto, y hay que calibrarlo de nuevo.

En mi opinión esto es lo que les está pasando en estos momentos a muchos observadores a la hora de examinar el panorama político. Y por supuesto a muchos políticos. Y lo peor es que poco a poco lo están contagiando al pueblo.

No es en absoluto lógico, lo diga quien lo diga y cuantas veces lo diga, que Unidas Podemos es izquierda, que hacia la derecha del PSOE todo es derecha, y que VOX sea tratado de Extrema Derecha, Ultraderecha, Derecha Radical, etc.

No sé si Ciudadanos podría ser calificado de Centro, pero lo que a mi modesto entender está muy claro, es que a la izquierda del PSOE está la Izquierda Radical o Extrema Izquierda, los Comunistas que en cada discurso repiten las obligaciones y prohibiciones que quieren hacer a los ciudadanos, las imposiciones de precios, las macroempresas públicas con las que quieren "competir" con la economía privada, y más tesis clásicas que desempolvan del comunismo y la economía de la planificación.

La única manera de poder entender que esto no sea tratado en los medios de comunicación como Extrema Izquierda, es que el Eje, el Punto de Vista desde el cual se observa, se haya desplazado desde el Centro hacia la izquierda, haciendo que el espectro cambie.

Esto es muy peligroso, mucho…, porque esta visión descalibrada de la realidad nos saca del entorno, que sí está mejor calibrado y que nos juzga por lo que somos y hacemos en realidad, y no por la versión que dan nuestros políticos ni nuestros medios de comunicación internamente. Este “desenfoque hacia la izquierda” hace que un país de la UE como España se acerque peligrosamente hacia los regímenes comunistas autoritarios del resto del mundo, y nos hace “peligrosos” a los ojos de los países más desarrollados, que nos guste o no..., son los que mandan.

Este desajuste hacia la izquierda hace que el término “desobediencia”, haya pasado en unos años del argot “borroka” , a la terminología utilizada por instituciones como la Generalitat de Cataluña , y sea manejado con toda naturalidad, a que las decisiones judiciales y las sentencias no sean un punto final, sino un punto y seguido, por no ser aceptadas, hace que la policía sea fiscalizada como nunca, y hace que el revanchismo y el resentimiento de los nostálgicos de nuestra (ya olvidada para casi todos) Guerra Civil vuelva a primera plana.

También hace que los “antisistema” hayan podido llegar al poder, y por el camino, mientras se van enriqueciendo, adaptando, y dejando de serlo…., van destrozando lo que pueden y arruinando su ciudad y su país.

Es imprescindible ajustar esto, y que cada formación política sea calificada como lo que es por sus ideas, su programa y sus acciones, sin tabúes ni tapujos ni eufemismos, y que la vara de medir, el eje de juzgar las cosas y de tomar las decisiones sea aséptico, central, moderado y justo.

En fin, de la misma forma que el termostato del planeta (por el motivo que sea….) se ha desajustado, y ha provocado el Cambio Climático tan peligroso, el punto de vista, eje central, o la línea de crujía en términos náuticos de este país está fuera de posición, estamos escorados peligrosamente hacia babor…., y lo peor es que hay un “despiste general” muy bien regado...., que hace que esto parezca normal.

O enderezamos la nave señores, o ya sabemos lo que nos espera. Si partimos de bases equivocadas, llegaremos a conclusiones equivocadas y tomaremos decisiones equivocadas, y en este momento nuestra base está desajustada.

El capitán hace mucho que no está en el puente…., o no está en el barco, o está siempre en la Sala de Comunicaciones…., el barco se escora cada vez más, y nadie dice nada…..