Opinión

Lopetegui o los perjuicios de ser vasco en España

Julen Lopetegui, Real Madrid

Julen Lopetegui, Real Madrid

  1. Opinión
  2. Blog del suscriptor

Julen Lopetegui podría ser, quizá, el mejor ejemplo actual de cuán dañina resulta España para los vascos. De cómo limita y estropea su futuro, de cómo les impide progresar y alcanzar sus metas. España, una tierra folclórica que no entiende la atractiva mezcla de vanguardia y tradición del pueblo vasco.

Vaya por delante que tengo amigos vascos a quienes aprecio profundamente. Como nos conocemos bien, sé que me perdonaréis el sarcasmo.

Ya saben todos ustedes que a Julen Lopetegui le ha ido fatal, y le sigue yendo fatal, por el hecho de ser español. Primero, cuando jugó en la Liga española cobrando su buen sueldo de futbolista de élite, habiendo ascendido a través de las categorías inferiores de nuestro campeonato nacional de fútbol. Luego, entrenando a varios equipos de la Liga y cobrando quizá aún mejor sueldo. En dicha tarea, como es obvio, se sirvió del idioma español que aprendió a hablar de niño en las escuelas del tardofranquismo. Así hasta llegar a entrenar a la Selección Nacional y, ahora, al Real Madrid, cuna de los valores más reaccionarios según se dice por ahí.

Marcado por su difícil existencia, tiendo a pensar (quizá erróneamente) que el pobre Julen debe ser un indepentista de tomo y lomo. No habría de ser de otra manera, ya que ser español le ha alienado desde su juventud y ha cercenado su futuro. Siempre la España opresora, la que no permite a los vascos realizarse como personas, la que les condena a una vida que nadie querría para sí. La España de la que justamente piden liberarse organizando cadenas humanas a la vista de toda Europa y del mundo.

Permítaseme decir desde aquí que Julen Lopetegui merece todo nuestro reconocimiento por haberse sobrepuesto a la opresión. Yo ignoro si él desea la independencia de Euskadi-Nafarroa (preferiría que no) pero, en caso de que la desee, espero que pueda reclamarla abiertamente en el próximo acto que organicen el PNV y Bildu.

No quiero concluir sin mostrar mi apoyo total, sin fisuras, a Julen Lopetegui y al resto de vascos oprimidos y perjudicados por España. Hagan acopio de papel, y completen ustedes mismos la lista.