La ballena gris, en aguas de la provincia alicantina.

La ballena gris, en aguas de la provincia alicantina. Joan Karles Font

Vivir MEDIO AMBIENTE

El paso de Wally por Alicante, una ballena gris, alerta a los ecologistas: "La están acosando"

Asociaciones ecologistas insisten en que, ante el avistamiento de este ejemplar propio del Pacífico, deben llamar al 112 y no acercarse. 

18 mayo, 2021 01:59
Alicante
"La ballena gris en su imparable camino hacia el Atlántico se encuentra ahora entre Altea y Benidorm y está siendo acosada por unos energúmenos.... la están persiguiendo con una zódiac, echándose deliberadamente encima de de ella y grabándola en video demostrando el más absoluto garrulismo. Se ha avisado al 112 para que vayan a protegerla y desde entonces una patrullera de la Guardia Civil la está custodiando".
Este es parte de un mensaje que está circulando por redes sociales ante la aparición de la que ha sido bautizada como Wally, una ballena gris que inicialmente fue vista en aguas de Italia, Francia y luego Cataluña y el norte de la Comunidad Valenciana hasta ser vista por última vez entre el Cabo de las Huertas y La Cantera, en Alicante ciudad. Se trata de un ejemplar que sobrepasa los ocho metros de longitud y que su hábitat natural se encuentra en el Pacífico Norte, por lo que se espera que próximamente llegue a Gibraltar y enfile camino a casa desde el Atlántico. 
"Lo que no entendemos es como no hay nadie custodiándola en todo momento en su camino al Atlántico", proseguía el post publicado en medios como 'Verballenas.com' o 'Historias navales de antaña'. "Da mucha pena ver a una pobre ballena ya de por si muy debilitada sufrir un estrés innecesario. Por favor, si la veis en un sitio distinto avisar inmediatamente al 112... creemos que con este acto visto hoy, esa gente que todavía se muestra reticente, le habrá quedado muy claro del porqué hay que avisar", señalan en una publicación de este domingo. 
Con respecto a este incidente, y haciéndose eco el protagonista de la zódiac, ha respondido en redes sociales que cuando vio al imponente cetáceo en un momento en el que estaba pescando, sí avisó al 112 y a continuación llamó a la Universidad de Valencia, "que lleva el seguimiento de la ballena gris". Según sostiene, le dijeron que se acercara "con cuidado" y la grabara "para ver si estaba herida o tenía algo raro". "Gracias a mi aviso la gente de la Universidad ha podido avisar a Salvamento Marítimo que avisó al Puerto de Alicante y de Santa Pola. "Soy el primero que cuida la fauna del mar y sobre todo se preocupa día a día por ello. No voy a poder evitar que haya gente que siga opinando sin tener información, pero si quiero al menos poder defender mi postura", ha concluido.

Por Xàbia

Anteriormente, la ballena gris había pasado por Xàbia donde "ha tenido que sortear redes de trasmallo y bonitoleras (artes de pesca para la captura del bonito) con las que se ha ido encontrando", ha explicado en redes sociales el divulgador de los cetáceos José Luis Rodríguez Saenz.
"Después de hidratarse en el rio Júcar donde parece ser que se le vio alimentándose, o al menos intentándolo, sin poderse asegurar que lo haga con eficacia, parece confirmarse que en las desembocaduras y deltas de ríos hace altos en el camino donde puede que se hidrate y tal vez, ojalá, también se alimente", ha añadido.
Como el resto de activistas y ecologistas, ha recordado la importancia de avisar al 112 en caso de avistamiento del animal "para que pueda hacerse un seguimiento y protegerla debidamente de otras embarcaciones o probables incidencias que le puedan ocurrir, en este sentido, añadimos que la especie es muy costera y fácilmente observable desde la misma".
El cartel elaborado por la ONG catalana.

Noticias relacionadas

El cartel elaborado por la ONG catalana.

A este respecto, desde la ONG catalana GEPEC-EdC recuerdan que los cetáceos se encuentran protegidos legalmente en España y que en el caso de la ballena gris Wally su estado de salud "es crítico" por lo que conviene no acercarse a ella en caso de avistamiento y avisar a emergencias.