Fran con las personas ucranianas que ha recogido en Cracovia.

Fran con las personas ucranianas que ha recogido en Cracovia.

Elche SOLIDARIDAD

"La triste alegría" de las refugiadas ucranianas recogidas por Fran, camino de su nuevo hogar en Elche

Fran, Luis y Jaime ya están de vuelta con 18 personas refugiadas (incluido un bebé de un mes) que han recogido en sus respectivos vehículos; al llegar prometen que partirán a por más. 

15 marzo, 2022 00:50
Elche

Noticias relacionadas

Las caras lo decían todo, explica Fran Marcos, el hombre de 36 años que salió de Elche el pasado viernes con una furgoneta alquilada -cargada de material donado- con destino a Cracovia (Polonia), donde acaba de recoger a dos familias de refugiadas ucranianas.

"Cuando nos encontramos por primera vez tenían esa cara de tristeza y de alegría a la vez", resume este comercial por teléfono en un alto en el camino en una gasolinera de la República Checa, "porque se marchan de un país en guerra donde han dejado a sus maridos combatiendo y porque a la vez ya se saben a salvo". 

En total, en su furgoneta lleva a una madre con dos niñas, de 8 y 10 años, y a otra madre con su madre y un hijo que cree que tiene 10 años. No es la única expedición, ya que en el último momento se sumaron otro alicantino, Jaime, y el valenciano Luis. Ambos con sus respectivos vehículos con el mismo destino de ida, aunque distinto el de vuelta. 

Entre todos, incluido el hermano de Fran, Jonathan, que se incorporó en el último momento para repartirse la conducción "las 24 horas del día sin parar" -han tardado 40 horas en recorrer 2.800 kilómetros-, son 22 personas, 18 de ellas refugiadas, incluido un bebé de un mes.   

Y, si bien algunas de estas personas hablan inglés, la comunicación entre españoles y ucranianas se salva "con el Google Translate" del móvil, cuenta Fran. Así les contó ayer que dormirían en un hotel de la República Checa. Repartidos en 7 habitaciones donde han podido comer y ducharse, el alojamiento ha tenido un coste de 680 euros.

Los cuatro españoles con las personas refugiadas, en un alto en el camino este lunes.

Los cuatro españoles con las personas refugiadas, en un alto en el camino este lunes.

A ello hay que sumar, por ejemplo, 60 litros de la furgoneta de Fran -ya en Alemania- que ha salido por 160 euros. Son gastos que va poniendo en el grupo de Whatsapp a los casi 50 mecenas que han donado dinero para la causa, 3.436 euros en total. A ellos se dirige este hombre en todo momento para pasarles fotos, vídeos, sensaciones y facturas. 

Y así trascurren las horas, entre coches, bares de carretera y hoteles. Este lunes han salido de la República Checa, traspasado Alemania y habrán dormido en Francia, con el objetivo de llegar este martes a España. "A los niños también se les ve en la cara que están muy cansados, no paran de dormir todo el rato en el coche y la verdad, me cuesta sacarles una sonrisa".

Un bebé

Con Jaime -con quien este medio no ha podido hablar- van dos madres con dos niños y una madre con dos niños. Mientras, con Luis va otra madre con un bebé de un mes, y otra chica con un niño de 9 años, que fue su cumpleaños este domingo y que le hicieron "un regalito" como detalle, explica Luis por teléfono. 

Este abogado de 47 años de Valencia fue el que propuso a Fran, al enterarse de su expedición, de sumar fuerzas, logrando de la asociación ucraniana 'Plast' de Valencia, una especie de boy scouts, numeroso material donado que ya ha dejado en Cracovia. 

Aunque, si bien su intención era irse con su coche, al final ha tenido que recurrir al todoterreno de su padre -de 7 plazas- ya que varias compañías de alquiler de furgoneta "se negaron a alquilármela si iba hasta Polonia, y eso que les expliqué que era para traer a estas personas", aduce. 

El nuevo hogar

Nadie sabe cuánto durará la guerra en Ucrania y si, cuando finalice, podrán volver a su país. Es por ello por lo que las 18 personas ucranianas ya cuentan con un alojamiento temporal improvisado por sus familiares o amigos españoles

En el caso de Fran, una familia va a parar a una familia de acogida en Sant Joan de Alicante y la otra van a casa de su tía, que vive en Elche. Las que lleva Jaime van dos a una familia de acogida y otra va a casa de su hermana. Por último, la mamá con el bebé que lleva Luis van a Ribarroja de Turia, "a la casa del mejor amigo de la chica que traigo", y luego la chica con el niño de 9 irán a casa de un amigo de Luis en Valencia ciudad, "y nos ocuparemos conjuntamente". 

Preguntado a Luis, responde que, como en parte Fran, está pagando el viaje suyo y el de las pasajeras con el dinero de su tarjeta, "porque he querido pagarlo yo". No obstante, reconoce que eso no quita que se haya ofrecido "un montón de gente" para financiar el viaje solidario. 

Con esta predisposición que se está encontrando entre los españoles, Fran y Luis están decididos a, una vez vuelto a España, retornar a Polonia u otro país próximo a Ucrania para seguir sacando a refugiados. 

"Seguramente, como ahora mucha gente se ha ofrecido a aportar dinero, podré recaudar fondos y cuando busque las familias de acogida suficientes para llenar un autobús, allá que iremos", vaticina el letrado. 

"Voy a hablar con más gente para conseguir financiación y quiero pillar dos furgones y coger a dos colegas", avanza Fran. "Voy a lanzar una llamada de financiación y quien quiera entrar puedo le doy acceso al grupo de Whatsapp para que vea que va destinado a eso", aclara tras asegurar: "Yo me vengo muy chafado por lo que he visto pero con una cosa clara, voy a volver a por más gente".

El teléfono de Fran para nuevas familias de acogida o donaciones es el 601 42 47 22. 

Guerra Rusia -Ucrania