Dos miembros del equipo de 'ICU Medical Technologies' del Parque Científico de la UMH.

Dos miembros del equipo de 'ICU Medical Technologies' del Parque Científico de la UMH.

Economía INNOVACIÓN

Una 'start-up' de Elche pide medio millón de euros para la producción de su sistema de estimulación cardiaca

'KronoSafe' es un marcapasos externo, que ayuda a que el corazón del paciente aumente sus pulsaciones cuando detecta una alteración cardíaca. 

29 noviembre, 2021 13:11
Alicante

Noticias relacionadas

Uno de los principales objetivos en los que trabaja la start-up ICU Medical Technologies del Parque Científico de la Universidad Miguel Hernández (PCUMH) de Elche es la comercialización de Kronosafe, su sistema de estimulación cardíaca. Para continuar con el avance en este objetivo, la compañía ha abierto una ronda de financiación de medio millón de euros, que le permitirá ampliar el equipo, extender las patentes a nivel internacional, solicitar la licencia de fabricación e iniciar la producción de las primeras mil unidades.

La empresa, que tiene previsto que la comercialización de su sistema se inicie en España y el sur de Europa, se plantea poner en marcha su expansión internacional mediante la extensión de la patente a países estratégicos. Entre sus planes a corto plazo se incluye solicitar la certificación que le permita iniciar las ventas en Estados Unidos.



La start-up ICU Medical Technologies nació en febrero de 2020, promovida por el médico intensivista Raimundo Vicente, con el apoyo de técnicos del PCUMH, a través del programa Makers. Su primer dispositivo consiste en un marcapasos que facilita la estimulación cardíaca temporal. Este aparato, llamado KronoSafe, ha sido diseñado para reducir no solo las complicaciones relacionadas con los problemas cardíacos, sino también la estancia de los pacientes en las Unidades de Cuidados Intensivos (UCI). Para ello, actúa como un marcapasos externo, lo que ayuda a que el corazón del paciente aumente sus pulsaciones cuando detecta una bradicardia.

Puesto que el sistema diseñado por ICU Medical Technologies ha conseguido ya una patente nacional, está previsto que su comercialización comience en España. Sin embargo, la empresa ha recibido, también, informes favorables para que su sistema de estimulación obtenga la patente en el extranjero. Según ha explicado el promotor de la empresa, Raimundo Vicente, "cuando cerremos la ronda de inversión esperamos poder empezar con la comercialización nacional a finales de 2022 o principios de 2023. Después, ampliaremos mercados hacia Italia y Francia e iniciaremos los trámites con la FDA -Agencia de Medicamentos y Alimentos de EE.UU.- para llegar al mercado estadounidense a principios de 2025". 



El producto desarrollado por ICU Medical Technologies ha sido probado en un primer estudio clínico con veinte pacientes. "Los resultados han sido muy favorables: los sistemas de marcapasos funcionaron correctamente en el 100% de los casos y sin complicaciones. Fuimos capaces de reducir la estancia en UCI un 85% del tiempo, liberando camas para otros pacientes", afirma Vicente. En la actualidad, la compañía trabaja para poder organizar un segundo estudio de mayor tamaño y a nivel nacional, en el que participarán centros de referencia como el Hospital Vall d’Hebron de Barcelona o el Hospital General Universitario de Alicante.

El médico y promotor de la empresa, Raimundo Vicente, es consciente de las dificultades que entraña emprender, pero también de las ventajas que supone contar con el asesoramiento clave, una colaboración que considera fundamental cuando se trata de innovar en el sector sanitario. "La labor del PCUMH ha sido esencial en cada una de las etapas, desde el diseño del producto hasta convertir el proyecto en una empresa viable. Incluso me han ayudado a evitar fallos que podrían haber comprometido la viabilidad del proyecto", señala Vicente.

La start-up ha sido reconocida por el desarrollo de KronoSafe, un sistema de estimulación cardíaca temporal que permite sujetar y fijar el marcapasos de forma externa con un electrodo que llega hasta el corazón del paciente, lo que proporciona tiempo hasta la recuperación o hasta el implante de un dispositivo definitivo. Este sistema fue impulsado por la Unidad de Estimulación Cardíaca del Hospital Universitario del Vinalopó de Elche, con el apoyo de técnicos del PCUMH, a través del programa Makers.