Antiguo edificio del Ayuntamiento de Alicante, en imagen de archivo.

Antiguo edificio del Ayuntamiento de Alicante, en imagen de archivo.

Alicante ciudad

Alicante proyecta una reforma integral de su Ayuntamiento del siglo XVIII por 4,5 millones

La Junta de Gobierno ha licitado la redacción del proyecto. Afectará también al edificio contiguo, más moderno, y se reordenarán las estancias. 

26 octubre, 2021 16:49
Alicante

Noticias relacionadas

La junta de Gobierno Local del Ayuntamiento de Alicante ha dado el visto bueno este martes a la contratación de la redacción del proyecto para la reforma del Palacio Consistorial que data de 1.780 y su edificio contiguo, impulsada por la concejalía de Urbanismo, con un presupuesto de 116.523€, y un plazo de seis meses. La inversión total para la reforma del edificio se calcula en unos 4,5 millones de euros, según ha detallado el edil de Urbanismo Adrián Santos. 

El anteproyecto plantea intervenir realizando obras en la planta baja del Palacio para resolver la accesibilidad al edificio. También está previsto poder llevar adelante una intervención global técnica para compaginarlo como Centro de Interpretación, así como rehabilitar el refugio antiaéreo, resolviendo también su accesibilidad.

A su vez se evaluará todo el estado de la envolvente de las dos edificaciones, y la rehabilitación de aquellas partes y elementos que se encuentren en un deficiente estado de conservación.

De igual modo, desde el área de Urbanismo han explicado que se pretende incorporar un acceso directo desde la plaza de la Santísima Faz hasta las plantas nobles, y resolver la accesibilidad desde Calle Mayor. Incluyendo intervenciones de interiorismo en las plantas donde su ubica el salón de plenos y los despachos de Alcaldía. En el proyecto también se tendrá en cuenta la necesidad de rehabilitar las fachadas del Palacio Consistorial.

El Ayuntamiento pretende así recuperar estos dos edificios emblemáticos que "cuentan con un valor muy importante y son un Bien de Interés Cultural". La idea es llevar a cabo en la planta principal una reorganización de sus espacios, mientras que en la planta primera se ejecutará un estudio de los espacios actuales e intervención a nivel de interiorismo. También se harán obras en la planta segunda, la zona noble, el salón de plenos, los despachos de Alcaldía, y en su Planta tercera de oficinas municipales.

En el conjunto de estas obras se ha propuesto a su vez un programa que pretende incorporar un diseño y colocación de panelería y vitrinas con materiales arqueológicos, y una proyección videomapping, con la recreación de la actividad en la primera calle moderna de Alicante, y de la recreación de los bombardeos francés (1691) e inglés (1706) sobre Alicante, que supuso la destrucción de gran parte de sus edificios, incluyendo el anterior consistorio.

Un edificio del siglo XVIII

El inmueble en el que se va a intervenir se encuentra ubicado en Plaza del Ayuntamiento, cuenta con una superficie construida de 4.922 metros cuadrados. El edificio del Palacio Consistorial es un Bien de Interés Cultural, recogido en la Sección Primera del Inventario General del Patrimonio Cultural Valenciano.

Concretamente, con respecto al edificio principal del Ayuntamiento, se trata de un inmueble de planta rectangular, cuya fachada principal se compone de un cuerpo central dividido en tres plantas flanqueado por dos torres en los extremos. Estas torres permiten la comunicación de las plazas a través de unos pasajes. La planta baja se ordena con cinco vanos siendo el central el acceso principal.

El último piso mantiene la misma disposición que el anterior en cuanto a vanos, con la diferencia de ser aquí los balcones individuales. El remate del palacio es una balaustrada, tras la que se puede ver la cúpula que cubre la escalera interior.

Por su parte, la empresa adjudicadora deberá cumplir con los criterios programáticos y funcionales definidos por el Ayuntamiento de Alicante, así como con la protección del inmueble, en los términos que figuran en el Pliego de Prescripciones Técnicas, ademas de tener en cuenta los criterios medioambientales.