Actualidad

El Gobierno indio anuncia mejoras tras el descarrilamiento de tres trenes

"Se han producido tres descarrilamientos. No ha habido pérdidas de vidas humanas", dijo el portavoz del Ministerio de Ferrocarriles de la India.

El descarrilamiento de tres trenes este miércoles en la India, que no dejaron víctimas mortales, llevó al Gobierno de Narendra Modi a anunciar nuevas medidas para garantizar la seguridad en la amplia red ferroviaria del país, donde se registraron más de 29.000 accidentes en 2015.

"Hoy se han producido tres descarrilamientos. No ha habido pérdidas de vidas humanas", dijo a Efe el portavoz del Ministerio de Ferrocarriles de la India, Anil Kumar Saxena, que agregó que uno de los descarrilamientos, el que tuvo lugar en Delhi, dejó un herido "con fracturas".

En concreto, a primera hora del día se produjo un descarrilamiento de un tren de pasajeros en el estado de Uttar Pradesh (norte), un siniestro al que siguió un incidente similar con otro convoy de pasajeros en Delhi, mientras que en Bombay (oeste) un tren de carga también descarriló.

Tras la inusual concatenación de sucesos, el ministro de Ferrocarriles indio, Shri Piyush Goyal, convocó una reunión para abordar la seguridad de la red ferroviaria india.

"Todos los pasos de nivel no tripulados deben ser eliminados rápidamente en toda la red en un año a partir de ahora", informó el Ministerio en un comunicado al término de la reunión.

Además, se decidió priorizar el recambio de las vías donde se registran más siniestros y se acordó la instalación de sistemas de luces LED antiniebla en los vehículos.

Según los últimos datos publicados por el Buró Nacional de Registro de Delitos, 26.066 personas murieron y 4.055 resultaron heridas en accidentes de trenes en la India durante 2015.

En ese periodo, se registraron un total de 29.419 accidentes, la mayoría de los cuales -un 72,5 %- se produjeron por la caída de personas o por la colisión con individuos que se encontraban "de tránsito" en las vías.

La red ferroviaria india, con 65.000 kilómetros de recorrido, es la cuarta más larga del mundo, detrás de las de Estados Unidos, Rusia y China, y cuenta con 1,3 millones de empleados y 12.500 trenes, que transportan a diario a unos 23 millones de pasajeros.