Imagen de archivo.

Imagen de archivo. Europa Press

Actualidad

Detenido en Alicante un hombre buscado en Portugal por atracos a bancos

Los investigadores verificaron que en España contaba con numerosos antecedentes policiales, como diversos robos con fuerza mediante el empleo de butrones.

E.E | Agencias

La Policía Nacional ha localizado y detenido en Alicante a un hombre de origen serbio de 45 años que estaba huido de la justicia portuguesa, cuyas autoridades habían emitido una orden de detención por varios robos en cajeros automáticos. El arrestado enfrenta a una pena de cinco años de prisión en el país vecino.

El Grupo de Delincuencia Violenta de la Brigada Provincial de Policía Judicial de Alicante fue quien practicó la detención el pasado 29 de agosto gracias a la colaboración de la División de Cooperación Internacional.

En el momento en que los agentes tuvieron conocimiento de que a esta persona le constaba en vigor una orden de detención y entrega con fines de extradición y que, además, podría estar residiendo en la ciudad de Alicante, establecieron un dispositivo orientado a su localización.

Los investigadores verificaron que en España contaba con numerosos antecedentes policiales, como diversos robos con fuerza mediante el empleo de butrones, estafa, falsificación, tenencia de armas o delito de robo uso de vehículo.

Los agentes localizaron al fugitivo el 29 de agosto en Alicante y le detuvieron al constarle una orden europea de detención y entrega con fines de extradición emitida por Portugal por delitos contra el patrimonio.

El hombre, junto con cinco supuestos coautores, supuestamente urdieron un plan para asaltar diversas instalaciones bancarias donde había cajeros para sustraer el dinero que había depositado en ellos.

Entre octubre y diciembre de 2011 y 2012 viajaron a Portugal y, una vez reconocieron los lugares de actuación, accedieron a ellos forzando las puertas de acceso para llegar a la parte trasera de los cajeros y forzarlos mediante cuñas de acero, mazas y una radial.

La banda supuestamente tapaba el rostro con pasamontañas y utilizaban vehículos de gran cilindrada, cambiando las placas y comunicándose entre ellos por "walkie-talkie". Utilizando este modus operandi realizaron 29 robos, para llevarse aproximadamente 400.000 euros.

El fugitivo fue puesto el día 30 de agosto a disposición del Juzgado Central de Instrucción seis en funciones de guardia de la Audiencia Nacional de Madrid, a fin de que se ejecutara la oportuna orden de extradición.