OCIO DIGITAL

Lo que sabemos y lo que no sobre el lanzamiento de exclusivos de Xbox One en PC

El anuncio de la salida de Quantum Break en compatibles ha generado dudas sobre su trascendencia en otros títulos de Microsoft.

  1. Xbox
  2. Microsoft
  3. Ordenadores
  4. Informática

La noticia del lanzamiento también en compatibles de Quantum Break, uno de los títulos estrellas en Xbox, era una de las más esperadas por parte de la comunidad de jugadores. Pero el anuncio ha tenido sus claroscuros, puesto que sólo se podrán adquirir desde la Windows Store de Windows 10.

Lo que sabemos:

Microsoft ha confirmado el lanzamiento del videojuego Quantum Break en PC, un juego que se esperaba en exclusiva para Xbox One. La decisión ha levantado polémicas entre los asiduos a la consola, que incluso han llegado a cancelar reservas, indignados por la pérdida de este privilegio. Quantum Break ha sido tan dualizado, que se lanzará simultáneamente en las dos plataformas, contradiciendo por completo la idea original de Microsoft.

La forma de adquirirlo, es novedosa y ya ha sido confirmada: Estos juegos solo se podrán obtener a través de la 'store' de Windows 10, que obliga a los usuarios a tener instalado el sistema operativo. Esta apuesta de negocio también ha sido duramente cuestionada, por no ofrecer libertad a los consumidores de poder elegir su plataforma preferida en PC y hacer imposible su adquisición en cualquier sistema operativo inminentemente anterior al actual.

No podrá comprarse a través de Steam, ni de cualquier otra plataforma de venta online. No podemos olvidar que Steam, actualmente la favorita de los jugadores de PC, facilita la integración de los usuarios a modo de red social, premiándoles por las compras y el tiempo de juego. Lo que a su vez también va subiendo el nivel de cada jugador dentro de la plataforma. Además, ofrece servidores propios y servicios para el modo multijugador, como enlaces directos a las partidas o herramientas de mensajería. Todos estos elementos y la capacidad de adquirir la mayoría de los juegos que nacen para PC, afianzan la asiduidad de los jugadores y la preferencia por este cómodo sistema. Quantum Break, por lo pronto, no aparecerá en esta tienda, ni en ninguna otra. Únicamente lo hará en la Windows Store de Windows 10.

Las reacciones no se han hecho esperar. Lo que aparentemente parece una gran noticia que permite que más jugadores puedan disfrutar de estos juegos, no ha gustado a muchos. Los usuarios de Xbox One ven absurda la compra de una consola en la que todos los juegos estarán disponibles en otros sistemas. Para Microsoft, el público de One y PC no es rival, y ambos soportes no compiten entre sí. Sin embargo tampoco ha gustado a los jugadores de ordenadores de sobremesa. El hecho de monopolizar el sistema de venta, y obligar a instalar el último sistema operativo, con su plena funcionalidad, puede ser un problema para muchos. Además Windows Store no aplica las ofertas y promociones que sí realizan otras plataformas de venta consagradas, y el número de usuarios que utilizan este sistema es ínfimo como para considerarlo una red práctica.

Lo que no sabemos:

¿Podría ser perjudicial esta nueva política? Expandir lo exclusivo y monopolizarlo al mismo tiempo podría dañar la imagen de la compañía y la relación con sus consumidores. La pérdida de la exclusividad podría generar muchos descontentos, y la obligación de pasar por Windows 10 como única vía de compra anunciada, podría ser un hándicap a la hora de adquirir el producto.

¿Llegarán nuevos títulos exclusivos a ambas plataformas?ReCore, Scalebound o Cuphead, también están barajando la posibilidad de llegar a los ordenadores, como han insinuado desde Microsoft, con la intención de expandir los dispositivos en los que poder jugar y alejarse, poco a poco, de los muros que generan las exclusividades dentro de una misma compañía. Esto sembraría un precedente en la exclusividad de Xbox One, que podría ser sustituida por una política aperturista. La mayoría de los títulos exclusivos serán lanzados a lo largo de este año y al comienzo del que viene, por lo que pronto habrá nuevas confirmaciones.

¿Es esta estrategia una forma de permitir la realidad virtual? Microsoft, a diferencia de Sony, no ha anunciado ningún dispositivo que haga posible jugar mediante realidad virtual en su Xbox One. Este sistema de juego está creciendo muy deprisa, y el mundo de los videojuegos se prepara para una irrupción prometedora. En Windows, en cambio, si se está viendo factible su uso aplicado a distintos juegos compatibles y ya se está desarrollando Hololens. Podría ser una forma de asegurar el salto, utilizando una plataforma de su propiedad.

¿Habrá represalias del resto de plataformas de PC? De momento, existen numerosas presiones y disconformidades con respecto a la decisión de Microsoft. No se sabe si serán suficientes, y si finalmente esto provocará un cambio en la estrategia, permitiendo abrir la puerta a otros sistemas o plataformas de venta online. Pero las preocupaciones no sólo llegan por parte de las plataformas, que podrían emprender medidas en contra. También lo hacen desde el lado de los usuarios, que de aplicar su propia penalización bajo la decisión de no utilizar la propuesta actual, incidiría en las cifras de ventas.