OCIO DIGITAL

Después de los Youtuber llegan los Speedrunner. ¡Corred, insensatos!

La competición por determinar quién es más rápido en superar un juego se ha convertido en todo un fenómeno que cada día alcanza más adeptos en el competitivo universo de los videojuegos.

  1. Youtube
  2. Consolas
  3. Informática
  4. Videojuegos FIFA
  5. The Legend of Zelda
  6. Youtubers

Lo usuarios de videojuegos son tremendamente competitivos en todas sus facetas. En ocasiones es una premisa prácticamente imprescindible para disfrutar de su afición plenamente. Todo ello se puede apreciar en los numerosos torneos que se realizan en todo el mundo con la intención de determinar quién es el mejor en un título, algo que trasciende incluso a equipos nacionales que se unen para cooperar en un videojuego concreto. Estos son los denominados e-Sports, entre los que se congregan videojuegos tan conocidos como League of Legends, FIFA o Counter Strike.

Otra alternativa, que es la que tiene lugar en la comodidad del hogar. Esta competición va más allá del juego online que incluyen a día de hoy la mayoría de títulos que se lanzan al mercado. Comenzó hace relativamente poco tiempo y se ha convertido en un fenómeno que comenzó con carácter amateur y que apunta a que generará competiciones oficiales en el futuro del mismo modo que ya lo hacen los mencionados e-Sports. Se trata del “Speedrun”, que consiste en completar un videojuego en el menor tiempo posible. Un fenómeno que ya cuenta con numerosísimos adeptos en todo el mundo, denominados speedrunners, que demuestran su talento a través de plataformas como YouTube o Twitch.

¿En qué consiste el denominado Speedrun?

Todo jugador ambicioso que se precie ha deseado en alguna ocasión superar un juego con la máxima celeridad posible. De hecho, en algunas ocasiones, son los propios programadores quienes siembran la semilla del reto. A través de modos contrarreloj, invitan al jugador a correr como una auténtica centella para conseguir parar el crono en un tiempo menor que cualquier otro usuario que esté jugando al mismo modo de juego. A través de tablas clasificatorias se crea una enorme rivalidad entre los jugadores por alzarse con el primer puesto. Sin embargo, el fenómeno Speedrun ya no se centra en títulos concretos si no que se proyecta sobre cualquier propuesta que sale al mercado.

Los jugadores más pícaros y aviesos han conseguido en los últimos años valerse de algunos de los errores de programación, denominados bugs o glitches, para superar el juego con mayor celeridad. Con ello se consigue que el personaje atraviese paredes, se desplace sobre raíles o incluso se plante frente al jefe final nada más comenzar la aventura. Por esto mismo es por lo que se consigue superar un título en cifras que muchos ni siquiera podrían llegar a soñar. Y es que hay que ser especialmente hábil para convertirse en un speedrunner profesional y plantar cara a los contrincantes más conocidos del fenómeno.

Se podría decir que los usuarios que se lanzan a esta aventura han acogido la idea competitiva de los desarrolladores mediante los modos contrarreloj, llevándolo hasta una nueva dimensión. A través de prácticas poco ortodoxas, de dudosa moralidad para algunos y valiéndose de una habilidad envidiable, se consigue parar el crono en escasos minutos, decidiendo los puestos del ranking por apenas centésimas entre un speedrunner y otro. Una hazaña no apta para cardiacos y que requiere de toda la concentración posible, tal y como puede verse en las retransmisiones que se realizan en las diversas plataformas destinadas al streaming de videojuegos.

Los casos más conocidos

Respecto al fenómeno Speedrun, cabe destacar que son muchas las fórmulas mediante las cuáles hacerse con un prestigioso puesto en la cima de esta modalidad. Hay muchos jugadores que compiten a la carrera por superar el juego hasta la última pantalla, mientras que otros lo hacen con todas las prestaciones que les brinda el título. Es decir, conseguir determinados objetos antes de enfrentarse al jefe final o superar todos los retos de los que dispone el mismo. Por ello son muchos los títulos que cuentan con este tipo de tablas clasificatorias con una enorme variedad entre ellas. Pero, por supuesto, hay videojuegos que han trascendido mucho más que otros.

Super Mario 64

El caso de Super Mario 64 es uno de los más sonados, sin ningún género de duda, entre los speedrunners. La batalla por superar en el menor tiempo posible el título del fontanero más famoso de las consolas lanzado en Nintendo 64 es una competición en la que participan los mejores de esta modalidad.

Aun así, hay dos jugadores que destacan por encima del resto en estos momentos. Uno de ellos es “akira06072525”, que ostenta el récord como jugador más veloz en superar Super Mario 64 de principio a fin en menos de 7 minutos. Concretamente, este habilidoso usuario consiguió parar el crono en un tiempo de 6m 54s. La única premisa que cabe destacar es que lo hace sin recoger ni una de las estrellas que están repartidas por el mapa del juego y que suponen uno de los grandes alicientes de esta aventura de Mario. Una muesca que no empaña su increíble hazaña:

El otro nombre propio que destaca en Super Mario 64 es el que figura en el primer puesto del portal speedrun.com y que responde al nombre de “puncayshun”. Este usuario japonés es uno de los más conocidos entre los speedrunners, un prestigio que demuestra con dos récords en este videojuego. Uno de ellos responde a superar el título con las 120 estrellas en total, con un crono de 1h 40m 44s.

Sin embargo, no parece conformarse con esta cifra, sino que el récord correspondiente a las 70 estrellas también está en su haber con un tiempo de 48m 20s, tal y como demuestra en su streaming.

The Legend of Zelda: Ocarina of Time

La saga The Legend of Zelda es una de las más jugadas de toda la historia de los videojuegos. No son pocos los jugadores que se han adentrado junto a Link en alguna de sus innumerables aventuras. Razón de más para que uno de sus títulos sea reconocido entre el fenómeno Speedrun; y, entre ellos, el que más destaca es The Legend of Zelda: Ocarina of Time.

Actualmente el récord le corresponde a un jugador japonés, cuyo apodo es “skater82297”, quien se ha superado a sí mismo en numerosas ocasiones para establecer la cifra final de 17m 45s. El truco utilizado por este jugador se basa en los textos japoneses del videojuego, que se suceden mucho más deprisa que en cualquier otro idioma.

Dark Souls

Por todos es conocido que Dark Souls es uno de los títulos más complejos en cuanto a dificultad del panorama actual de los videojuegos. El título de From Software ha acabado con la paciencia de muchos jugadores que se han adentrado en su reino de los horrores. Y algún que otro speedrunner también ha agotado la paciencia de sus colegas, al demostrar una habilidad sobrehumana para superarlo en tan solo unos minutos.

Este es el caso del jugador germano “Khamul”, que ostenta el récord con una cifra cuanto menos sorprendente: 45m 17s. Evidentemente, para ello utiliza numerosos glitches y resquicios del videojuego, aunque no por ello empaña su acción.

Pokémon Azul

Pokémon es otra de las franquicias más jugadas en todo el mundo y que goza de una eterna juventud. En el caso concreto de la primera generación existen numerosos bugs en la programación, por lo que resulta un auténtico caramelo para los speedrunners. Los encuentros con Mew o Missingno son de los más utilizados por los jugadores, aunque no los únicos.

Un grupo de usuarios se valió de un curiosos glitch en el sistema de guardado para plantarse en el Hall de la Fama poco después de comenzar el juego y así, superarlo en poco más de 21 minutos, tal y como demuestra el streaming.

Por el contrario, la cifra mínima que figura respecto a Pokémon Rojo/Azul de manera oficial es 1h 49m.

Fallout 3

Puede parecer sorprendente que un título tan amplio como Fallout 3 pueda someterse a la inercia de un speedrun. Pero si algo nos demuestra esta nueva manera de jugar es que ningún título está exento de ser superado en escasos minutos.

El caso más sonado es el de su tercera entrega, la cual el jugador francés “Rydou” ha conseguido superar en tan solo 14m 54s. Esto es posible gracias a que cada vez que se hace una carga rápida, la detección de colisiones no funciona durante unos 10 fotogramas de animación, permitiendo atravesar objetos y paredes en parte de ese tiempo.

Algunos casos curiosos

La gran variedad del Speedrun también permite que, más allá de las duras competiciones, surjan situaciones de lo más curiosas y controvertidas. Algunos speedrunners se proponen realizar prácticas casi imposibles y que suponen un auténtico reto para los jugadores, por encima del tiempo que puedan llegar a invertir en ello.

The Witness superado en tiempo récord con una pausa para la merienda

The Witness es uno de los videojuegos del momento. La propuesta de puzles que suponen un auténtico reto para el intelecto de sus jugadores es realmente atractiva. Desde que se lanzara al mercado, ha sido objeto de deseo de los speedrunners, aunque ha habido un caso que ha destacado sobre el resto.

Este es el caso de “FearfullFerret”, un joven que ha superado The Witness al 100% en poco más de 3 horas y 15 minutos, consiguiendo el récord mundial. Lo curioso de su hazaña es que pudo haber superado ampliamente esta marca, ya que hizo una pausa de media hora para comerse un bocadillo. ¡Ni siquiera el hambre detiene a un verdadero jugón!

The Legend of Zelda: Ocarina of Time completado con los ojos vendados

Por si no fuera suficiente con demostrar de lo que puede ser capaz un jugador con este título, hay gente que siempre piensa en superarse. Así lo debió pensar el joven de 17 años “runnerguy2489”. Este chico apagó la televisión, el monitor, y se tapó los ojos con la funda de una almohada para asegurarse de que no veía. Con la única ayuda del sentido auditivo, consiguió superar The Legend of Zelda: Ocarina of Time en unos meses.

Super Metroid, completado por dos jugadores con un solo mando

Si ya resulta complicado establecer un récord en un videojuego por sí mismo, hacerlo junto a otro compañero puede parecer un hecho imposible. Y si además hay que compartir el mando y coordinarse, se antoja imposible. Pero esto es lo que sucedió con Super Metroid como protagonista.

La prueba de ello queda inmortalizada en YouTube, donde se muestran los 52m 1s, que invirtieron dos jugadores en el evento Awesome Games Done Quick. Sin duda, uno de los sucesos más espectaculares del fenómeno Speedrun.

Si la competitividad es parte fundamental de los alicientes que ofrecen los videojuegos a todos aquellos que los disfrutamos, el Speedrun se ha convertido en la gran motivación que tienen, no sólo los que lo practican, si no los millones de espectadores que cosechan muchos de los streamings y videos que muestran las proezas conseguidas.