Humor

“Se me fue de las manos”: así es el Facebook de la farmacia más divertida de internet

En la jungla. Celebramos el Día Internacional del Farmacéutico con la responsable de las redes sociales de la Farmacia Arroyo, una botica ovetense genialmente estrambótica y entretenida.

Uno de los inenarrables post de la botica ovetense.

Uno de los inenarrables post de la botica ovetense. Facebook

  1. Humor
  2. Creatividad
  3. Farmacias
  4. Redes sociales
  5. Facebook

Puede que no lo tuvieses apuntado en tu calendario, pero resulta que tal día como hoy, y en consecuencia todos los 25 de septiembre, se celebra el Día Mundial del Farmacéutico. Un evento organizado por la Federación Internacional Farmacéutica, FIP, que este año lleva como lema "Farmacéuticos: Cuidando de ti". Cuánta verdad en un sólo eslogan.

Lo cierto es que no han sido los anuncios televisivos los que nos han animado a "consultar al farmacéutico" en caso de duda, casi de cualquiera. De toda la vida, los boticarios han sido los auténticos salvadores de tus dolores de cabeza, picazones, quemaduras y malestares generales que dan con buen atino con el remedio que necesitas. 

Me puse a mirar lo que ponían otros negocios similares pero vi que era todo igual... Así que empecé de coña para hacerlo más ameno y ya ves, se me fue de las manos

Pero en una era en la que rehuimos hacer recados in situ y tiramos de internet para comprar, preferimos escribir cuatro precarios mensajes online a hacer una llamada o llevar a examen 'googleliano' nuestras dolencias a acudir al médico (¡error!), el universo de las farmacias tradicionales tal y como lo conocíamos hasta ahora no tiene lugar. A no ser que sepas adaptarte a los nuevos tiempos. A no ser que seas la Farmacia Arroyo de Oviedo. 

La farmacia es todo un clásico de la ciudad. Lleva abierta abierta desde los años sesenta, pero cambia de nombre 1987 cuando la adquiere la familia Arroyo. “En 2012 llegué yo y me encontré con esta crisis desastrosa reventándome la cabeza a ver que podía hacer, cambiar o inventar para superar el momento. No quedaba otra; había que reinventarse en todos los sentidos e intentar captar la atención de la gente adaptándonos a las nuevas tecnologías y a lo que surja”, explica Ángeles Arroyo a EL ESPAÑOL.

Una farmacia a la que acuden a diario tanto los vecinos del barrio de toda la vida como cualquier viandante de paso que necesita con urgencia un tratamiento para alguna dolencia. ‘¿Una farmacia cómo cualquier otra?’, pensarán. No del todo. Si algo diferencia a Arroyo del resto de boticas de Oviedo -por no decir del panorama nacional- es su inenarrable y creativo Facebook en el que comparten de la forma más original e inesperada algunos trucos de botica para solventar problemas comunes como la acidez estomacal, las rozaduras de los zapatos o problemas capilares como la caspa o la calvicie.

Con la idea de dar algo de publicidad y visibilidad a la web de venta online de la farmacia, Ángeles empezó a indagar las posibilidades que ofrecía internet: “Todo el mundo me decía que tenía que ‘dar caña’ a las redes sociales para dar a conocer la página. Me puse a mirar lo que ponían otros negocios similares pero vi que era todo igual... Así que empecé de coña para hacerlo más ameno y ya ves, se me fue de las manos”.

Ilustradas soluciones de botica

“Algunas ideas me las sugieren entre caña y caña, pero por si acaso tengo una libretilla en el bolsillo de la bata y voy apuntando las consultas cotidianas que más gracia me hacen. Otras veces surgen a partir de las propias fotos, muchas del Facebook de algunos amigos, eso sí, con permiso de los protagonistas”, asegura entre risas Ángeles, quien también reconoce que los post de las redes atienden a los problemas comunes según la estación, o lo que es lo mismo, “en verano protectores solares, remedios para los mosquitos, etc., y en invierno tocarán los antigripales”.

Gracias al trabajo en redes sociales la farmacia ha notado un ligero aumento en las ventas a través de la página web ya que la clientela más habitual (“la mayoría pensionistas”, puntualiza Ángeles) no utiliza Facebook y no sabe de la existencia de esta página... “¡Gracias a Dios!, porque si lo supieran creo que algunos estarían espantados”.

Gerardo: de cliente fijo a musa de la Farmacia Arroyo

Ha sido imagen de problemas de calvicie, ardores estomacales, somnolencia incontrolada e incluso “icono” de una campaña para promover la donación de sangre. Quien haya visitado el Facebook de la farmacia Arroyo conocerá sí o sí a Gerardo, el extrovertido novio de la farmacéutica que se divierte de lo lindo sirviendo de modelo para ilustrar los problemas de salud mundanos.

“He de decir que fue él el que se ofreció voluntario primero y yo le tomé la palabra...”, aclara Ángeles, quien nos da una primicia: “En próximos post volveréis a ver a ver a Gerardo, y puede que a su hermano gemelo...”

No queremos despedirnos de Ángeles sin pedirle un consejo de botica para solventar uno de los problemas más compartidos en los últimos días, tanto, que incluso nosotros nos vemos afectados por el mismo: los ‘tontos’ catarros otoñales. “Cualquier antigripal (todos llevan lo mismo) cada 8 horas y un buen concierto (pongamos como ejemplo de Juana Chicharro o de Los Chicos). Esto despeja a cualquiera”.