EL DINERO DEL BANQUETE

La boda de la hija de Jaume Matas con 300 invitados y su loca despedida de soltera en Canarias

Marta Matas se casa este fin de semana con su novio Jero Méndez en una discreta celebración.

Marta Matas con sus amigas de despedida

Marta Matas con sus amigas de despedida

  1. Jaume Matas
  2. Mallorca
  3. Bodas

Marta Matas (27 años), la hija pequeña de Jaume Matas (61) y Maite Areal, se casa este fin de semana en Palma de Mallorca. Concretamente, el enlace matrimonial se celebrará este sábado 17 de septiembre en la Finca Biniorella en Camp de Mar (Mallorca).

La novia fue la encargada de dar la noticia hace unos meses en sus redes sociales. Con una sencilla imagen en la que aparece ella sola en una habitación, con gesto de sorpresa y mostrando en uno de sus dedos su anillo de compromiso, Marta, anunció que le había dicho 'sí, quiero' a su novio de toda la vida, Jero Méndez.

Marta Matas luciendo su anillo de compromiso

Marta Matas luciendo su anillo de compromiso

Sus amigas, como no podía ser de otra forma, enseguida pusieron la maquinaria a funcionar para preparar la mítica despedida de soltera que tuvo lugar en Las Palmas de Gran Canaria durante el mes de abril. Allí, la hija del ex presidente balear, junto a otras diez personas más, disfrutó de sol, playa, un viaje en barco y una fiesta ibicenca como se aprecia en la fotografía que EL ESPAÑOL ofrece en exclusiva. En ella vemos a Marta y a sus invitadas con un total look formado por vestidos vaporosos blancos y corona de flores. Todo muy fino y cuidado. En otra de las imágenes de la despedida aparecen ya todas a bordo con ropa de sport y más alocadas.

Fiesta ibicenca durante la despedida de soltera

Fiesta ibicenca durante la despedida de soltera

La hija del ex presidente balear a bordo de un barco con sus amigas

La hija del ex presidente balear a bordo de un barco con sus amigas

Las amigas de Marta Matas y otros 300 invitados más acompañarán a los novios en su camino hacia el altar, que será en una iglesia costera. En principio no hay constancia de que acuda ningún miembro destacado en activo del Partido Popular de Balears. La fiesta continuará en una casa renovada de estilo mediterráneo, cercana al mar, de estilo provenzal. La finca cuenta con enormes jardines y una carpa donde se servirá la comida. Solo reservar el espacio cuesta 3.500 euros (los viernes son 2.500 euros). Se estima que la boda tendrá un coste de 60.000 euros. Se ignora como se financiará, ya que el ex presidente Matas se declaró insolvente a un día de subastarse su palacete en 2012. Hasta ahora los novios han llevado todo con total discreción.

La pequeña de los Mata – tiene otros dos hermanos mayores- ha crecido en Mallorca junto a sus padres, pero durante sus estudios universitarios se trasladó a la capital española. Se licenció en Farmacia en la Universidad San Pablo Ceu en su campus de Montepríncipe (Alcorcón). Respecto al futuro marido poco son los datos que se conocen más allá de que trabaja como consultor empresarial en Madrid.

Marta y su novio Jero Méndez

Marta y su novio Jero Méndez

CONFESIÓN A CAMBIO DE NO IR A LA CÁRCEL

Mientras su hija ha estado ultimando todos los preparativos para su inminente boda el ex presidente balear, Jaume Matas, ha diseñado su estrategia para no pisar la cárcel por el caso Palma Arena. El ex político acaba de ofrecer a la Fiscalía Anticorrupción confesar todos su delitos a cambio de no entrar en prisión. Antonio Salinas, el fiscal que lleva este tema, podría haber dado el visto bueno a la propuesta de Matas, quien estaría dispuesto a admitir que se llevó a cabo todo un plan para amañar una de las obras públicas de mayor calado en las islas baleares a favor de la constructora OHL.

Jaume Matas en el banquillo de los acusados

Jaume Matas en el banquillo de los acusados

En 2012 la Audiencia Provincial de Palma le condenó por la primera causa (de las doce que tiene abiertas) a 6 años y dos meses de prisión. Según la sentencia, Matas fue condenado por beneficiar con dinero público al periodista que le escribía los discursos, Antonio de Padua Alemany Dezcallar. A pesar de interponer un recurso de casación y de que el fiscal considerara que no había riesgo de fuga, el ex político ingresó en la prisión de Segovia. Tres meses después se le concedió el tercer grado.

El exministro de Medio Ambiente sigue a la espera de que salga la sentencia por el caso Nóos por el que hay una petición de prisión de cinco años.