Brais Cedeira

En junio del pasado 2016, un hombre cuya identidad debemos preservar, y a quien acababan de diagnosticarle el VIH, llamó a la clínica del médico Rafael Torres, ubicada en el centro de Valencia. Le telefoneó pidiéndole consejo, pues necesitaba preguntar por alguno de los remedios que él oferta en su centro. Pseudoterapias como la ozonoterapia o la hidroterapia de colon, ambas sin validez científica alguna salieron a la palestra en aquella conversación. Durante la conversación telefónica, en poder de EL ESPAÑOL, el médico insta al enfermo a que acuda a su centro, que ambas son “terapias válidas”, que pueden funcionar. En concreto, sugiere insuflar ozono en el intestino. A un paciente de VIH. 

-Hola, ¿Rafael?   

-Sí, soy yo.

-Hola, había estado mirando por internet. Como le comenté a su secretaria, hace poco fui diagnosticado como VIH positivo.

-Tú haces una vida muy normal, ¿no?   

-Sí, sí, hago vida normal.-Y no tienes ninguna sintomatología.

-Ninguna. 

-Es mucho mejor cuando esto se sabe estando en un buen estado inmunológico porque se pueden hacer muchas cosas. Cuando vienes aquí, yo te estudio y veo cuál es tu situación actual. Y con arreglo a las cosas que vemos, vemos qué podemos hacer. El sistema inmune está en el intestino en un 80 por ciento. Lógicamente, se trata de esto. Por supuesto, cuidamos mucho, protegemos muy bien el hígado para que no haya ningún efecto secundario.

-Había leído también acerca de la ozonoterapia…

-La ozonoterapia se puede hacer, pero depende para qué la queramos hacer. Se puede encontrar que se tengan cándidas (la candidiasis intestinal es una infección fúngica que se puede hallar en la flora intestinal de personas con deficiencia inmunolígica, como los pacientes de SIDA o cáncer. Las cándidas son un grupo de levaduras que tiene mucha presencia en la piel y en otras partes del cuerpo, o en el intestino, pero su presencia está limitada por el sistema inmune y otras bacterias. Su presencia es normal y no tiene por qué ser sinónimo de enfermedad). Ahí sí que daría ozono porque va fenomenal para eso. ¿Tú has visto mi página web?

-Sí, sí, le he echado un ojo. 

-Bueno, pues primero haríamos un estudio linfocitario para ver si está muy afectado o no. Hago una electroacupuntura de Voll, una técnica alemana que por medio de la acupuntura… Lo básico es hacerte esa primera historia y veo cual es tu situación. A partir de ahí puedo hacerte varias cosas a nivel de plantas, de hongos…

-Estoy un poco preocupado porque busco información por internet. No sé exactamente, he visto que este tipo de tratamientos, como la ozonoterapia o las terapias cuánticas

-Hay muchas cosas. Yo hago varias, lo que pasa que me adapto a cada persona. Todas esas terapias, bien hechas, ayudan bastante a subir el sistema inmune. El método de medicina actual ha avanzado mucho. (…) Sin ser pedante, creo que ahí soy un punto de referencia. 

Rafael Torres no es un médico cualquiera. Es Consejero del Colegio de Médicos de Valencia. También presidente de la Asociación Española de Médicos Naturistas. Además, lleva años promoviendo terapias sin base científica alguna como la hidroterapia de colon. Hidroterapia de colon puede sonar a algo cuya terminología resulta de lo más profesional. Sin embargo, significa, simple y llanamente, asegurar que se cura introduciendo agua por el recto. Y lo recomienda para diferentes enfermedades o dolencias.

La lucha en Valencia contra la homeopatía

Un paciente durante una sesión de hidrocolonterapia, una pseudoterapia cuya base científica no existe.

Un paciente durante una sesión de hidrocolonterapia, una pseudoterapia cuya base científica no existe. APETP

La Generalitat Valenciana se puso la semana pasada, en pie de guerra contra las pseudociencias. Carmen Montón, consellera de Sanidad de la comunidad, se reunió con profesionales de los distintos colegios de médicos, con la Federación de Municipios y Provincias, con la Asociación para Proteger al Enfermo de Terapias Pseudocientíficas (APETP) y los colegios de médicos de Alicante y Castellón. El objetivo, exhibir y definir sus intenciones: recordar que la homeopatía está excluida de los servicios del Sistema Nacional de Salud. Hubo, según testigos presenciales que formaron parte de esa reunión, un sonado ausente en la cita: no estuvo allí ningún representante del Colegio de Médicos de Valencia.

Anunció, además, distintas medidas en contra de prácticas pseudocientíficas. Una de ellas es la prohibición de promover o publicitar en centros sanitarios públicos prácticas como la medicina naturista, la naturopatía, la acupuntura, la aromaterapia, el yoga o el reiki. Todas ellas carecen de base científica.

Montón no se queda ahí. Ha enviado, además, una carta al Ministerio de Sanidad, cartera dirigida por Dolors Montserrat, en la que exige que se le retire a la homeopatía el reconocimiento como medicamentoLa revolución valenciana alcanzará también a la que será la nueva televisión de la comunidad. Àpunt no podrá, de la misma manera, defender ni apoyar estas y otras terapias sin base científica alguna.

 A los tres días de esta reunión, el pasado jueves, Carmen Montón lo confirmó en conversación directa con EL ESPAÑOL. “Queremos garantizar que todo lo que sucede en el ámbito de la sanidad pública está avalado por la ciencia. La ciudadanía no tiene por qué ser experta en farmacia. Tiene que tener la tranquilidad de que todo lo que se le va a recomendar tiene una evidencia científica detrás. La ciudadanía tiene derecho a una información objetiva sobre la eficacia y la seguridad de los tratamientos que utiliza”. Sin embargo, en Valencia, el gremio de la medicina parece tener, en parte, el problema inserto en el seno de las instituciones sanitarias. En otras palabras: el enemigo está dentro de casa. Y no parece que tenga ninguna intención de marcharse.

Junta directiva del Colegio de Médicos de Valencia. Rafael Torres, de traje gris, es el segundo por la derecha.

Junta directiva del Colegio de Médicos de Valencia. Rafael Torres, de traje gris, es el segundo por la derecha. Colegio de Médicos de Valencia

Desde la Asociación para Proteger al Enfermo de Terapias Pseudocientíficas (APETP) aseguran que, dentro de la organización colegiada, hay más de cincuenta colegiados ofreciendo esas prácticas alternativas: biomagnetismo, terapia cuántica, homeopatía, hidroterapia de colon, terapia ortomolecular… Eso sí, no todas están al mismo nivel. Esta denuncia la hicieron patente el año pasado al enviar una carta al propio Colegio de Médicos de Valencia acompañada de un listado con 56 nombres acompañados de sus respectivas páginas web en las que queda patente la defensa que cada uno de ellos hace sobre tal o cual pseudoterapia.

Algunos ejemplos son de lo más llamativo. Está, por un lado, el doctor Fernando Iturralde, quien argumenta que es capaz de tratar la Hepatitis C, el lupus o la bronquitis con imanes. O el doctor Antonio Marco Chover, quien está convencido de poder "tratar el autismo con terapia ortomolecular". O Daniel Gabriel , “que promete estimular la fertilidad y tratar el asma con acupuntura o frenar el avance de la esclerosis múltiple con auriculoterapia”.  Dice también usar la auriculoterapia para tratar la esclerosis múltiple, el ELA o el Alzhéimer. Un sinfín de posibilidades pseudocientíficas sin demostrar. 

Dentro de este mundillo de homeopatía, pseudoterapias y naturópatas al margen de la medicina, uno de los más conocidos es Rafael Torres. “Hay profesionales que hacen prácticas que no están respaldadas por la evidencia científica, incluso, algunas se podrían calificar de mala praxis”. Lo dice Juan José Rodríguez Sendín, presidente de la Organización Médica Colegial. El problema en la sanidad valenciana con las pseudoterapias y la homeopatía no es que llamen a la puerta y pidan paso. Es que llevan años instaladas dentro del propio sistema. 

Quién es Rafael Torres

Así se presenta Torres, cara a cara consigo mismo, en su página web.

Así se presenta Torres, cara a cara consigo mismo, en su página web. Página web de Rafael Torres.

La clínica del doctor se encuentra en el centro de Valencia. Se trata del centro Taos, que lleva 32 años ofreciendo toda clase de remedios relacionados con las pseudoterapias. Promulgan abiertamente remedios denunciados recientemente por la Organización Médica Colegial como la acupuntura, la homeopatía o la ozonoterapia. No se esconden. “En nuestra consulta consideramos al ser humano en todas sus dimensiones: física, psíquica y espiritual, y pensamos que no hay enfermedades sino enfermos. Desde la Medicina Naturista, la Acupuntura y la Homeopatía, como una Medicina Integrativa, se puede contribuir eficazmente a que se mantenga o se recupere la salud a la vez que desarrollar una medicina preventiva”.

Una vez comprobada la llamada del paciente de VIH a quien el naturópata recomienda sus métodos, intentamos comprobarlo por nosotros mismos. La hidrocolonterapia parece valer, según el equipo del propio Torres trata de argumentar, para más cosas. Aunque, básicamente, va de lo que va: Torres asegura que 'cura' metiendo agua por el culo con una manguera.

-Hola, ¿es la consulta de Rafael Torres? Te cuento un poco mi caso. Llevo unos meses con dolor abdominal. El médico me ha recomendado que modere el consumo de carne porque tengo problemas estomacales. Él me ha dicho que puede que me esté intoxicando. He estado buscando y se ve que vosotros ofrecéis algún servicio para esto.

-Ofrecemos medicina naturista y tenemos técnicas personalizadas. Lo único que no tengo disponibilidad para verte en una primera visita. No te podemos ver ya hasta septiembre porque has llamado justo en un momento malo. Atendemos lunes y ya cerramos la consulta hasta septiembre.

- Es que ahí igual ustedes me podían ayudar con el tema de la hidro…

-Sí, la hidrocolonterapia. Sí, él igual no lo realiza aquí, lo hace en otra clínica y lo hace él pero ahora cerramos de vacaciones.

-Una cosa, para que me haga una idea. ¿Cuánto puede valerme? ¿Qué riesgo tiene?

-Te recomendaría que vinieras primero aquí. Donde él tiene la consulta. Las primeras valen 80 euros. A partir de ahí, baja a la mitad, 40. ‘Hidrocolon’ son 80 cada sesión. Pero eso no se hace aquí, te valora él si es necesario y cuántas veces es necesario hacerlo. Igual dos o tres sesiones es lo normal.

-¿Y cuánto duran?

-Unos 45 minutos cada sesión de ‘hidrocolon’. Él lleva la clínica y el único doctor que atiende aquí. Te daríamos una primera cita, él te valora y ya veríamos a partir de ahí.

Según la página web de Torres, la hidrocolonterapia que él publicita se justifica porque “ya hace más de 3500 años los terapeutas egipcios describieron con todo detalle en sus papiros la terapia del colon en forma de enemas”.

Un ejemplo del equipo utilizado por Rafael Torres para llevar a cabo la hidroterapia de colon. Con esa manguera, introducida por el ano, se movilizan 70 litros de agua en el interior del paciente.

Un ejemplo del equipo utilizado por Rafael Torres para llevar a cabo la hidroterapia de colon. Con esa manguera, introducida por el ano, se movilizan 70 litros de agua en el interior del paciente.

Torres y sus adláteres aseguran que sirve para paliar: “Diarreas (asociadas a antibióticos, rotavirus y clostridium difficile) síndrome de intestino irritable, enfermedad inflamatoria intestinal, estreñimiento, infección vaginal, prevención de enfermedades atópicas y eccemas, obesidad”. Fernando Cervera es biólogo y miembro de la Junta Directiva de la Asociación para Proteger al Enfermo de Terapias Pseudocientíficas. Con ellos se reunió la consellera de sanidad valenciana la semana pasada para comentar la erradicación de la homeopatía y las pseudociencias en la región. Él explica en qué consiste esta técnica. “Se inserta una manguera a través del ano mientras una aspiradora recoge el agua sucia procedente del recto. Ten en cuenta que en cada sesión se suelen movilizar dentro del recto del paciente en torno a unos 70 litros de agua. Es importante decir que no hay ningún ensayo clínico que respalde algún uso terapéutico de esta práctica”.

También la Organización Médica Colegial se ha pronunciado ante EL ESPAÑOL al mencionar la pseudoterapia. Tanto ésta como Rafael Torres están incluidos en el listado de páginas webs que promueven terapias sin base científica que remitirán a Fiscalía y al Ministerio de Sanidad al comienzo del curso próximo.

Alertan, además, del riesgo de esta pseudoterapia promovida por Torres, cuya voz es de las más importantes en el Colegio de Médicos de Valencia: “La hidroterapia del colon puede ser muy peligrosa, especialmente si se tienen antecedentes de enfermedad gastrointestinal (diverticulitis, enfermedad de Crohn o colitis ulcerosa) o antecedentes de cirugía de colon, hemorroides severas, enfermedad renal o enfermedad cardíaca. No es inocua y también se acompaña de efectos secundarios como vómitos, diarrea, mareos, deshidratación, anomalías electrolíticas, insuficiencia renal aguda, pancreatitis, perforación intestinal, insuficiencia cardiaca e infección. No existen estudios que demuestren ningún efecto beneficioso para el organismo. La comunidad científica y los especialistas de gastroenterología no lo admiten como método terapéutico”, advierten desde el alto organismo.

Torres, organizador del Máster de Homeopatía de Valencia

Carmen Montón, consellera de Sanidad de la Comunidad Valenciana, en el Congreso de los Diputados.

Carmen Montón, consellera de Sanidad de la Comunidad Valenciana, en el Congreso de los Diputados. Efe

Torres atesora en su poder distintos títulos médicos, buena parte de ellos relacionados con la homeopatía que ahora va a ser prohibida en Valencia por carecer de base científica. Es doctor por la Universidad de Valencia en 2001. Se licenció en Medicina y Cirugía en la Universidad de Valencia en el 1.982. En 2005, el Colegio Oficial de Médicos de Valencia le acreditó en Medicina Naturista, Acupuntura, Homeopatía y Medicina Estética.

Hasta el año pasado, Torres, uno de los ejemplos de los homeópatas incrustados en la sanidad valenciana, era director del Máster de Postgrado en Medicina Naturista, Acupuntura y Homeopatía de la Universidad de Valencia. El Colegio de Médicos de Valencia llevaba una década organizándolo. La matrícula costaba 3.000 euros a cada alumno; unos 20 lo elegían cada año. Pero en este nuevo curso, el máster se anuló en el que iba a ser su décimo aniversario.

Rafael Torres y otros defensores de las pseudoterapias se encuentran en la hora más baja, y uno de los puntos clave tiene que ver con los congresos que organizan desde la Asociación Española de Medicina Naturista, que él mismo preside.

Este mismo año, los días dos y tres de junio, el Colegio de Médicos de Valencia celebró en su sede el ciclo de conferencias “La Medicina Integrativa en las enfermedades crónicas”. En la parte superior del folleto figuran, en la presidencia de honor del evento, la ministra de Sanidad, Dolors Montserrat, y la consellera de sanidad de Valencia, Carmen Montón. Están ahí sin su consentimiento. Fue, digamos, la gota que colmó el vaso. Desde el equipo de Montón se envió una carta interna a los organizadores del evento para que, en sucesivas ocasiones, no vuelva a aparecer el nombre de la consellera sin su consentimiento en eventos relacionados con la difusión de la homeopatía. La ministra de Sanidad no se ha pronunciado todavía al respecto.

En este ciclo de conferencias de terapias alternativas, Rafael Torres figura como firmante y promotor. La ministra de Sanidad y la consellera de Sanidad de la Comunidad Valenciana aparecieron, sin saberlo, en la presidencia de honor. Monton emitió una carta a modo de queja para que el hecho no volviera a producirse.

En este ciclo de conferencias de terapias alternativas, Rafael Torres figura como firmante y promotor. La ministra de Sanidad y la consellera de Sanidad de la Comunidad Valenciana aparecieron, sin saberlo, en la presidencia de honor. Monton emitió una carta a modo de queja para que el hecho no volviera a producirse.

¿Qué dice la ley sobre la Homeopatía?

Ahora Valencia se pone en marcha, con la ley en la mano, contra quienes promueven la homeopatía y sus derivados. “Con el Código Penal en la mano, el 282, de publicidad falsa”, explica Fernando Frías, abogado especializado en temas de biología, salud y pseudoterapias. La ley en la mano porque, en concreto, hay otro artículo que respalda esta lucha. Es el 361, que dice lo siguiente:

El que fabrique, importe, exporte, suministre, intermedie, comercialice, ofrezca o ponga en el mercado, o almacene con estas finalidades, medicamentos, incluidos los de uso humano y veterinario, así como los medicamentos en investigación, que carezcan de la necesaria autorización exigida por la ley, o productos sanitarios que no dispongan de los documentos de conformidad exigidos por las disposiciones de carácter general, o que estuvieran deteriorados, caducados o incumplieran las exigencias técnicas relativas a su composición, estabilidad y eficacia, y con ello se genere un riesgo para la vida o la salud de las personas, será castigado con una pena de prisión de seis meses a tres años, multa de seis a doce meses e inhabilitación especial para profesión u oficio de seis meses a tres años”.

No queda ahí la cosa. El Real Decreto 1907/1996 del 2 de agosto, sobre publicidad y promoción comercial de productos, actividades o servicios con pretendida finalidad sanitaria, asegura en su página 24324, en el artículo 4. 16, que “está prohibida cualquier clase de publicidad o promoción directa o indirecta, masiva o individualizada, de productos, materiales, sustancias, energías o métodos con pretendida finalidad sanitaria, cuando atribuyan efectos preventivos o terapéuticos específicos a sustancias que no están respaldados por suficientes pruebas técnicas o científicas acreditadas”. Lo dicho. Valencia tiene armas y razones contra la homeopatía y pseudoterapias como las que promueven Rafael Torres y otros. Sobre todo, por si les da por fijarse y advertir que hace años que se les acomodaron en el sofá, poniendo, metafóricamente hablando, los pies encima de la mesa.

Ilustración del intestino grueso.

Ilustración del intestino grueso.